Comienza el juicio al “Profeta Kropp” por ejercicio ilegal de la medicina

“Estafas reiteradas” y “ejercicio ilegal de la medicina” son las causas que enfrentará Néstor Corsi quien decía curar el cáncer con un preparado en el que había, entre otros ingredientes, veneno para hormigas.

 

Este miércoles a las 9 hs, en los Tribunales de Cruz del eje el juicio oral y público en el que se juzga a Néstor Santiago Corsi (59), alias “profeta Kropp”, y a Rodolfo Raith (39), alias “Alexander Kiev”, por los delitos de ejercicio ilegal de la medicina y estafas reiteradas el primero, y como supuesto coautor del delito de estafas reiteradas al segundo. Esta causa, que comenzó a instruir el fiscal Martín Bertone y recaló en su par Sergio Cuello, de Villa Dolores, tiene como directora investigativa a la fiscal de Cámara Haydeé Gersicich.

Los acusados habrían iniciado con las estafas en 2006 en el llamado Pozo de Luz, donde brindaban asistencia espiritual y a enfermos terminales oncológicos, diabéticos y personas con HIV. Estos hombres  aseguraban a sus seguidores que el profeta podía curar el cáncer con los remedios que preparaba en base a fluidos de hormigas.

Dirigía una suerte de comunidad espiritual en San Marcos Sierra, en donde prometía, alrededor de una enorme fogata enmarcada en construcciones esotéricas, la curación de males a través de dietas, ingesta de magnesio y vacunas, a las que denominaba Elistir T-23 y CNS-629, compuestas con ácido fórmico (veneno de hormigas coloradas) y sales preciosas del oro. Raith, en tanto, era el encargado de comercializar dichas vacunas desde un laboratorio de Buenos Aires, previo pago a cuenta o a contrarreembolso de una determinada suma, y bajo el seudónimo de Alexander Kiev. Según la investigación, era en estos laboratorios que se preparaba la vacuna, así como su etiqueta y envoltorio.

A todo esto se suma: un comunicado difundido en los medios de prensa por parte de allegados a Corsi hace presumir que el principal imputado y líder del Pozo de Luz pedirá la palabra al iniciar el proceso judicial.

El inculpado escribió: “En el marco del juicio oral y público que se llevará a cabo los días 9, 10 y 11 de abril de corriente año, y en pleno uso de mi legítimo derecho de defensa, al momento de declarar ante los jueces haré pública la fórmula de la vacuna CNS 629 que ayuda a tratar el cáncer, explicando el desarrollo de la misma, su beneficio y alcance”.“Sin lugar a dudas, esta revelación pondrá en jaque a la millonaria industria farmacéutica montada alrededor de los enfermos oncológicos, afectando sus intereses económicos y demostrando cómo se puede tratar el cáncer a un bajo costo”, afirmó, y lanzó: “Algo que puede beneficiar al mundo no puede permanecer más tras los muros de una cárcel”.