La papa está bajo tierra, pero el precio “sube por el aire”

Cosecha de papa en Catamarca

Las condiciones climáticas volvieron a impactar en el mercado hortícola y uno de los efectos negativos fue el incremento de la papa.

En el Mercado de Concentración Frutihortícola de Tucumán (Mercofrut), el principal centro de compra mayorista y minorista de la capital provincial, el precio del cajón de ese producto se elevó más de un 30% en los últimos días, a causa del temporal y las inundaciones registradas en las zonas de producción.

Así lo confirmó el vicepresidente del mercado de compra-venta de frutas y verduras, Juan Carlos Medina, quien explicó que el valor de la papa por mayor pasó desde $ 80 hasta $ 100 y $ 110. La variación se trasladó, además, al consumidor en las verdulerías. “Está lloviendo en todo el país. Las zonas de producción están inundadas en estos momentos. Pero el precio volverá a normalizarse cuando el tiempo se componga, aunque ello no ocurrirá mañana (por hoy)”, comentó el directivo.

La papa que se comercializa y se consume en la plaza local en este período del año, proviene de Buenos Aires, Córdoba y Catamarca. “Hay stock todavía; no nos quedamos sin mercadería debido a las cargas que se concretaron el fin de semana pasado”, aclaró. Medina remarcó que esa situación podría extenderse a la cebolla, ya que es un producto que también cultiva “bajo suelo”.

¿Como es el cultivo de papa?

En líneas generales  se realiza con temperaturas moderadas a altas. Es decir es una hortaliza de climas cálidos. No tolera heladas, y su cultivo puede ser muy afectado con temperaturas inferiores a los 4 °C. Se comienza con la  siembra en primavera  o verano dependiendo la zona y se cosecha a fines de verano u otoño. Luego la cosecha de otoño puede continuarse incluso hasta la primavera ya que la papa puede conservarse enterrada  en el suelo e irse desenterrando a medida que la cosecha avanza siguiendo la curva de demanda de los distintos mercados.

Para sembrar papa se utilizan los tubérculos mas pequeños que por tamañado van a ser desechados para el consumo en fresco. También se pueden trozar  papas grandes en 2 o 3 pedazos y ser curadas con un fungicida específico para que las superficies sin corteza no se apesten con enfermedades antes de germinar. El cultivo de papa se realiza en líneas o surcos que están separados entre 70 cm. o un metro, dependiendo el sistema de riego y la tecnología utilizada.

Requiere un buen laboreo de suelo, para dejarlo limpio de malezas y suelto para que se desarrollen los tubérculos sin impedimentos de compactación. Por ser uno de los cultivos hortícolas más extensivo de todos, requiere de máquinas y tecnología muy costosa para poder hacer grandes escalas, y de eso depende la sustentabilidad económica de la producción. Por lo tanto dejó de ser un cultivo de pequeña escala y artesanal para convertirse en extensivo y se comporta de manera muy similar a un commodity.

¿A que se deben las fluctuaciones tan importantes en el precio?

El precio de la papa está muy influenciado por la oferta en las grandes regiones productoras. Hay tres zonas que aportan el 85 % de la producción nacional: SE Bonaerense (Balcarce, Tandil, Mar del Plata), Cinturón verde de Córdoba capital, y Villa Dolores (Córdoba).

Condiciones de exceso de lluvias y temporales en esas zonas pueden afectar de gran manera la cosecha y la producción. Por un lado afectando a la sanidad del cultivo, ya que altas humedades por varios días pueden producir podredumbres debido a patógenos. El caso típico es la marchitez producida por phytophtora infestans ( produce la enfermedad denominada tizón tardío de la papa), que puede devastar  lotes enteros de papa si no se realiza la aplicación a tiempo del fungicida para su control.

El otro inconveniente que hace producir faltante  en el mercado y es el más importante que el anterior, es la falta de suelo por encharcamientos, embarrado o anegamiento para realizar la cosecha. Recordemos que la misma debe ser desenterrada, y luego separada del suelo. Esta labor se dificulta si el suelo se encuentra saturado de agua. Y ésto es lo que está sucendiendo en la actualidad. Finalmente al no haber ingreso de papa en los mercados mayoristas, el precio se dispara y puede registrar aumentos del 100 %. Una vez superado el período reestrictivo, la cuestión se invierte sobremanera y se pasa de faltante a  una sobreoferta de hortaliza y ésto obliga a retornar los precios a los niveles habituales.

Sin embargo ésta situación puede ser aprovechada por los minoristas quienes al restituirse las condiciones normales de oferta, no producen la rebaja de precio que vuelve a la situación anterior, sino que lo hacen en un porcentaje  menor dejando el precio/ kg de papa al consumidor final a un mayor  nivel al que estaba antes de los inconvenientes por temporales y lluvias. Esto se suma a la alícuota de inflación que ya es alta, y pueden llevar un producto accesible para la canasta familiar a valores “cuasi irracionales”.

En el mercado mayorista bonaerense (el más importante del país), la papa se comercializa en bolsas de 24 kg. que aproximadamente se encuentran a 160 pesos.  Esto nos da un valor aproximado  de 6 pesos con cincuenta centavos por kg de papa a nivel mayorista. Sin embargo se puede verificar que en los centros de venta al consumidor final, hay valores de 14 pesos el kg. Es decir más del doble del valor que se le paga al productor por un producto que luego  no tiene valor agregado alguno en su procesamiento y acondicionamiento para la venta. Téngase en cuenta, que el lavado y cepillado que origina la conocida “papa blanca” que tiene unos pesos más de costo, es producido casi en su totalidad con máquinas de alto coste a nivel productor. 

Precio de la papa-Mercado Central de Buenos Aires