Reconstruyen la cara de un hombre con una impresora 3D

reconstruccion_facial_impresora_3DEl paciente tuvo un accidente en moto y en sufrió distintas fracturas que le desfiguraron parcialmente el rostro. Los médicos imprimieron los implantes y se los colocaron. Mirá el antes y el después. ¡Asombroso!

 

La tecnología sigue sorprendiéndonos y cuando se trata de un avance en la medicina, es aún más interesante. En este caso, una herramienta de diseño fue adaptada médicamente para construir prótesis. Gracias a una impresora en tres dimensiones se pudo reconstruir la cara de un paciente.

Se trata del británico Stephen Power, de 29 años, quien sufrió un accidente en motocicleta en septiembre de 2012 y debido al impacto se fracturó la mandíbula superior, la nariz, los pómulos y el cráneo. Luego de estar cuatro meses en el hospital, salió con el rostro parcialmente desfigurado, que ocultaba con sombreros y gafas de sol.

Debido a esta situación, los médicos buscaron devolverle su aspecto normal y para ello decidieron crear un modelo del cráneo de Power en 3D, para lograr que quede como antes del siniestro vial. Los especialistas utilizaron un implante de titanio, impreso en Bélgica, para sostener los huesos y la cirugía, que duró ocho horas, se llevó a cabo en el hospital Morriston de Swansea, en Gales.

Tras la intervención, Power dijo que los resultados le “cambiaron totalmente la vida”. “Pude ver la diferencia en el momento en que me desperté”, recordó. “No tendré que disfrazarme, no tendré que esconderme. Podré hacer las cosas cotidianas, ir a ver a gente, caminar por la calle…”, afirmó.

El cirujano encargado de la operación, Adrian Sugar, afirmó que sin este tipo de tecnología no se podría haber llegado a los resultados obtenidos, incomparables a los métodos anteriormente utilizados. “La tecnología permite más precisión y mejores resultados para el paciente”, aseguró.

Si bien esta no es la primera vez que médicos utilizan la impresión 3D en una intervención, es la primera vez que se emplea en fracturas del grado que sufrió Power. El proyecto es el resultado de la colaboración entre el hospital de Swansea y científicos de la Universidad Metropolitana de Cardiff en el seno del Centro de Tecnologías Reconstructivas en Cirugía (Cartis).

Compartir
Darío Rizzi

Cordobés, 30 años, Licenciado en Comunicación Social. Jefe de Redacción de la Edición General en Córdoba Times. Community Manager // Twitter: @dariorizziok // email: dario@cordobatimes.com