“No hay pasto, no hay políticas y tampoco carne vacuna”

Camión descargando hacienda en LiniersSe comporta muy débil la oferta de ganado en las principales plazas concentradoras del país.

Durante  la semana pasada en los mercados de Liniers y Rosario los arribos fueron inferiores a los promedios del último mes, lo que dejó como saldo valores muy destacados para todas las categorías.

Como consecuencia de las lluvias que se registraron en una importante zona de producción, los arribos tanto a Liniers como a Rosario fueron inferiores a la semana precedente, dejando como saldo valores muy destacados para todas las categorías.

Mercado De Liniers

La semana comenzó con un ingreso habitual para un día lunes. Excelente postura de los compradores, dejaron como saldo un estado de plaza muy firme en general.

La demanda trabajó sin modificar la idea del viernes pasado y los precios que se registraron, fueron satisfactorios, no reflejaron ningún tipo de cambios.

Las malas condiciones de los caminos, producto de las lluvias que se registraron en una amplia zona de producción dejaron un ingreso moderado de hacienda en la segunda jornada de actividad, esto sumado a la buena calidad que se pudo embretar en esta jornada, conjugaron un estado de plaza muy firme en general.

Los novillos y la hacienda liviana de consumo ganaron entre 50 y 70 ctvos., las vacas crecieron 60 ctvos., y los toros mejoraron 30 ctvos. por kilo.

Las precipitaciones continuaron y fueron un factor clave para que la oferta del miércoles sea inferior a la de la jornada precedente. La necesidad de la demanda impuso una nueva ronda de operaciones con plaza muy firme en general, donde se lograron nuevas y destacadas subas de precios.

Los novillos, novillitos, vaquillonas y terneros de calidad ganaron hasta 80 ctvos para llegar a un tope de $16,80 ctvos por kilo vivo.

También con subas terminaron el trabajo las vacas y los toros, entre 30 y 40 ctvos respectivamente.

El viernes a partir del mejor estado de los caminos el mercado recibió la oferta más importante de la semana. Los precios nuevamente registraron subas destacadas, no solo para los conjuntos livianos destinados al abasto local, sino para toda la hacienda puesta a la venta.

Mercado de Liniers

Mercado Ganadero de Rosario

Ingreso típico de lunes y con una tendencia muy parecida al viernes pasado.

La participación de los compradores en los distintos remates fue con buen interés, dentro de una plaza animada en general y valores realmente muy sostenidos, favorables en todo lo embretado.

Nuevamente fue escasa la oferta del martes, similar a la rueda anterior, producto de las lluvias que se registran en la zona y no permiten el traslado normal de la hacienda hasta este mercado. Las subas fueron muy importantes y el desarrollo de la actividad producto de una demanda interesada fue muy firme.

Una nueva jornada con arribos pobres se observo el miércoles en esta plaza y una especial intervención de la demanda que reafirmó su necesidad de compra.

Las ventas con un ambiente muy firme ajustaron los valores al tipo de hacienda embretada. Hubo carencia de lotes livianos, bien terminados que se destinan al consumo local.

Al igual que la plaza porteña, Rosario recibió la oferta más importante en última ronda de operaciones de la semana. El mercado encontró nuevas y visibles mejoras de precios para la mayoría de los conjuntos embretados. Con fácil y rápida colocación se vendió la totalidad de la hacienda. El total acumulado de la semana fue de 904 vacunos.

Mercado de RosarioFuente: Fyo.com

La situación ganadera se presenta con importantes mejoras de los precios para todas las categorías pero con una alta volatilidad diaria. Habrá que seguir muy de cerca la evolución de la oferta, para poder entender y poder arriesgar un vaticinio de cara al 2014 en lo referido al stock y a la evolución general del mercado ganadero. Desde ya advertimos que la ola de calor que prácticamente ocupó los meses  de diciembre y enero pasados, perjudicaron  mucho el mapa forrajero y sobre todo en  zonas de engorde.

Es de esperar que sigan firmes los precios de los animales pesados. La inflación también juega un papel fundamental haciendo más difícil la terminación de lotes. No sería raro tener un año con matanza de hembras en mayor grado de lo esperado, y con pérdida del stock ganadero.

Los precios indefectiblemente se presentarán con subas importantes, o directamente habrá faltantes. Aunque pueda mejorar la situación hídrica de manera momentánea, sabemos bien que no llueve pasto, ni vacas, así que no se vislumbra en el corto plazo una mejora en la oferta que sea sustancial.

Mientras tanto las políticas en el sector carnicero brillan por su ausencia…

Por: Gastón Pepa | Tw: @gauchitosmu| gastonpepa@hotmail.com