Tarde pero segura: Cristina llegó retrasada a la reunión con Francisco por una lesión

CRISTINA. La Presidenta junto a Francisco en marzo de 2013 (AP/L´Osservatore Romano, Archivo).

La mandataria se encuentra en un almuerzo con el Pontífice donde le entregará su pasaporte argentino. Llegó un poco tarde porque sufrió un esguince en el pie izquierdo, por lo cual fue a la cita con una bota ortopédica.

La presidenta Cristina Fernández mantiene una reunión privada con el Papa, en la residencia de Santa Marta, en Roma, desde poco antes de las 9.30 (hora argentina). La presidenta llegó retrasada porque sufrió un esguince en su pie izquierdo anoche en el hotel y debieron colocarle una bota ortopédica. Este es el tercer encuentro entre los dos jefes de estado.

Si recordamos, el primer encuentro tuvo lugar el 18 de marzo del año pasado en el Vaticano, no bien asumió Jorge Bergoglio el papado. Cuatro meses más tarde, el 28 de julio, Cristina y Francisco coincidieron en Río de Janeiro (Brasil), en el marco de la XXVIII Jornada Mundial de la Juventud.

En la audiencia entre la gobernante y su Santidad, le entregará su pasaporte argentino y se tratará una agenda de temas que interesan tanto al gobierno de Argentina como a la Santa Sede, y contará también con la participación del secretario de Culto, Guillermo Oliveri.  Previo a ésto, el canciller Héctor Timerman mantuvo una reunión con el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

Luego, la presidenta visitará Francia, donde participará de la inauguración del salón del Libro de París y el miércoles se encontrará con el presidente Hollande, en el Palacio del Elíseo. Entre otras cosas, allí podría dialogarse sobre una normalización de la deuda con el Club de París, que Francia integra.