Informe completo sobre los cultivos, mercados y el clima

Jornada de mucha actividad comercial la transcurrida en la tarde de ayer en la Bolsa de Comercio de Rosario, donde las ofertas de compra por soja inmediata y diferida exhibieron importantes subas, animando la realización de nuevos negocio.

Cotizaciones-cultivos extensivos-

Soja

Los compradores locales  acompañaron las subas externas, aumentando en

$ 55/ton su disposición a pagar. Los negocios totalizaron unas 40.000 toneladas en el recinto de la Bosla de Comercio de Rosario.

En el mercado local, por la oleaginosa se pagó abiertamente $2490 y se podía pagar $2500. Por la oleaginosa con entrega en mayo el precio pagado fue U$S 315 pudiéndose pagar hasta U$S 316.

Trigo

En cuanto al cereal, los exportadores estaban dispuestos a convalidar negocios a $1880. Para entrega entre junio y julio U$S 230 fue el precio pagado por el cereal.

Se vienen semanas claves para la definición de la siembra de trigo. Para evitar repetir el papelón de la campaña 2012/2013, que quedará inmortalizada por haber tenido la peor siembra de ese cereal de los últimos 110 años (3,5 millones de hectáreas), el Gobierno Nacional tiene que dar señales claras y efectivas. No hay lugar para medias tintas. Por cada millón de hectáreas que se sume a la producción de trigo, podrían ingresar al país más de 950 millones de dólares adicionales.

El culpable de la paupérrima siembra de la campaña 2012/13 fue el arraigado sistema de intervención estatal sobre la comercialización de ese cultivo: retenciones del 23% y restricciones arbitrarias a las exportaciones. Tal como fue advertido en reiteradas ocasiones por las entidades rurales, esa metodología, lejos de proteger la mesa de los argentinos, la perjudicó.

Los más dañados siguen siendo los consumidores, que vieron aumentar el precio del pan en más de un 800%, desde 2007, y los productores, que han tenido que malvender el trigo por el cierre de las exportaciones, mientras padecen el aumento de los costos internos como consecuencia de la elevada inflación.

Hoy, no solo el fracaso de la política local, sino también las circunstancias internacionales invitan a un cambio rotundo. El mundo le vuelve a dar una gran oportunidad a este cultivo. Los mercados están muy pendientes de lo que pueda ocurrir con el conflicto en Ucrania, país que exporta alrededor de 9 millones de toneladas de trigo, anualmente. Mientras tanto, de este lado del Atlántico, las proyecciones de producción de Estados Unidos mantienen en expectativa a los mercados ante los problemas climáticos que están atravesando algunos estados, como por ejemplo, Kansas, que produce un trigo de características similares al argentino.

Estos son dos de los motivos que llevan a la demanda internacional a poner el foco en la producción del hemisferio Sur y, en ese contexto, la Argentina es un actor clave, ya que tiene más posibilidades de expandir su producción que otros competidores, como Australia.

Por otro lado, después de sucesivas campañas de caída de la siembra de trigo, la tierra requiere una rotación de cultivos. En este sentido, su implantación es importante para mejorar la estructura del suelo, aportar materia orgánica y sustentabilidad a la producción. Además, genera ingresos a fin de año y dinamiza la economía de las provincias.

Estos beneficios fueron sacrificados por muchos productores, como consecuencia de los riesgos que se fueron sumando a la comercialización de trigo, que muchas veces llevó al productor a malvenderlo. Esto afecta especialmente a quienes tienen menor capacidad financiera.

Hoy está en manos del gobierno que se siembren más de 3 millones de hectáreas de trigo adicionales, para llegar a recuperar el área cultivada que se había alcanzado antes de la intervención. Cada día que pasa sin que se eliminen las retenciones y las restricciones a las exportaciones atenta contra la cantidad de trigo que se podría producir, el empleo y las exportaciones que se podrían generar.

Maíz

Por el maíz se pagó $1450 con entrega inmediata, U$S 173 con entrega en mayo, U$S 168 en junio y U$S 165 en julio.

El retroceso significativo en la comercialización para la exportación del maíz en relación a la misma fecha del año anterior, está vinculada a los precios poco atractivos y a la espera por la mayor proporción de la cosecha prevista para los meses de junio y julio. La caída es de doce puntos, con algo más de 4 millones de toneladas comercializadas, lo que representa sólo el 30% del cupo exportable para este año, en contraste de los más de 12 millones del año anterior.

Esta situación impacta negativamente a los valores que continúan en baja. El maíz disponible de Abril cotizó por encima de los u$s 175, en comparación con el mes de julio que giró en torno a los u$s 165.

Sin embargo el precio en el mercado de Chicago busca recuperarse tratando de llegar a los 500 centavos por bushel, alentado en parte por la demanda exportadora que reacciona a los recortes de stocks estadounidenses que vienen cayendo en los últimos meses, junto con la significativa disminución de la producción Brasilera que baja de 81 millones de toneladas a 72.

En cuanto a la cosecha gruesa, según la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, se lleva recolectado más del 16% del área sembrada acumulando un volumen de 4 millones de toneladas, doce puntos por debajo a la misma fecha del año pasado.

 En el caso del girasol$2400 fue el precio abierto que se dio a conocer. Por otro lado, por el sorgo disponible ofrecieron pagar $1050. Para la nueva campaña por este producto U$S 135 fue el valor ofrecido con entrega entre abril y junio.

Panorama meteorológico

La jornada de hoy comenzó templada y con ambiente agradable en todo el centro norte del país, con temperaturas mínimas que no cayeron por debajo de los 10°C.

Las nieblas y neblinas se concentraron en el centro norte de la Mesopotamia y el este del NEA, con un aspecto brumoso de la atmósfera al desplazarnos hacia el NOA. Las capas bajas de la atmósfera en la región pampeana se han secado y esto es favorable de cara a fortalecer el período de buen tiempo que se viene instalando.

La foto satelital muestra el avance de una banda frontal desde el sudoeste de la región pampeana.

Mapa satelital 16-04-2014

Las nubes que se van formando a su paso no adquieren gran desarrollo, en principio por lo que mencionábamos antes sobre la disminución de humedad. Por lo tanto es razonable esperar que durante el transcurso del día, los cielos vayan ganando cobertura nubosa en el resto de BA, condición que puede extenderse a la primera parte el jueves, aunque sin posibilidades de lluvias o con chances mínimas de que pueda concretarse alguna lluvia débil.

El despliegue de nubosidad debido al avance frontal interrumpirá temporariamente el predominio de cielos despejado. Sin embargo la zona de alta presión que prevalece en el centro norte del país, no permitirá que estas nubes se desarrollen en la franja central y solo se observará durante el jueves un aumento parcial y temporario de la nubosidad. No se esperan precipitaciones en la zona núcleo.

Tras el pasaje frontal, se prevé otra rotación de los vientos al sector sur, que impondrán amaneceres frescos a fríos en el sur durante el viernes y sábado, aunque no se esperan heladas. El aire frío y seco llegará a la región central del país con un efecto moderado, pero fortaleciendo el escenario libre de lluvias, mismo que posiblemente se proyecte hasta mediados de la semana próxima.

Fuente: fyo.com

Conclusión

Sigue siendo la soja la gran protagonista en el primer cuatrimestre del año, tanto por su mercado como por su expectativa de cosecha. El maíz está poco atractivo para la comercialización debido a restricciones en las autorizaciones la exportación. El girasol, está en una de las peores campañas, ya que fue el cultivo más perjudicado por las olas de calor y sequías producidas en diciembre del año pasado y enero del presente. Y coincidentemente afectó a las principales zonas en dónde el cultivo se desarrolla normalmente con las mejores performances. Con respecto al trigo, sigue siendo una gran incógnita cuál será la política estatal que se adoptará este año. Es imperioso que no se repita la paupérrima campaña 2013, que no solo fue afectada por falta de lluvias, sino que careció de reglas claras e incentivos gubernamentales, como lo sería la apertura a la exportación sin trabas fiscales.

Desde el punto de vista climático parece que el tiempo da un visto bueno y alivio a las zonas con excesos hídricos y se presentará en general despejado y con descensos en la temperatura sin llegar a heladas. Por lo tanto cabe esperar que se desarrollen con normalidad y éxito las tareas habituales de cosecha. Las mismas solo estarán impedidas por falta de piso, o por que la mayoría de los lotes de soja y maíz todavía están en fase de secado y no han alcanzado la madurez de cosecha.