El zoo que mató a la jirafa Marius, ahora sacrificó a cuatro leones

145
Dos cachorros de león en el zoo de Copenhague. EFE
Dos cachorros de león en el zoo de Copenhague. EFE
Dos cachorros de león en el zoo de Copenhague. EFE

Desde el parque zoológico aseguran no tener miedo a las “graves y feroces” críticas que puedan surgir.

 

El pasado mes de febrero el Zoo de Copenhague causó indignación a nivel internacional por matar y diseccionar, ante la atenta mirada de niños y adultos, a una joven jirafa sana de 18 meses llamada Marius con la que después alimentó a los leones del zoológico. Ahora son algunos de esos leones, un macho de 16 años, una hembra y sus dos cachorros, los que fueron abatidos.

Los responsables del parque zoológico aseguran que no les quedó más opción que ponerles una inyección y acabar con su vida, para tener espacio para otros leones que, en breve, llegarán a los jardines de Frederiksberg. En la página web del parque zoológico se puede leer que “se ha hecho todo lo posible para buscarles otra ubicación pero no encontramos ningún otro parque dispuesto a acogerlos.”

Desde el parque zoológico no tienen miedo a las posibles críticas. Uno de sus responsables, Steffen Estrecho Ritzau expresó: “Muchas personas están mal informadas sobre lo que pasó con la jirafa Marius. Lo que hicimos fue lo correcto. Ahora también y estamos preparados para lo que nos digan. Nosotros decimos abierta y honestamente lo que hacemos y respetamos todas las opiniones”.

La muerte de los leones no fue, en esta ocasión ante la mirada del público, y sus cadáveres no serán tampoco alimento para otros animales.

Fuente: ElPaís