Lluvias abundantes y con daño por granizo en varias ciudades

Granizo en Gonzáles Moreno-BUENOS AIRES
Granizo en Gonzáles Moreno-BUENOS AIRES
Granizo en Gonzáles Moreno-BUENOS AIRES

Había cierta preocupación por la demora en las lluvias en casi toda la región pampeana, y volvieron las precipitaciones para apagar la sed. Lamentablemente con tormentas muy fuertes y caída de granizo en diversas localidades y sobre todo en el centro oeste de la provincia de Buenos Aires.

El agua registrada en las últimas 48 horas le dieron un empujón a la soja y el maíz implantado y permitirán la continuidad de la siembra de estos dos cultivos.

Hasta el momento, en soja la siembra avanzó al 37,3% de una superficie proyectada en 20,2 millones de hectáreas. En tanto, en maíz se implantó el 42,7% de un área para grano comercial de 3,46 millones de hectáreas, según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Las lluvias, de buen caudal en general en el sudeste cordobés, parte del centro-sur bonaerense, Santa Fe y Entre Ríos -donde paradójicamente hay algunos excesos hídricos-, ayudarán a que se acelere la cobertura de la siembra.

Y si bien faltan más de cuatro meses y medio para la cosecha, sirven para que la campaña agrícola vaya consolidándose. Al respecto, en soja el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) proyecta para la Argentina una producción de 53,5 millones de toneladas, mientras que en maíz aguarda 26 millones de toneladas.

“Estas lluvias ayudan a muchos lotes con sojas emergidas”, resumió Eduardo Sierra, especialista en agroclimatología. Sierra contaba ayer, desde la zona de Venado Tuerto, que la llegada de las precipitaciones había cambiado la situación de sojas sembradas a la vera de la ruta 8 que ya sentían la necesidad de un aporte de humedad. Según el especialista, podrían registrarse nuevas precipitaciones. “Estas lluvias no terminaron. El empujón mayor va a venir el miércoles [por mañana]”, dijo.

Para Esteban Copati, analista del Departamento de Estimaciones Agrícolas de la Bolsa de Cereales porteña, las últimas lluvias “garantizan que se va a poder completar el plan de siembra” de los productores.

Copati precisó que se van a realizar siembras de lo que se conoce como maíz tardío a esta altura del año. Y dijo que en ciertos lugares donde faltaba humedad, como en La Pampa, “hubo alguna reposición hídrica”.

Los registros que ayer vía la red social Twitter dieron a conocer muchos productores daban cuenta de niveles de lluvias interesantes. Mencionaron, por ejemplo, 105 milímetros en el nordeste de Lincoln, 100 milímetros en 9 de Julio, 103 en Bragado, 75 en 25 de Mayo, entre otros lugares, todos datos de la provincia de Buenos Aires.

Para Córdoba se informó de 136 milímetros en Canals, 50 en Monte Buey y Bell Ville y 60 milímetros en General Baldissera. En Santa Fe, algunos registros fueron 90 milímetros en Teodelina, 80 en Venado Tuerto y 90 en Murphy, por ejemplo.

Los más perjudicados

Hubo zonas donde la lluvia vino acompañada de fuertes vientos y granizo. En el paraje de La Pergaminera, en el partido de Lincoln, una pedrada provocó destrozos a varios productores. A Roberto Riera, por ejemplo, le afectó el trigo y el maíz. Un lote de trigo que despuntaba para rendir 6000 kilos por hectárea ahora no superará los 3000 kilos. Sobre el maíz, Riera contó: “El cultivo, que tenía 1,20 metros de altura, quedó de 60 centímetros”. El día domingo 24 también se registró granizo en la localidad de Gonzáles Moreno, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, ubicada justo al límite con la Provincia de La Pampa.

A todo esto, en el centro norte de Entre Ríos hay zonas con excesos hídricos que van a dificultar la continuidad de las tareas a campo.

FUENTE: FYO.COM