Argentina podrá exportar carne de feedlot a la Unión Europea

292

feed lot

Tras cinco años de negociaciones, la UE habilitó al país a ingresar en la denominada “cuota feedlot”.

La Unión Europea publicó este viernes, tras cinco años de gestión, la reglamentación que le permite a la Argentina exportar carne vacuna de feedlot o engordada a corral desde el próximo lunes 29 y competir por una porción del cupo anual de 48.200 toneladas.

Así lo informó hoy el ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, quien ponderó la posibilidad de los frigoríficos locales de sumarse al listado que conforman la denominada”Cuota Feedlot o Cuota 481″ para Europa.

De esta forma, según consignó un comunicado de Agricultura, Argentina deberá competir con un listado de países integrado por Estados Unidos, Australia, Canadá, Nueva Zelanda y Uruguay, que ya cuentan con autorización para remitir exportaciones de hacienda terminada a feedlot o corral.

“La Cuota Feed-Lot representa un incentivo importante y concreto, con nuevas oportunidades de producción, empleo, agregado de valor y diversificación de las exportaciones para el sector ganadero y la industria frigorífica nacional”, destacó Casamiquela.

A diferencia de la Cuota Hilton (que paga un derecho del 20 por ciento), la 481 (que contará con arancel cero) es un cupo no asignado en porciones entre los países participantes, sino que es tomado como una cuota general por la que compiten los países ya habilitados. Atendiendo a un calendario de entregas, el cupo cárnico es distribuido en cuatro trimestres con un cupo de 12.050 toneladas cada uno durante el año.

Esta Cuota Feedlot no posee arancel de ingreso al mercado europeo ni tampoco contará con limitaciones en lo que atañe a los cortes cárnicos remitidos.

Entre los requisitos exigidos por la Unión Europea figuran la necesidad de admitir carne de hacienda procedente de al menos cien días de engorde a corral con raciones nutricionales que garanticen la calidad del producto.

También los cortes deberán proceder de novillos de menos de treinta meses que, durante el plazo mínimo establecido para su engorde en los corrales, deberán ser únicamente alimentados con raciones constituidas por no menos del 62 por ciento de concentrados o coproductos de cereales piensos, sobre la materia seca.