Informe semanal: buen repunte para la soja con números positivos para maíz y trigo

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soja terminaron con fuertes subas en la Bolsa de Chicago, producto de la falta de humedad en el Medio Oeste y de la especulación de los fondos de inversión con eventuales pérdidas productivas.

El mismo recorrido tuvo el maíz, que ya atraviesa la etapa de polinización.

En cuanto al trigo, convivieron durante la semana una toma de ganancias de los fondos tras las fuertes subas acumuladas en las semanas precedentes y la persistente preocupación por las adversas condiciones climáticas en las regiones productoras de trigo de primavera.

En el nivel local la exportación elevó los precios de la soja, del maíz y del trigo.

Soja

Semana muy activa para la soja en el mercado doméstico, donde se registró una fuerte participación de la exportación de poroto de soja, a partir de la importante devaluación del peso frente al dólar –se morigeró entre el jueves y el viernes–, de las subas externas y de la consecuente mejora del valor FOB en los puertos argentinos, que en la semana aumento un 8%, al pasar de 350 a 378 dólares por tonelada. Con la referencia del cierre del segmento anterior, de $ 3750 por tonelada disponible para la zona del Gran Rosario, las propuestas de los exportadores quedaron el viernes en un rango de 4100 a 4150 pesos. Las fábricas, en tanto, si la posibilidad de competir en igualdad de condiciones con los exportadores,terminaron la semana con un rango de ofertas de 4000 a 4050 pesos. Para Bahía Blanca y para Necochea, la transición de las ofertas de la demanda fue de 3850 a 4100 y de 3750 a 4050 pesos por tonelada, respectivamente.

Para el viernes el FAS teórico de la soja fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 4216 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 4241 pesos por tonelada. En el cierre de la semana, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó el FAS teórico de la soja para la industria aceitera en 4045 pesos por tonelada.

La tónica alcista también se reflejó en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde los ajustes de las posiciones julio y noviembre subieron de 238 a 246 y de 250,50 a 259,10 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 6 y el 27 de julio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 193.200 toneladas de poroto de soja, 578.386 toneladas de harina y 167.650 toneladas de aceite; desde Bahía Blanca, 181.944 toneladas de poroto, 57.000 toneladas de harina y 20.150 toneladas de aceite; desde Necochea, 181.944 toneladas de poroto, 33.630 toneladas de harina y 21.750 toneladas de aceite, y desde otros puertos, 50.000 toneladas de aceite.

Acerca de los cultivos, el jueves la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) relevó el avance de la cosecha de soja sobre el 98,9% del área apta, con un progreso semanal de apenas 0,2 puntos. “El escaso avance se debe a que la mayor proporción de lotes aún en pie se ubican en las regiones comprometidas por excesos hídricos sobre el sur de Córdoba, La Pampa y sobre el oeste, centro y el sudoeste de Buenos Aires. Varias de estas regiones volvieron a registrar lluvias durante los días previos, interrumpiendo la recolección de cuadros y agravando el escenario en la etapa final de la campaña”, explicó la entidad. Y añadió que, bajo ese marco, “es probable que durante las próximas semanas una parte del área aún en pie pase a pérdida. Sin embargo, a pesar de este incremento en las pérdidas de superficie, el área aún en pie no es significativa y la favorable evolución del rinde medio nacional permite sostener nuestra proyección de producción en 57.500.000 toneladas”.

Por segunda semana consecutiva, los precios de la soja cerraron con importantes mejoras en la Bolsa de Chicago. En efecto, las posiciones julio y agosto crecieron un 5,70%, al pasar de 346,22 a 365,97 y de 347,97 a 367,81 dólares por tonelada. El contrato noviembre, que marca el valor de la mercadería 2017/2018, trepó un 6,37%, al subir de 350,81 a 373,14 dólares. Así, en las últimas dos semanas, estas posiciones acumularon ganancias del 10,12, del 10,18 y del 11,47%, respectivamente.

El clima fue el factor preponderante durante todo el segmento, dado que la escasez de lluvias y las elevadas marcas térmicas sobre el Medio Oeste de los Estados Unidosalentaron la participación compradora de los fondos de inversión, que especularon con eventuales pérdidas en la cosecha estadounidense. La acción de estos operadores fue consistente durante las cuatro ruedas del segmento y se vio retroalimentada por los nuevos pronósticos que extendieron al menos para las próximas dos semanas las condiciones de tiempo adverso para las plantas y por el reporte sobre el estado de los cultivos publicado el miércoles por el USDA.

En ese sentido, el organismo ponderó el 64% de la soja en estado bueno/excelente, por debajo del 66% de la semana pasada; del 70% vigente un año atrás, y del 65% promedioprevisto por los operadores. Además, el USDA marcó que atravesó la floración el 18% de los cultivos, contra el 9% de la semana pasada; el 20% vigente un año atrás, y del 17% promedio de las últimas cuatro campañas. Este último dato cobra mayor protagonismo en un marco de clima adverso, porque ahora es cuando se define el potencial de rinde de las plantas.

Respecto del estado de los suelos en el Medio Oeste, el mapa semanal de monitoreo de la sequía del Centro Nacional de Mitigación de la Sequía mostró que al 4 del actual un 12,86%de la zona núcleo para la producción de granos gruesos tiene déficit de humedad, sin cambios respecto del mapa anterior. En tanto que la proporción de suelos con sequía moderada pasó del 1,92 al 2,09%. Pero lo realmente preocupante pasa por Iowa, dadoque tiene el 50,60% de sus suelos con déficit de humedad y un 8,90% de tierras con condiciones de sequía moderada. Este último dato era de sólo el 1,29% en el mapa de la semana anterior.

Neutro para los precios resultó el informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos, dado que el viernes el USDA relevó ventas de poroto de soja 2016/2017 por 365.500 toneladas, por encima de las 312.400 toneladas del reporte anterior y dentro del rango previsto por el mercado, de 200.000 a 400.000 toneladas. Las operaciones con harina de soja fueron relevadas en 45.100 toneladas, por encima de las 38.000 toneladas de la semana anterior y dentro del rango calculado por lo privados, de 25.000 a 150.000 toneladas. Acerca del ciclo comercial 2017/2018, el organismo confirmó ventas de poroto por 73.200 toneladas, por encima de las mínimas 2000 toneladas del trabajo precedente ydentro del rango estimado por los operadores, de 50.000 a 250.000 toneladas. Los negocios con harina sumaron 35.100 toneladas, por encima de las 21.400 de la semana anterior, pero por debajo del máximo de 100.000 toneladas esperados por el mercado.

El miércoles próximo el USDA publicará su nuevo informe mensual sobre oferta y demanda de granos. La importancia del reporte de julio reside en que es el primero que cuenta con datos de campo para la generación de las estimaciones productivas. En la previa de dicho trabajo, Reuters relevó las cifras de los principales estimadores privados y promedió un volumen para la cosecha estadounidense de soja de 115,48 millones de toneladas, con un rinde de 32,21 quintales. Ambos datos quedaron por debajo de los 115,80 millones y de los 32,28 quintales previstos por el USDA en junio. En cuanto a la expectativa sobre las existencias finales 2016/2017 y 2017/2018, fueron promediadas en 11,70 y en 12,87 millones de toneladas, por debajo de los 12,26 y de los 13,48 millones del informe oficial precedente, respectivamente.

Maíz

Fue positivo el balance de la semana para los precios del maíz en el mercado doméstico, donde la transición de las ofertas de los exportadores fue de 2250 a 2450 pesos por tonelada para el Gran Rosario y de 2300 a 2450 pesos para Bahía Blanca y para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del maíz fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 2361 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 2347 pesos por tonelada.

Las ofertas de los consumos relevadas a diario por la BCBA pasaron de 2100/2200 a 2200/2400 pesos por tonelada de maíz, según calidad, condición, procedencia y forma de pago. La tendencia alcista se registró también en el Matba, donde los contratos julio y septiembre crecieron de 138,60 a 143,50 y de 143,50 a 145,50 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 6 y el 27 de julio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 1.198.679 toneladas de maíz; desde Bahía Blanca, 232.500 toneladasdesde Necochea, 147.712 toneladas, y desde otros puertos, 67.000 toneladas.

En cuanto a los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la cosecha de maíz para grano comercial sobre el 53% del área apta, con un progreso semanal de 2 puntos. Así, la producción parcial acumulada se encuentra cercana a los 22,4 millones de toneladas, con un rinde medio nacional que se ubica a la fecha en 85,3 quintales por hectárea. “Desde nuestro informe previo, la cosecha avanzó sobre lotes sembrados en diciembre en el norte y en el centro del país. Las buenas condiciones del tiempo registradas en el norte del área agrícola nacional permitieron que la humedad de los granos bajara y que la recolección tomara impulso. En cambio, hacia las provincias de Buenos Aires y de La Pampa las lluvias generaron nuevamente demoras en la recolección. Junto con los retrasos, se relevaron lotes parcialmente volcados producto de los anegamientos. En cuanto a los rendimientosrecolectados, los mismos se mantienen por sobre las expectativas iniciales, con picos de 100 quintales por hectáreas. Frente a este panorama, mantenemos nuestra proyección de producción en 39.000.000 de toneladas.

Al igual que la soja, el maíz completó la segunda semana consecutiva alcista en la Bolsa deChicago, donde los contratos julio y septiembre sumaron un 3,17 y un 3,02%, al pasar de 145,86 a 150,48 y de 149,99 a 154,52 dólares por tonelada. La falta de humedad en algunas zonas agrícolas del Medio Oeste y los pronósticos de tiempo seco y caluroso para las próximas dos semanas fueron los principales fundamentos alcistas para el cereal. Una sorpresiva mejora del estado de los cultivos reportada el miércoles por el USDA limitó las ganancias.

En efecto, el miércoles el USDA ponderó el 68% en estado bueno/excelente, por encima del 67% de la semana pasada, pero por debajo del 75% vigente un año atrás. El dato oficial quedó por encima del 66% previsto en promedio por el mercado. El organismo indicó queestá polinizado el 10% de los cultivos, contra el 4% de la semana anterior; el 14% vigente un año atrás, y el 13% promedio de las últimas cuatro campañas.

También limitó las ganancias el informe semanal sobre las exportaciones estadounidenses, dado que el viernes el USDA relevó ventas 2016/2017 de maíz por 140.300 toneladas, por debajo de las 316.200 toneladas del reporte anterior y del rango previsto por el mercado, de 350.000 a 550.000 toneladas. En cuanto al ciclo comercial 2017/2018, relevó negocios por 74.500 toneladas, por encima de las magras 68.400 toneladas de la semana pasada, pero por debajo de un máximo previsto por los operadores en 200.000 toneladas.

En la previa del informe mensual del USDA, el promedio de las estimaciones privadas ubicó el volumen de la cosecha de los Estados Unidos en 358,81 millones de toneladas, con un rinde promedio de 106,07 quintales por hectárea, frente a los 357,27 millones y a los 107,14 quintales estimados por el organismo el mes pasado. Vale recordar que a fines de junio el USDA elevó de 36,42 a 36,78 millones de hectáreas la superficie destinada al cereal en la campaña 2017/2018. Respecto de las existencias finales 2016/2017 y 2017/2018, los privados proyectaron 58,96 y 55,40 millones de toneladas, por encima de los 58,30 y de los 53,60 millones del reporte oficial de junio, respectivamente.

Trigo

La semana dejó un saldo positivo para los precios del trigo en el mercado doméstico, dado que la transición de las ofertas de los exportadores fue de 2650 a 2700 pesos por tonelada para el Gran Rosario; de 2700 a 2850 pesos para Bahía Blanca, y de 2750 a 2850 pesos para Necochea. Para el viernes el FAS teórico del trigo fue calculado por el Ministerio de Agroindustria de la Nación (Minagro) en $ 3047 por tonelada, mientras que para el lunes el indicador fue fijado en 3030 pesos por tonelada. El rango de ofertas de los molinosrelevado a diario por la BCBA pasó de 2500/2900 a 2500/3000 pesos por tonelada, según calidad, procedencia y forma de pago.

Si bien durante parte de la semana las ofertas por trigo de la nueva cosecha tocaron un pico de 175 dólares por tonelada, el cierre de la semana fue mayormente positivo, peromenos auspicioso. En efecto, para el Gran Rosario el balance fue neutro, dado que el valor del cereal se mantuvo en US$ 170 por tonelada, para Bahía Blanca y para Necochea la mejora fue de 170 a 172 dólares. En el Matba, el saldo semanal fue alcista: las posiciones julio y enero pasaron de 169,60 a 172 y de 170 a 173 dólares por tonelada.

En su informe sobre carga de buques programada, la BCR indicó que entre el 6 y el 27 de julio deben salir desde las terminales del Gran Rosario 44.000 toneladas de trigo; desde Bahía Blanca, 119.750 toneladas, y desde Necochea, 55.350 toneladas.

Respecto de los cultivos, el jueves la BCBA relevó el avance de la siembra de trigo sobre el 72,7% de los 5,5 millones de hectáreas previstos. “La siembra se encuentra próxima a finalizar en el norte y en el centro del país, mientras que en las regiones del Sur las labores de implantación registraron un menor avance intersemanal producto de las últimas precipitaciones acumuladas. La situación climática no sólo demora la incorporación de nuevos lotes en gran parte de Buenos Aires y de La Pampa, sino que también pone en riesgo la intención de siembra para la presente campaña en los ambientes más comprometidos. En función de la evolución climática y del volumen de lluvias que se acumulen durante los próximos días, no se descarta la posibilidad de registrar una disminución sobre la proyección actual”, advirtió la Bolsa. En números absolutos, hasta el momento se lograron implantar cerca de 4 millones de hectáreas y se finalizó con la siembra en el centro-norte de Córdoba y en el núcleo productivo de Corrientes.

Pese a las bajas de las últimas dos ruedas de la semana, el balance del segmento fue alcista para los precios del trigo de los Estados Unidos. En efecto, las posiciones julio y septiembre en la Bolsa de Chicago sumaron un 0,83 y un 1,71%, al pasar de 187,76 a 189,32 y de 193,27 a 196,58 dólares por tonelada. En Kansas, los mismos contratos treparon un 2,99 y un 2,55%, tras variar de 187,85 a 193,46 y de 194,56 a 199,52 dólares por tonelada.

Sólo una toma de ganancias de los fondos especuladores se interpuso con alzas aún mayores. Sin embargo, las condiciones que le dieron la firmeza actual a las cotizaciones del trigo persisten: falta de humedad en buena parte de las zonas productoras de trigo de primavera y una posición vendida –incluso pese a las fuertes recompras de las últimas semanas– de los grandes inversores que mantiene latente la posibilidad de extender la tendencia alcista si no se revierten de manera súbita las actuales condiciones climáticas que perjudican el estado de los cultivos. Y, en ese sentido, los pronósticos climáticos no son alentadores para las zonas de producción de trigo de primavera, sobre todo para los Estados de Montana, Dakota del Norte y Dakota del Sur.

Acerca de los cultivos, el miércoles el USDA relevó el avance de la cosecha de los trigos de invierno sobre el 53%, frente al 41% de la semana pasada; al 56% de igual momento de 2016, y al 54% promedio de las últimas cuatro campañas. El dato oficial quedó por debajo del 55% esperado por el mercado. El organismo ponderó el 48% de los cultivos en estado bueno/excelente, por debajo del 49% de la semana pasada; del 62% de igual momento de 2016 y del 49% previsto en promedio por los operadores.

Y en cuanto a los golpeados cultivos de trigo de primavera, el USDA redujo por quinta semana consecutiva la proporción en condición óptima al ponderar sólo un 37% de plantasen estado bueno/excelente, por debajo del 40% de la semana pasada; del 72% vigente un año atrás, y del 38% previsto por los operadores. En cinco semanas, el estado bueno/excelente del trigo de primavera cayó 25 puntos.

El informe semanal sobre las exportaciones de los Estados Unidos resultó neutro, dado que el viernes el USDA relevó ventas de trigo 2017/2018 por 375.300 toneladas, por debajo de las 492.100 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango previsto por el mercado, de 300.000 a 500.000 toneladas.

Respecto del informe mensual del USDA del miércoles próximo, los privados estimaron las existencias finales 2017/2018 en 23,84 millones de toneladas, por debajo de los 25,15 millones del reporte oficial de junio.

Granar Research

Fuente: www.granar.com.ar