¿Cómo serán los “fierros” del futuro?

317

Pulverizadora-Pla-MAP-II-3500-MultipropositoCuando un productor común o alguna persona no muy avezada se pone a observar con admiración el stand de máquinas en una de las mega-exposiciones habituales, la complejidad es tal que difícilmente se puedan observar año a año las diferencias y las novedades en materia de maquinaria agrícola.

Sin embargo la mirada de un especialista como lo es sin dudas, Mario Bragachini, del INTA Manfredi, quién se refirió al tema con la habitual contundencia y excelencia a la que nos tiene acostumbrados, nos arrojó mayor certidumbre.

Los sistemas hidráulicos serán reemplazados por eléctricos en tractores. Los nuevos diseños de pulverizadoras tenderán a ubicar el tanque en el centro de gravedad, posicionando el motor adelante, según estimó el ingeniero.

La innovación es una constante en la industria de maquinaria. Año a año se presentan cientos de lanzamientos, enfocados a dar respuesta a las necesidades productivas y al mejor aprovechamiento de la tecnología.

Para el especialista, las exigencias pasarán por dar mayor eficiencia, y las exigencias serán un tractor forrajero, mixero o para siembra directa o bien un tractor tolvero. Un tractor con marcha ultra lenta y reversor para ponerle una pala y que traccione un mixer, por ejemplo, o bien un tractor ágil de alta velocidad para las tolvas.

“El tractor hoy tiene una exigencia de hidráulico para la siembra que prácticamente muy pocos la pueden cumplir por gran caudal y presión, y en el futuro dejará de ser importante. Los marcadores mecánicos no van a existir más, porque será todo autoguía satelital y eso derivará en menos exigencia hidráulica, en tanto que los actuadores de una sembradora inteligente no serán más hidráulicos, sino eléctricos. El tractor tendrá 12 ó 24 volt y no menos 200 amperes de batería y todo lo que hoy se asiste en forma hidráulica, se accionará eléctricamente”, explicó.

Tractor-Massey-Ferguson-MF-7624-1

Asimismo, estimó que tendrán un sistema de conectividad del volante con el actuador de la dirección por sistema sin cables, accionará un sistema de dirección electrónica y quizás se observe mucho avance en autoguía y transmisiones con cambios infinitamente variables y un motor inteligente en el consumo de combustible y bajas emisiones, así como también mejoras importantes en el confort y 100% con sistema de autoguía, o sea que será cada días más parecido al tractor robot.

“También aparecerán los tractores gemelos, o sea 2 ó 3 tractores y un solo operario, los otros copiarán por radio control lo que indique el tractor con operario. Argentina posee técnicos capaces de fabricar esta tecnología”, añadió.

En tanto, señaló que entrarán los motores eléctricos y habrá unidades a biogás, un combustible que se puede fabricar en el territorio nacional y utilizarse como en Italia y Alemania.

Pulverizadoras

La tendencia indica que se consolidarán más aún las máquinas pulverizadoras autopropulsadas que van, a su vez, a aumentar la potencia, la capacidad del tanque, el ancho del barral y la electrónica que estará relacionada a la selectividad de la aplicación por ambiente, o bien a las dosis variables, el caudal de campo aplicado tenderá a disminuir y por ende, la autonomía aumentará.

“Los diseños tenderán a ubicar el tanque en el centro de gravedad, posicionando el motor adelante, el tanque en el medio y el botalón atrás. Con el tanque en el medio, no cambia la relación de centro de gravedad en función de si está vacío o lleno, sin variar la proporcionalidad de la distribución de peso, habrá otras opciones de colocación del motor, pero siguiendo este principio de no variar el centro de gravedad”, apuntó el técnico.

Más cambios

Entre las modificaciones que se vislumbran para el segmento de pulverizadoras se destacan los rodados de mayor diámetro, neumáticos radiales más flexibles y velocidades máximas restringidas, según normas internacionales.

Transmisión Hidrostática“Las transmisiones serán hidrostáticas, la suspensión será neumática con muy buena amortiguación y con autoguía y dosificación variable de acuerdo a sensores, tanto para malezas como NIRS para fertilizantes líquidos chorreados. Las trochas serán variables de manera sencilla y en algunos casos hidráulicamente. Habrá avances en cortes por sección y para el barral aparecerán nuevos materiales, como la fibra de carbono y otros materiales para alivianar el peso y el automatismo en el control de altura para que no se produzcan oscilaciones laterales. Es decir, serán autonivelantes con sensores que actuarán en tiempo real a 20 km/hora para mantener una altura pareja del pico con el objetivo, que es el principal factor que afecta la calidad de aplicación”, explicó.

Asimismo, aparecerán sistemas de aplicación variable de rápida respuesta, sensores que leen si hay o no malezas y otros avances en sensores de temperatura para manejar en forma variable el control de insectos o bien algún sensor que mida el síntoma de alguna enfermedad para aplicar fungicidas en forma variable. También se incorporará todo lo que tiene que ver con dosificación variable con nuevos software y otros parámetros que haya en la variabilidad del lote. Las pulverizadoras estarán conectadas a plataformas web y tendrán casillas meteorológicas para medir y actuar en consecuencia en la regulación del tamaño de gota y caudal o bien ordenar la detención de la aplicación.

Fuente Revista Maquinac.com

Por: Gastón Pepa | Tw: @gauchitosmu| gastonpepa@hotmail.com