Una mirada al futuro: “cambiar protestas por propuestas”

295
Módulo para el control mecánico de malezas en remolacha azucarera
Un equipo sueco diseñó un módulo para el control mecánico de malezas en remolacha azucarera

Este es un ejemplo más en el que se intenta demostrar que tecnología y ecología no necesariamente son antagonistas sino por el contrario sinérgicas. Ya se está trabajando a nivel mundial  para que se generalice la aplicación selectiva de fitosanitarios con excelentes resultados. Pero en ésta oportunidad la visión es mucho más ambiciosa y pretende prescindir totalmente de ellos  o bien dejar  que los agroquímicos queden limitados al uso  en donde son imprescindibles  y eficientes para cumplir con la remoción de plagas, malezas  y enfermedades.

Desde los inicios más remotos de la agricultura se utilizaron métodos mecánicos de remoción de malezas, y con el transcurso de la modernidad, éstos fueron cambiando y adaptándose a la realidad productiva y económica del hombre de campo. Por lo tanto no es nuevo el control mecánico de malezas, en si mismo pero si es muy novedosa la forma en que se prepara la agricultura para integrar las distintas herramientas y avances tecnológicos en robótica, sensores remotos y computación para dar nuevas formas de control. 

Hay un interés político en la Unión Europea en el aumento de la cantidad de productos de cultivo ecológico. La logística y las menores extensiones de tierra comparadas con las inmensas extensiones   de Latinoamérica y otros países asiáticos, dan una ventaja competitiva para el desarrollo de éste tipo de soluciones agropecuarias.

La agricultura ecológica no es sólo un objetivo político, también hay un impulso en el mercado. Cada vez más clientes están pidiendo cultivos orgánicos. Esto ha generado un problema para las empresas que necesitan aumentar los  suministros de productos ecológicos  para satisfacer las demandas del cliente. Por ejemplo, es difícil extender la cantidad  de cultivo ecológico de remolacha   ya que el control de malezas en la línea de siembra se realiza mediante el recurso humano, lo que implica altos costos serias  dificultades en la contratación de trabajadores.

 ¿Reemplazar un robot por un ser humano?

Aunque parezca eso a simple vista,  justamente lo que busca alguien que desarrolla soluciones de vanguardia para las chacras y los campos, es todo lo opuesto.

El avance del uso de pesticidas ha traído al mundo un nuevo mapa rural, en el que la gente desplazada por los monocultivos ha ido buscando guarida en las grandes ciudades y hoy se producen serios problemas de marginación social, concentración demográfica y otros de gran preocupación. Sin embargo, no se puede volver atrás, la rueda sigue girando y el desarrollo así como trae problemas, también aporta nuevas soluciones para los nuevos “inconvenientes”.

El desafío es transformar a las nuevas generaciones, mediante la educación y talleres prácticos en agricultores modernos, conscientes, ecológicos y sustentables. No es sencillo, porque hay que activar políticas de largo plazo, sociales y remover malos hábitos que están en el seno mismo de la sociedad, a su vez también hay que ir en contra de las corporaciones, etc, etc.

Los robots, las computadoras, internet, nuevos dispositivos móviles y los sensores remotos, ya no son el futuro, sino el presente. Entonces hay que usar éstas herramientas, mas la capacitación, para estimular el cambio en las mentes de las nuevas generaciones de agricultores, y lograr que por el contrario  halla cada vez más personas sumadas a la noble y gratificante causa de producir alimentos.

Reemplazar trabajos duros por dignos

Trabajadores rurales en áfrica sometidos a duras tareas
Trabajadores rurales en áfrica sometidos a duras tareas

No se puede admitir habiendo pasado ya la primer década del siglo 21 que todavía existan “trabajadores golondrinas” que estropean sus cuerpos  y castigan su salud a cambio de un mísero jornal para poder subsistir en un mundo que los ha marginado cuasi como esclavos.  Por lo tanto los avances tecnológicos deben también contribuir al recambio en las formas de trabajo. Las nuevas herramientas deben ser útil a la humanidad, pero no pueden serlo por el manto de corrupción y desidia de políticos y otros grupos de empresarios inescrupulosos que manejan el pulso económico mundial. En ellos y en la falta de incentivo por la educación, están los enemigos que atentan para que millones en el mundo padezcan la humillación de no tener trabajo digno.

Un modelo práctico desde Suecia para el control de malezas en remolacha azucarera es posible hoy, gracias a la ingeniería aplicada a soluciones agropecuarias.

El equipo ha sido probado en condiciones a campo y desarrollado por un grupo de investigadores, ingenieros y agricultores suecos. Se comporta de manera muy satisfactoria, por lo tanto éste es un ejemplo de cómo pueden articularse conocimientos de distintas asignaturas para solucionar un problema concreto como lo es el control de malezas

esquema en una chacra de remolacha

A grandes rasgos el equipo funciona captando y distinguiendo las variaciones de propiedades de las plantas (tamaño, forma, color) y la presión de malezas, a través de una cámara   conectada a un procesador de una computadora. Luego con un sistema gps, avanza de manera controlada, y por último a través del software especial y de los algoritmos de traducción, transforma la imagen de una pc. a una señal mecánica que indica a la herramienta de escarda el lugar exacto y la especie que se comporta como maleza para su remoción.

Esquema del equipo robótico

.

Miembros del Prototipo:

Prof. Albert-Jan Baerveldt …Halmstad University Research

Eng. Tommy Salomonsson, Halmstad University

Ph.D. Student Björn Åstrand, Halmstad University

Ph.D. Student Stefan Ericsson, University of Skövde

Ph.D. Student Maria Johansson, Halmstad University

Timmy Brolin, Halmstad University

Contacto:

Björn Åstrand

Fuente: http://www2.hh.se/staff/bjorn/mech-weed/

Editado y modificado por: Gastón Pepa-Agrónomo-Sección El Campo-Córdoba Times.