Paris: Un hombre armado aterroriza a las redacciónes de los diarios locales

Crédito foto: AFP
Crédito foto: AFP
Crédito foto: AFP

Un hombre con un fusil de caza, de aspecto europeo, de unos 40 a 45 años, chaleco antibalas, gabán largo beige y que aún no pudo ser detenido está aterrorizando a París y a las redacciones de sus diarios. Una caza al hombre se esta desarrollando en estos momentos en las cercanías de los Campos Elíseos.

 

El atacante ingresó en la mañana parisina al diario de centroizquierda Libération, en momentos en los que los periodistas acababan de llegar a la reunión de redacción, y disparó con su arma en el hall de entrada. Hirió a un fotógrafo gravemente en el abdomen y luego huyó a pie.

A las 12.49, aparentemente el mismo personaje, volvió a actuar. Esta vez disparó en la entrada del edificio de las Torres de la Defensa, en el moderno barrio de negocios de París, en las cercanías del Arco del Triunfo. Minutos después, un automovilista en un Twingo fue tomado como rehén y el atacante lo forzó a huir hacia la avenida de los Campos Elíseos y el Hotel George V, dos de las zonas mas turísticas de París. Allí siguió huyendo tras abandonar a su rehén.

La policía dijo que el agresor de Liberation fue el mismo que amenazó al periodista de BFMTV la semana pasada, aunque en esa ocasión no disparó.

Todas las redacciones de los diarios, la radio y la televisión francesaestán siendo blindadas por policías ante el temor de un ataque igual que el que ocurrió en Libération. El individuo aún no ha sido detenido y toda la policía lo busca en la capital francesa. Un helicóptero sobrevuela en estos momentos los Campos Eliseos y sus alrededores.

El ataque comenzó a las 10.30 de la mañana en el vidriado hall de entrada de Libération, el diario de izquierda francés, en 11 rue Beranger, en las cercanías de Plaza de la República. Con un fusil de caza ydespués de pronunciar unas palabras indescifrables, disparo dos ráfagas con su fusil. Un asistente de fotógrafía (28) que estaba esperando hacer una sesión de fotos para la revista Next de Liberationfue gravemente herido en el abdomen y  trasladado al hospitalPitie Salpetriere. El atacante se fugo a pie.

Los cartuchos de caza muestran que disparó dos veces sobre su objetivo. Por minutos se salvaron los periodistas y editores, que habían ingresado para la conferencia de redacción matinal. Había una cámara, que consiguió filmar al agresor. Así la policía interrelacionó ese ataque con el que pasó la semana pasada en la entrada del edificio de BFMTV, el canal de 24 horas de televisión francés. En ese episodio, el atacante le advirtió a uno de los redactores:”La próxima vez no erraré” .

“Este individuo no dijo nada y se fue como llegó. Nuestro equipo está traumatizado, hay una gran emoción compartida en todo el diario. Nos indigna que individuos pueden pensar que pueden atacar a la prensa con en este ataque odioso”, dijo Francois Rousselot, director de la redacción de Liberation. Una célula de ayuda psicológica trabaja en la redacción.

Anastasia, una redactora de Liberation, llegó segundos después del ataque al hall de entrada.”Yo entré como siempre y me encontré con el herido y mucha sangre. Salí inmediatamente y le dije a los que venían detrás mío, que no entraran, que pasaba algo raro, grave, que no entendía. Estábamos en la calle cuando la gente de la recepción salió y nos grito:”Nos dispararon, nos dispararon”. Ellos se escondieron debajo de los escritorios”, contó.

En la redacción de Liberation hay una cámara pero no hay personal de seguridad en la entrada sino un recepcionista. Un perímetro de seguridad rodeó al periódico , donde se sigue trabajando en el diario de mañana. Inmediatamente llegó al lugar el ministro del Interior, Manuel Valls y el alcalde de París, Bertrand Delanoe. Valls denunció “una escena de guerra, que nada tiene que ver con la democracia” y movilizó todos sus medios para encontrar al atacante, que vieron dirigirse a pie hacia el Metro en la Plaza de la República tras el ataque.

Desde Israel, el presidente Francois Hollande se solidarizó con Libération, al igual que el primer ministro Jean Marc Ayrault. La ministra del cultura Aurelie Filippetti dijo que ” es la primera vez que un órgano de prensa es atacado. Si los diarios y los medios deben convertirse en búnkers, hay alguna cosa que no funciona en nuestra sociedad”, aseguró durante su visita de solidaridad a Libération.

Cuando el ministro del Interior francés se encontraba en el diario, hubo otro ataque. Esta vez fue en las dos torres del banco Societe General en el barrio de La Defensa y con el mismo fusil de caza con el que atacó Libération. El atacante apoyó su rodilla sobre la vereda para disparar pero no consiguió herir a nadie. Eran las 12.49 del mediodía. Después tomó de rehén a un automovilista en un Twingo, con quien se dirigió a la avenida de los Campos Eliseos y se bajó en los alrededores del hotel George V.

“Yo estaba fumando un cigarrillo al pie de la torre” declaró Francisco Álvarez, que estaba delante de la torre de Societe General en el momento del ataque.”Hubo un gran ruido, como una explosión. Había un hombre con un tapado kaki y una gorra de abuelo a cuadros. No apuntaba a nadie especialmente. Tiró como al aire y rompió un vidrio. Cuando escuchó el primer disparo la gente entro en pánico. En el segundo, todos corrieron. Él descendió tranquilamente las escaleras hacia la calle”, relató.

Un helicóptero sobrevuela la avenida de los Campos Elíseos pero no se ha cortado la circulación ni se han cerrado los negocios. La seguridad de la Torre Eiffel se ha reforzado porque algunos testigos creyeron identificar al atacante en sus cercanías, que no es muy lejos del hotel a donde abandonó a su rehén.

Hasta ahora se desconoce el  móvil del ataque. Algunos presumen que podrían estar vinculado a la operación antiterrorista  francesa en Mali contra los islamistas o que sería un psicópata. Continúa en fuga y la ciudad está en máxima alerta en estaciones, ministerios, lugares turísticos y el Metro parisino.