Gremio denuncia cien despidos del frigorífico BRF en Río Cuarto

La recesión brasileña y la caída de la actividad interna golpean a diferentes sectores productivos de esta provincia. A las suspensiones y despidos en las metalmecánicas y automotrices, ahora se suma el recorte de personal del frigorífico avícola de BRF en Río Cuarto, Avex. Recortó en 100 puestos de su planta de 700 empleados.

Fabio Oviedo, secretario general del gremio de la carne en Río Cuarto, dijo que esta mañana lograron un acuerdo con la empresa para que cese con los despidos. A fines de mayo, el grupo había anunciado inversiones por US$ 292 millones para ampliar sus operaciones en la Argentina. En ese marco, dijo que pasaría de sus actuales 2879 empleados a 4500.

Oviedo indicó que los despidos se deben al “derrumbe” del consumo interno y de las exportaciones de la compañía cuya faena habría caído entre 20 y 25 por ciento y a la acumulación de un stock de entre 15.000 y 16.000 toneladas en las cámaras frigoríficas.

Hay otro factor: Senasa frenó la importación de huevos fertilizados por parte de la empresa. La planta, para mantener su ritmo de producción, necesita ese ingreso. Hace tres meses BRF negoció con el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, la autorización para importar por única vez los huevos que serían empollados en Río Cuarto.

Oviedo sostiene que el freno habría sido por cuestiones sanitarias, aunque otras fuentes aseguran que productores argentinos presionaron para que la autorización no saliera. “No es por eso que se producen los despidos”, dice Oviedo.

Los despedidos son 70 personas que ingresaron a través de una seleccionadora de personal y 30 de planta permanente; además hubo 20 retiros “acordados”. En la reunión de esta mañana con el sindicato, la empresa admitió que reincorporaría a 10 personas despedidas “por teléfono” el viernes y pasaría a unas 60 contratadas a planta permanente.

BRF es la séptima compañía alimentaria en tamaño del mundo, cubre un mercado de 110 países y controla el 20% de las exportaciones mundiales de carne de ave. Compró la firma Avex hace cuatro años, cuando invirtió unos US$ 150 millones (cifra que incluyó la compra del Grupo Dánica).

Pese al anuncio de inversiones a mediano plazo, tanto las plantas de Volkswagen como las de Fiat siguen las suspensiones.

En el primer caso, en las últimas semanas cayó el número de personal que no trabaja, que es el de la línea de cajas de velocidad que van a Brasil.

En el caso de la planta de Ferreyra de la italiana, los empleados volverán a trabajar el 5 de julio, según datos de Smata, el gremio del sector. Por la fuerte baja de demanda brasileña, la automotriz lleva varios meses de sólo nueve y diez jornadas laborables por período.

Compartir
Mariano Javier Pepa
Director General - Tec. en Gestión de Medios Masivos de Comunicación - Diseñador Web