Calostrado de terneros: un aspecto clave en el tambo y que la ciencia sigue estudiando

37
Foto del portal AgWeb.com por Wyatt Bechtel

Las virtudes del calostro (primer aporte proteico e inmunitario de los lactantes) son innegables y poco novedosas. Un nuevo estudio realizado por investigadores chinos, arrojó datos adicionales que refuerzan ésta importancia. Estos fueron rescatados por productores de EE UU. 

Jim Quigley, investigador de terneros de Provimi North America, afirma que la virtud del calostro, en los terneros  como fuente de inmunoglobulinas esenciales ha sido apoyada por la investigación durante más de 100 años. Sin embargo, los investigadores continúan aprendiendo más sobre los mecanismos del calostro, y por qué es tan valioso.

Algunos datos del ensayo

Según la investigación realizada en la Universidad Agrícola de China, donde los investigadores dividieron 24 terneros en tres grupos de tratamiento:

1-Calostro materno de primera leche – IgG promedio 70 g / litro (L);
2-Leche de transición (recogida los días 2 y 3 post-parto) – IgG media 39 g / L;

3-Leche entera – IgG promedio 1 g / L.
Todos los terneros fueron alimentados con 4 Litros en su tratamiento inmediatamente después del nacimiento, y luego 2 L a las 8 horas después del nacimiento.

El segundo día, los terneros fueron alimentados con 3,5 L en sus tratamientos respectivos a las 8 a.m. y de nuevo a las 4 p.m.

Después de eso, todos los terneros se manejaron normalmente y de forma similar. Entre los resultados:

Los terneros de los grupos de calostro y de leche de transición ganaron peso en los primeros ocho días de vida, mientras que el grupo de la leche entera había perdido un promedio de 400 g (0,88 libras) de peso corporal por cabeza el día 8.
Cinco de los ocho becerros de leche entera desarrollaron diarrea en la primera semana de vida.
Los niveles séricos de IgG a las 24 horas fueron 24,56, 15,66 y 0,09 g / L para los grupos de calostro, leche de transición y leche entera, respectivamente.
También se sacrificaron cuatro terneros en cada grupo al día 8 para examinar su desarrollo de tejido intestinal. Los becerros alimentados con calostro tenían la mayor longitud y anchura de las vellosidades y profundidad de la cripta. Las vellosidades son las proyecciones similares a los dedos en la pared intestinal que aumentan la superficie intestinal y promueven la absorción de nutrientes en el proceso digestivo.

“Estos hallazgos indican que el calostro contiene más componentes bioactivos para promover el crecimiento de tejido intestinal”, dice Quigley. “Teóricamente, esto llevaría a una mayor capacidad de los neonatos para absorber los nutrientes de la alimentación ingerida”.

Los terneros alimentados con leche de transición también mostraron un desarrollo intestinal, aunque no al grado de los terneros alimentados con calostro. En realidad, los terneros alimentados con leche entera mostraron degeneración del tejido intestinal.

“Este estudio muestra que la entrega de calostro de alta calidad afecta a muchos aspectos diferentes de la fisiología del ternero, incluyendo el desarrollo del tracto digestivo”, dice Quigley.

Fuente: www.agweb.com