El Papa suspende a un obispo por su “lujoso” estilo de vida

papaHace unos días, los medios de comunicación en Alemania denunciaron que Franz-Peter Tebartz-van Elst gastó unos  40 millones de euros en la construcción de su residencia.

La vivienda cuenta, entre otras cosas, con una bañera en el cuarto personal del obispo, de 15 mil euros, y un comedor de 63 metros cuadrados, valorado en casi tres millones de euros. Además cuenta con museo, sala de conferencias, capilla y apartamentos privados.

Los gastos del obispo de la diócesis alemana de Limburgo causaron un gran revuelo en el país, por lo que de inmediato, Francisco lo apartó de su cargo, no sin antes recibirlo el día lunes y tener una conversación privada con él.

A través de un comunicado, hoy se conoció que: “La Santa Sede considera oportuno autorizar a Franz-Peter Tebartz-van Elst un período de permanencia fuera de la diócesis”. Además, el Sumo Pontífice ordenó una investigación para esclarecer las denuncias contra el prelado por gastar esa cantidad de euros en la refacción de su sede obispal.

En Alemania, país donde las iglesias se benefician directamente de un impuesto, ya se lo conoce como “el servidor más caro de Dios”.

Por Melisa Müller