Relevan a nueve policías por presuntas torturas

Foto: Archivo
Foto: Archivo
Foto: Archivo

Los efectivos son investigados por la Fiscalía y el Tribunal de Conducta Policial. En tanto, el jueves por la noche, los vecinos de Justiniano Posse marcharon en reclamo de justicia.

 

Nueve efectivos de la Comisaría de Justiniano Posse fueron relevados de sus cargos tras haber sido denunciados de maltratar y torturar a tres menores de edad que detuvieron el pasado domingo, luego de que, aparentemente, los chicos protagonizaran un incidente en un boliche de esa localidad. Las denuncias contra los uniformados fueron realizadas por familiares de los adolescentes.

Esta nueva acusación se suma a la ya larga lista de testimonios de personas de distintas localidades que aseguran haber sido víctimas de abuso policial en todo el territorio cordobés y agrega una nueva mancha a la cuestionada institución que en los últimos tiempos viene mostrando muchas zonas oscuras en sus filas.

Uno de los chicos que fueron víctimas del proceder ilegal de los efectivos manifestó que, en el mencionado boliche, un policía les había tirado gas pimienta en los rostros. Los detuvo y los condujo a la sede policial, donde quedaron encerrados en un calabozo. El mismo joven aseveró que más tarde fueron llevados a una habitación, cada uno por separado, donde fueron sometidos a golpes y torturas.

“Entraron como cuatro policías al menos, me pusieron una bolsa de nailon en la cabeza. Con una mano me taparon la boca y me empezaron a pegar. Yo me asfixiaba. El nailon se me metía en la boca. Intentaba que no me peguen en el pecho para no quedarme sin aire. Se me pegaba la bolsa, era imposible respirar”, dijo el joven, identificado como Ariel Hilves, quien agregó que su hermano y otro amigo “corrieron igual suerte”.

Fuente: ElDiario