El panorama agrícola del 2015 con incertidumbre por el año electoral

Actualidad agrícola

El nuevo año marca el inicio de un periodo de precios bajos a partir de las voluminosas cosechas de los países productores. Un tema no menor, si todavía restan 16 millones de toneladas de soja por venderse. Pero el productor lo sabe, y por eso apostará más que nunca a la devaluación, y más aún, buscará no vender sus granos hasta tanto no se definan las plataformas electorales que permitan tener un panorama de las próximas decisiones económicas.

 

Si de valores se trata, sólo basta ver que el poroto para mayo, mes de mayor venta, en plaza local cotiza a u$s250 la tonelada, es decir 50 dólares por debajo de los 300 de hace un año. La caída del 16% refleja a las claras un complicado panorama para la oleaginosa.

Los 108 millones de toneladas que está volcando Estados Unidos al mercado, le ponen un techo al precio. Desde hace cuatro años, el mundo asistió a un menor aumento de la producción con respecto al mayor aumento del consumo. Para el ciclo 2014/2015 es la primera vez que se quiebra la tendencia con un crecimiento de la producción un 70% por arriba del consumo.

Pero todo indica que por lo menos hasta marzo habrá muchas oscilaciones en los valores y similares a lo que se vio en los últimos días. “Los precios han bajado y sobre esta presión van seguir así por unos cuantos años”, adelantó el analista de granos Senior del Departamento de Agricultura de los EE.UU. (USDA), William Chambers durante el último seminario de Agrotendencias. Pero la última palabra la tendrá el clima. Una sequía sobre Argentina y Brasil o frío en los EE.UU., puede complicar la producción haciendo que los precios suban.

Al productor no le queda otra que estar atento a las subas y vender o de lo contrario deberá esperar a fines de febrero cuando se acerque la cosecha de la campaña actual. Pero para ese entonces el valor ya estará más cerca de mayo y no habrá triunfado el hecho de no haber vendido.

Para la analista de mercado, Lorena D‘angelo, “el 2015 parte con precios futuros que a muchos productores aun con buenos resultados productivos le dan márgenes negativos o que no compensan todos los gastos de la actividad”.

Poco margen de maniobra le queda entonces al hombre de campo. La fuerte retención de aproximadamente el 60% visto el año pasado podría aumentar 10 puntos, sobre una cosecha posible de 60 millones de toneladas. Según los productores consultados “la incertidumbre económica” es el factor decisivo a la hora de “vender o no vender”. Y eso no se dará hasta que no se definan las PASO.

MAÍZ

Por el lado del Maíz, las señales son más leves, y más si se compara la caída con el poroto de u$s160 contra los u$s40 del cereal. Pero habrá poco para vender.

Los altos costos hicieron que muchos productores no hayan sembrado o por el contrario se volcaron a la oleaginosa o lo que es peor: no usaron el campo. Desde la Asociación Maíz y
Sorgo Argentino (Maizar), su director ejecutivo Martín Fraguío ve “un año muy difícil que requiere de un renovado compromiso interno de las cadenas de valor para convencer a los actuales y a los futuros gobernantes”. Este se refiere al desarrollo de políticas a favor del sectory no trabas que compliquen la comercialización.

TRIGO

En referencia al trigo, no hay mucho que decir. La falta de un mercado transparente no logra que el productor cobre el verdadero precio. Este año todo será igual.

Fuente: fyo.com

Compartir
Gastón Hernán Pepa
38 años, Ing. Agrónomo. // Twitter: @gauchitosmu email: gaston@cordobatimes.com