Informe especial con los principales temas, en lechería y carne

Novillos

Los costos para producir carne se incrementan de manera preocupante

En una conferencia del IPCVA en Salta, Álvarez Maldonado señaló que la ganadería argentina atraviesa un estado de preocupación.

El titular del Instituto de Promoción de la Carne vacuna Argentina (IPCVA), Gonzalo Álvarez Maldonado, consideró que la ganadería argentina atraviesa un estado de bisagra y preocupación. “Si bien hubo un reacomodamiento de precios por obra de la economía real, llámese devaluación o no, los costos ganaderos subieron por el ascensor y los precios se reacomodaron por la escalera”, dijo el directivo.

TITULAR DEL IPCVA-Gonzalo Álvarez Maldonado
Tituar del IPCVA-Gonzalo Álvarez Maldonado

El IPCVA realizó un seminario regional en la Ciudad de Salta con la consigna “Diagnóstico y propuestas para el crecimiento sostenido de la cadena de la carne vacuna en el NOA”. En este contexto, el dirigente explicó que “indudablemente” están “bregando para que haya políticas activas que no significan subsidios ni compensaciones, tener un animal desde que nace hasta que es consumido o exportado dura tres años”.

“Necesitamos de esas políticas activas de previsibilidad en el pequeño, mediano y largo plazo para que el ganadero, como toda la vida lo hizo, nuevamente apueste a la ganadería, con rentabilidad teniendo sustento el consumo interno y también traer las divisas que el país necesita con las exportaciones”, señaló.

La elección de Salta para efectuar el seminario regional que convocó a unos 700 asistentes en un hotel céntrico de la ciudad obedece a que el NOA es una de las regiones más castigadas “en los últimos años por el imperio de una gran sequía”.

“Pese a que ha llovido, todavía no está recompuesta toda la productividad; el año pasado se realizó una jornada a campo del Instituto para apoyar a los productores ganaderos dándole información, fundamentalmente en lo que es forraje y suplementación y cómo se podía salir de crisis climatológicas como es ésta”, aseguró el titular del IPCVA.

Álvarez Maldonado se mostró muy satisfecho por la convocatoria del Instituto y recordó que se trata de un ente creado por ley, público no estatal. El IPCVA está financiado por un porcentaje de todo animal que va a faena, en un 70% desde la producción y un 30% viene de la industria.

“Es público porque el Estado participa como uno más de los integrantes, porque somos cuatro de la producción: Coninagro, Sociedad Rural Argentina, Federación Agraria Argentina y Confederaciones Rurales Argentinas, y cinco cámaras de la industria frigorífica y un asiento para el Ministerio de Agricultura”, recordó.

Además, destacó que es “público porque hace políticas públicas productivistas para un mejor bienestar de la ganadería y tratamos de acompañar a las políticas de los estados provinciales, de la Nación y el lobby para la apertura de los mercados internacionales”.

El IPCVA participó en la apertura del mercado chino “haciéndole degustar la carne argentina” y el año pasado acompañó “al Estado en Rusia, llevamos exportadores argentinos y les hicimos degustar la carne a los rusos que ya se habían olvidado de la terneza y estaban con el consumo de la importación de lo termoprocesado”.

Bienestar animalNueva normativa sobre bienestar animal

El Senasa  actualizó el Reglamento de Inspección de Productos, Subproductos y Derivados de Origen Animal incorporando un capítulo específico sobre bienestar animal.

actualizó el Reglamento de Inspección de Productos, Subproductos y Derivados de Origen Animal, aprobado por Decreto 4238/68, incorporando un capítulo específico sobre bienestar animal.

En ese sentido, hace más de una década, los frigoríficos exportadores habilitados para la Unión Europea vienen cumpliendo con normas equivalentes a la recientemente promulgada por el organismo sanitario nacional.

Ahora, por Resolución 46/2014, todas las plantas que estén bajo fiscalización federal deberán implementarlo, estableciéndose la obligatoriedad de desarrollar un manual de bienestar animal que incluya el seguimiento de los proveedores y las buenas prácticas durante el transporte de los animales.

“Este capítulo es fundacional para la Argentina en el tema de la faena humanitaria”, dijo Rodolfo Acerbi, de la Asociación Argentina de Bienestar Animal.

Se refuerzan los precios de la hacienda por escasez de la oferta

La Lluvia y el  paro general dejaron una oferta reducida en la semana pasada. Los precios registraron subas importantes con relación a la semana precedente.

Mercado de Liniers

Mercado de Liniers

Producto de las lluvias del fin de semana el lunes arranco con una oferta muy pobre, de las más bajas del año. La actividad se desarrollo en un ambiente entre animado y firme, con valores que se ajustaron a los conjuntos subastados.

El clima adverso continuó siendo determinante  para que esta plaza ganadera reciba una nueva oferta pobre el día martes. La demanda estableció en esta ronda de ventas una tendencia muy firme en general con subas que estuvieron entre 20, 50 y hasta 60 ctvos. por kilo vivo.

Creció la oferta el miércoles y los compradores salieron a competir tratando de cumplir con sus compromisos de faena. A partir de este escenario el clima para esta plaza fue muy firme en general. Solamente  los terneros no tuvieron cambios, el resto de las  categorías se subastaron con ganancias que fueron entre 20, 30 y hasta 40 ctvos. por kilo.

El jueves llegaron 206 animales que no fueron comercializados, producto del paro a nivel nacional, y esta medida provoco que la semana cierre con un ingreso no habitual para un día viernes 1.325 animales. Todo fue comercializado con firme interés dentro de valores sostenidos.

Mercado ganadero de RosarioMercado de ganado de Rosario

Las adversas condiciones climáticas también para esta plaza ganadera  no permitieron un normal arribo de hacienda. Lo poco subastado no registró cambios de consideración.

El martes nada cambio, una nueva oferta pobre para compradores que no pueden afrontar  su faena diaria. Se vendió todo con muy firme interés y los precios que se pagaron se ajustaron a la calidad embretada y superaron las marcas de la ronda anterior.

La tendencia no se modificó en la tercera jornada de ventas, un nuevo ingreso escaso, similar a la víspera arribo a Rosario. Lo poco subastado se concretó con mucha firmeza.

A los problemas de las lluvias se agrego el paro del día jueves, lo que genero que el viernes esta plaza no tenga ingresos de vacunos.

Lechería:  un panorama general muy complicado

Arreo de vacas lecheras en plena inundación

 

Situación tensa

Los ánimos alborotados de los tamberos se vuelven a sentir por múltiples motivos. Mientras muchos hablan de paritarias y mejoras salariales para hacerle frente a una inflación de más del diez por ciento en lo que va del año y con la consecuente devaluación de la moneda, los productores esperan un salto en lo que respecta a las liquidaciones por la materia prima que no llega.

Según CREA

En lo que va del año la apreciación de la leche cruda se movió en unos 30 centavos como máximo y no en todas las cuencas, es así que la pérdida es la que sigue sumando. Con un promedio que llegaría este mes a los 2,60 pesos, muy lejos del costo de 3,60 calculado por CREA, el deterioro se hace notar sobre todo en los pequeños y medianos que le dan pelea a un año complejo donde el clima hizo su peor parte.

La semana anterior se creía, luego del encuentro de la Mesa Nacional de Productores de Leche y de la reunión alentadora con José Manuel de la Sota,( a la que se añadieron dos asambleas en territorio cordobés), que este miércoles se fijaría un día de protesta. Sin embargo los anegamientos por lluvias obligan a postergar la agenda de protesta por una situación de emergencia de la que los dirigentes agropecuarios tomaron nota

Carlos González, uno de los representantes ante la MNPL de la Federación Agraria Argentina, comentó que el encuentro de este miércoles fue cubierto por la problemática de las lluvias intensas en diferentes regiones del país, sobre todo en la cuenca oeste de Buenos Aires y en nuestro centro-oeste santafesino. “La situación es dramática y frente a esto no podemos hablar de protestas, porque hay tamberos que tienen que tirar leche o tuvieron que mudar los tambos, porque no hay caminos, porque tienen los campos cubiertos de agua”.

En este contexto e intentando eludir las demoras sabidas de la Nación, “estamos pidiéndole al Gobierno una declaración de emergencia lechera, para atender una situación que supera todo tipo de cálculos”. En las últimas horas se reunió la Comisión de Emergencia Nacional, después de más de dos años. Esto lo celebró el dirigente federado. “Es una barbaridad que durante tanto tiempo no se haya convocado a la Comisión, frente a los problemas climáticos que hubo, desde los incendios en Sierra de la Ventana, las sequías y todas las inundaciones, a pesar de tener fondos por 500 millones de pesos que pueden ayudar a paliar la situación de muchos”.

Se intenta mostrar movimiento pero las decisiones no llegan a la producción. Mientras se pide más precio, justamente porque el consumidor paga ya diez pesos por litro de este alimento, pero también más ayudas, el Subsecretario del área confirma en encuentros cerrados que van a seguir vigentes las políticas restrictivas para la exportación de lácteos, por ese temor a desabastecer el mercado interno que nunca sucede y contrariamente lo van a abarrotar y así seguir afectando rentabilidades en los eslabones más débiles.

“Hay un apriete hacia la industria, porque no les dan los ROE a las empresas que no han tenido productos en el Programa de Precios Cuidados, entonces el Gobierno ajusta en este sentido”, remarcó González. “El tema no está en generar un ajuste en todos los eslabones de la cadena lechera por parte del Gobierno, sino que en la fase comercial siempre se los beneficia, se está afectando ahora a la industria por no poder aprovechar del todo el mercado internacional y mientras tanto el que siempre termina perjudicado es el productor.

Mientras existan políticas de este tipo va a ser muy difícil salir, por más voluntad que tengan algunos personajes de Agricultura no va a haber posibilidad de mejorar”. El deterioro lechero se puede sumar al del mercado de carnes, del trigo. Esta es la preocupación constante de los representantes de los productores que actualmente tienen al menos una baja productiva del 25 por ciento. Sin medida de fuerza cercana, la convocatoria del Ministro se espera, pero tiene que juntar a toda la cadena, sin excluir a los comerciantes, para que finalmente se logre avanzar mientras el rebaje antes de la curva del reclamo bien audible de la producción se vuelva atrás.

Otros pedidos, a  pesar de mostrar un perfil más dialoguista, paciente y aquietado, la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe envió ayer una nota a Carlos Casamiquela para tener alguna respuesta en cuanto a la posibilidad de ayudas directas y prontas para las zonas tamberas anegadas en las últimas semanas.

En el texto, firmado por el presidente de Meprolsafe, Marcelo Aimaro se le solicita al Ministro de Agricultura de la Nación “con carácter de urgencia una audiencia para tratar de manera perentoria y en forma conjunta posibles planes y soluciones a poner en práctica ante la acuciante situación sufrida en la principal cuenca lechera del país causada por las intensas lluvias”. Se añade que “sería de vital importancia, a nuestro entender, que en dicha audiencia se encontraran presentes también autoridades del Banco de la Nación Argentina para resolver junto con ellos, inmediatamente, la aplicación de créditos a tasas subsidiadas y con períodos de gracia con el productor”.

Teniendo en cuenta el compromiso manifestado hace algunas horas por el propio funcionario ante cooperativistas del sector, se le recuerda que a los tamberos, en este caso de un segmento muy ligado al oficialismo les urge una respuesta, que sería “de vital importancia para la economía y crecimiento del país”. De todas maneras, entre martes y miércoles el titular del Minagri estaría recibiendo a algunos productores autoconvocados, a presidentes comunales y a intendentes del centro-norte santafesino, del centro-este cordobés y del sur santiagueño que habían iniciado gestiones de encuentro previo a las lluvias tan intensas.

Si bien ya había zonas anegadas, la situación ahora se complicó y formará parte del planteo que se le presente, junto con algunos puntos inminentes de aplicación. La coyuntura amerita una postergación, por al menos, de seis meses para los vencimientos que los productores lecheros tienen con el Banco de la Nación Argentina, difíciles de cumplir en tiempos de baja productiva y más aún para aquellos que ni siquiera se pudieron quedar en el campo por el avance del agua.

También a través de la entidad, el acceso a créditos para capital de trabajo, por montos superiores a los dos meses de la producción de leche de cada productor, con al menos un año de gracia y unos cuatro años de amortización, incluyendo la retención de cuotas a través de la industria, como mecanismo de garantía.

La eterna lucha por una cadena comercial de leche mas justa y equitativa

Se pedirá realizar acciones tendientes a que cada industria pague al productor lo que realmente puede y se pedirá algún tipo de control para que no sea la industria más ineficiente la que marque el precio y las demás paguen en base a ese monto. Este cúmulo de puntos intenta encontrar una alternativa a la crisis reiterada del sector, que nunca se aquieta. Este grupo de representantes de la zona intentará abordar el tema de una Ley de Lechería, para poder generar un orden en la cadena láctea en su conjunto, valiéndose de normas ya creadas y activas en el Estado. Del mismo modo, tratarán la intención de impulsar una ley de arrendamiento, para proteger a los tamberos más pequeños, por sobre el avance de la agricultura.

Fuente:  Elida Thiery http://www.diariolaopinion.com.ar –

Inundaciones en el tamboLluvias: situación preocupante afectó  a la zona núcleo y sobre todo a Córdoba

Córdoba fue una de las provincias más afectadas por las precipitaciones de los últimos días. Según relata el productor y dirigente Diego Manavella a Infortambo, la zona comprendida entre Villa María y Etruria llovió 35 mm; al norte de Villa María superó los 100 mm y en algunas zonas por encima de los 250mm; al sur de Etruria y hasta el límite con la Pampa entre 80mm y 120mm.

“La producción sigue estancada por esta misma causa. Recordemos que en prácticamente toda la provincia los acumulados de los últimos 3 meses y parte de abril superan los 600mm”, señaló.

En La Pampa, Alfredo de Eléspuru nos cuenta que en la zona Quemu Quemu llovíó alrededor de 250 mm. “De los cinco tambos existentes, lamentablemente a Héctor Corral el granizo le destruyó totalmente el maíz que tenía para silo, a otros nos “peló” un poco de hojas del maíz, pero es tolerable”, señala.

Otro campo afectado fue el de La Estancia Sol de Mayo, al oeste de Quemu Quemu que sufrió una granizada que le barrió unas 800 hectáreas entre soja y maíz, desinado a abastecer el propio feetlot de 3000 novillos.

En tanto, Santa Fe es otra de las provincias más afectadas por las lluvias de finales de marzo, principios de abril. Según detalló la directora de Federación Agraria Argentina, Ester Fagiano, hay miles de hectáreas afectadas en Suardi, Monte oscuridad, San Guillermo, Colonia Rosa, San Cristóbal, Elisa, Curupaity, Monigotes, Ramona, Vila y Colonia Cello. “En dos días en muchas zonas alcanzó a llover hasta 400 mm. Tanto en zonas rurales como urbanas hay evacuados y el agua llegó a un metro de altura. Estamos sin caminos y ni hablar de los ripios, se los llevó el agua”, relata la productora.

“No se está pudiendo sacar la producción, hubo muerte de terneros ahogados y además ya se estaba sembrando las alfalfa imagínense qué puede nacer de esas semillas. Es incalculable las pérdidas en pasturas, reservas, sembrados, cosechas de maíz por levantar; y además de la muerte de los animales hay que sumarle la baja producción y el bajo precio ¿Si no nos alcanzaba antes ahora cómo vamos a enfrentar esto?

Por su lado, en Buenos Aires, el presidente de la Unión de Productores Lecheros de la Cuenca Mar y Sierras, Santiago Padilla señala que en La Pastora llovió 135 mm pero que en otras zonas de Tandil hubo lluvias más intensas durante el mes de marzo. “Algunos productores dicen que bajaron dos litros por vaca”. Otro tandilense, Diego Baudrix, afirma que su tambo no sufrió grandes daños con las últimas precipitaciones.

“El tambo están bien, por supuesto hay barro, este que es un tambo mixto (pastoril con encierre estratégico), estamos en un momento de encierre de lotes de alta y un turno de pasto en lotes de baja. El pasto muy bien planteado por el momento, falta mejor sol y temperatura”, explica.

En el campo, la lluvia registrada entre el 30 de marzo y 9 de abril fue de 120 mm, en la ciudad de Tandil las precipitaciones acumuladas superaron los 150 mm. Desde la localidad bonaerense de Henderson, partido de Hipólito Yrigoyen, el productor Manuel Pereyra nos cuenta que en la semana de lluvias cayeron 230 milímetros.

“Pese a que la lluvia es una bendición para el campo, lamentablemente llega tarde y junta, lo positivo es que se han recuperado las napas, y nos promete un buen otoño/invierno, lo malo en estas circunstancias son los pisos de los corrales, por más alternativas que tengamos la incomodidad de la vaca durante los próximos siete días será grande, comederos con barro, bebederos con pozos, maquinaria que sufre deterioro, costos extras de mantenimiento, y una baja de producción del 10% en relación al día anterior de la lluvia. La vaca come igual que siempre ya que el tambo no sale de los corrales”, detalla.

Fuente: todocampo.com.ar

Tarea de vacunación en rodeo lecheroLa prevención de zoonosis suma calidad

La producción láctea argentina proviene de rodeos libres o que se encuentran bajo programas instrumentados por el Senasa de control y erradicación de ambas enfermedades transmisibles al hombre.

La creciente demanda mundial de productos lácteos plantea una excelente oportunidad de mercado para los próximos años para nuestro país que, durante el 2013, exportó 350.723 toneladas provenientes de establecimientos certificados como libres de tuberculosis y brucelosis por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

“La lechería conforma uno de los complejos agroindustriales más importantes de la Argentina, observándose una mejora significativa en la calidad de la leche producida, entre otras causas, por la aplicación desde el Estado de planes de control y erradicación de enfermedades como la tuberculosis y la brucelosis”, indica Luis Carné, vicepresidente del Senasa.

Estas acciones del Senasa se enmarcan en la estrategia impulsada desde el Ministerio de Agricultura de la Nación para favorecer el valor agregado en la producción agroalimentaria destinada al consumo interno y a la exportación. “Nuestro objetivo es seguir posicionados como uno de los principales productores de alimentos con alto valor agregado a nivel mundial”, dice el titular de la cartera, Carlos Casamiquela.

Fuente: fyo.com