Francisco estaría en la mira de la mafia calabresa

francisco

Un experimentado fiscal adjunto de Reggio Calabria, Nicola Grattari,  advirtió que la limpieza que lleva adelante el Papa en las estructuras de la Iglesia “pone nerviosos” a los jefes de la “Ndrangheta”.

En una entrevista publicada en la tapa del diario Il Fatto Quotidiano, titulada “Papa Francisco, atención a la mafia”, aseguró que el jefe de la Iglesia Católica está en peligro: “El Pontífice quiere hacer limpieza, pero esto no le gusta a la Ndrangheta. Quien se nutrió del poder de la Iglesia está nervioso. Si los jefes de la mafia pudieran, le meterían la pata; es un peligro”.

Con 58 años, este magistrado vive bajo custodia desde 1989. En un libro que escribió junto a un historiador, “Acqua santissima”, describe la relación que existió desde siempre entre la Iglesia y la mafia. Asegura que en el pasado, diversos mafiosos supieron tejer virtuales alianzas con miembros católicos. Y era y es normal encontrar en los escondites de padrinos y fugitivos biblias, estampitas y rosarios, al lado de los kalashnikov.

“No hay rito de afiliación mafiosa que no aluda a la religión. Ndrangheta e Iglesia caminan de la mano”, indicó. Como ejemplos de la interacción entre estos dos mundos, contó que, hace unos años, la hija de un conocido padrino de un clan de la zona se casó en la catedral de Reggio Calabria, con una bendición papal.

“Hay curas que van a tomar el café en la casa de padrinos mafiosos, regalándoles fuerza y legitimización popular”, denunció. Según un sondeo que él mismo realizó en diversas cárceles, el 88% de los mafiosos entrevistados se declara religioso. “Antes de matar, un mafioso de la Ndrangheta reza: le pide protección a la Virgen”, explicó.

Ya como arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio respaldó el combate a las mafias, especialmente las que lucran con el trabajo esclavo, la prostitución, la trata de personas y el tráfico de droga. “Este papa está en el buen camino. Desde el principio, lanza señales importantes: lleva un crucifijo de plata, rema contra el lujo. Es coherente, es creíble y apunta a hacer limpieza”, aseguró Gratteri, y destacó que la mafia, especialmente la “mafia financiera”, está más que inquieta. “Bergoglio está desarmando centros de poder económico en el Vaticano”, celebró el magistrado, pero no ocultó su preocupación: “No sé si el crimen organizado está en condiciones de hacer algo, pero seguramente está reflexionando. Puede ser peligroso”.

Por Melisa Müller

Compartir
Melisa Müller
27 años, Comunicadora Social . Twitter: @Melii_Muller // email: melisa@cordobatimes.com