Unión por Córdoba ganó en Río Cuarto y puso fin a 12 años de Radicalismo

Juan Manuel Llamosas, logró una amplia victoria sobre el de la Alianza – Cambiemos, Eduardo Yuni. La sorpresa fue Pablo Carrizo, del partido Respeto-MST, que salió tercero con mucha austeridad en su campaña.

Juan Manuel Llamosas es el nuevo intendente de Río Cuarto. Tan importante como eso, devuelve al peronismo el gobierno de la segunda ciudad de la provincia.

En una jornada definida como “histórica”, ayer se impuso en los comicios más importantes del semestre. Obtuvo una ventaja de casi 14 puntos sobre su más inmediato contendiente: Eduardo Yuni, de la alianza Cambiemos.

El día después parece encontrarlo tranquilo, disfrutando una victoria que parecía previsible, a tenor de los sondeos previos.

“Fue una diferencia muy importante. Teníamos muchas expectativas de ganar porque habíamos hecho un trabajo desde hace mucho tiempo, pero no esperábamos tal diferencia”, admitió, en diálogo con Radio Universidad.

Las razones de tal apoyo, afirma, radican en una propuesta apuntada a los problemas locales, por encima de cualquier alineamiento nacional.

“Esta fue una elección municipal. Los vecinos tenían claro que lo que se votaba era un intendente. Pero la alianza gobernante de la UCR y el PRO le dieron una proyección nacional, con la presencia de cinco ministros de la Nación. También con un spot del mismo presidente. Tal vez eso le haya dado una proyección nacional. En mí caso, siempre dije que era una elección municipal. Se votaba un proyecto para una gestión municipal que actualmente tiene muchos problemas”, aclaró, en una entrevista radial esta mañana.

Escrutado el 94% de las mesas, el candidato peronista aventajó al de Cambiemos por más de 13 puntos, con el 46,55%, frente al 32,77% de Yuni. Pablo Rafael Carrizo, de Respeto-MST, logra el 9,22%.

De esta manera, el PJ recupera Río Cuarto, luego de 12 años de gestiones radicales. El último intendente justicialista en “El Imperio del Sur” fue Alberto Cantero.

Llamosas, así, se transformará en el tercer intendente peronista en los últimos 50 años: en 1973, ganó Julio Humberto “El Cebolla” Mugnaini y en 1999, Alberto Cantero.

En este sentido, sostuvo: “Le hemos sumado un excelente candidato. Estaba cantado el triunfo, pero no podíamos tener las soberbia de decirlo”.

Y explicó la derrota del candidato de Cambiemos, pese a ser oficialismo en el país: “Los electorados son suficientemente inteligentes para diferenciar las diferentes elecciones –nacional, provincial, o municipal–, en ésta última los ciudadanos tienen a favor que pueden enfocarse en temas locales”.

“Río Cuarto es una ciudad mal administrada, los problemas se habían exacerbado un montón en este último tiempo”, remarcó.

Y contrastó: “La presencia permanente de Unión por Córdoba y la imagen de Schiaretti, producto de acciones y obras de UPC frente al radicalismo que deja mucho que desear, trae aparejado este resultado”

“No sirvió que Macri apareciera a último momento y a su vez muchos de los votos del radicalismo se fueron”, dijo.

Para destacar:

Por otra parte, Córdoba aseguró que los resultados de los comicios también entregan un mensaje “al corazón de los partidos tradicionales”. Se trata de la elección realizada por Pablo Carrizo, candidato de la alianza Respeto, quien resultó tercero con más del 9 por ciento de los votos.

Dirigente social enrolado en el MST, Carrizo es reconocido en Río Cuarto como un dirigente social que dedica su vida a colaborar con los sectores más pobres de la ciudad. Como tal, carece de recursos económicos y aparato electoral.

“Fue algo impresionante. Con 1.200 pesos en la última semana, armó una formación en base a los comedores infantiles diseminados en Río Cuarto. Así logró sacar prácticamente un 10 por ciento. En las encuestas previas no lo teníamos en el radar. Salvo la última, donde apareció con casi 7 por ciento. Notamos que esa candidatura actuaba como tapón electoral del radicalismo. Evidentemente, el vecino de Río Cuarto que no quería votar al peronismo y estaba muy disgustado con la gestión radical había encontrado un candidato ideal para expresar su disconformismo”, indicó el titular de la consultora Gustavo Córdoba y asociados.