Comienza la búsqueda submarina del avión de Malaysia Airlines

Malaysia_Airlines_busqueda_submarinaBuques y equipos de rescate iniciaron el rastreo de la aeronave y las cajas negras en las profundidades del Océano Índico. Deben hallar los dispositivos lo antes posible, ya que la batería se acabaría el lunes próximo. El operativo acuático abarca una franja remota del océano Índico cercana a Perth, la capital del estado de Australia Occidental.

 

La flota internacional que intenta localizar el avión perdido de Malaysia Airlines, emprendió el viernes la búsqueda submarina de la aeronave. La idea es localizar por lo menos las cajas negras, antes de que dejen de emitir señales para su ubicación, ya que las baterías se agotan luego de 30 días. Cabe recordar que el Boeing 777 con 239 personas a bordo desapareció el 8 de marzo, y el plazo para encontrar los dispositivos se está acabando.

Los expertos han elegido para este viernes un área de búsqueda acuática que forma un corredor de 240 kilómetros al noroeste de Perth, la capital del estado de Australia Occidental. Esta es “la zona de mayor probabilidad en la que el avión pudo haber entrado en el agua”, indicó el coordinador de la misión multinacional, el australiano Angus Houston, en una rueda de prensa en esa ciudad.

Con respecto  la zona del operativo submarino, Houston señaló que la región seleccionada se determinó “a partir de la información obtenida recientemente y estos son los mejores datos disponibles”.

Las grabadoras de datos del avión perdido emiten señales que puede ser detectadas por los equipos especiales a bordo de los barcos. Sin embargo, las baterías de las cajas negras tienen una vida útil de 30 días después de la pérdida de la aeronave, tiempo que se cumple el próximo lunes. Asimismo, algunos expertos dicen que en determinados casos puede durar hasta 15 días más.

Los aviones comerciales actuales van equipados con dos cajas negras (en realidad color rojo anaranjado): una que registra los datos del vuelo, como velocidad, altitud, dirección, etc.; y otra que preserva los últimos 30 minutos de conversación en la cabina o las dos últimas horas si el sistema es digital.

Gracias a que el localizador de estos dispositivos puede rastrear a una profundidad de 6.100 metros, es posible hallarlos aun cuando estén en la parte más honda (5.800 metros), aunque sólo tiene un radio de acción de 1,6 kilómetros y el aparato debe desplazarse lentamente por el agua, a una velocidad de entre uno y 5 nudos por hora (poco más de 9 km/h).

Además de la búsqueda submarina, se mantiene la búsqueda visual de la aeronave o sus restos, con un total de catorce aviones, diez militares y cuatro civiles, y nueve buques que participaron en las operaciones de hoy, en una zona de 217.000 kilómetros cuadrados, situada a unos 1.700 kilómetros al noroeste de Perth.

Compartir
Darío Rizzi
Cordobés, 30 años, Licenciado en Comunicación Social. Jefe de Redacción de la Edición General en Córdoba Times. Community Manager // Twitter: @dariorizziok // email: dario@cordobatimes.com