¿Quién es el nuevo Ministro de Agricultura?

Casamiquela junto al ex Ministro de Agricultura y al vicepresidente del INTA
Casamiquela junto al ex Ministro de Agricultura y al vicepresidente del INTA
Casamiquela junto al ex Ministro de Agricultura y al vicepresidente del INTA

Por éste medio de comunicación informábamos sobre la flamante incorporación  de Carlos Casamiquela a la cartera que representa al heterogéneo sector rural. Ya dimos algunos aspectos referidos a su historial profesional, pero en ésta oportunidad vamos a acercar algunas acciones relacionadas con el anterior cargo como titular del INTA. 

Antes del repaso  se recuerda que la asunción de Casamiquella como ministro de Agricultura se producirá oficialmente el día miércoles, a las 19, en el Salón Blanco de la Casa de Gobierno.

Controversias con la FAA ( Federación Agraria Argentina)

A pesar de que el INTA suele mantenerse alejado de las polémicas políticas, a fines de agosto la FAA expresó su temor de que el organismo “termine como el INDEC”.

La entidad hacía referencia a la falta de nombramiento de un representante de FAA en el consejo directivo del INTA. “Queremos transmitirle nuestra preocupación (a Casamiquella) por la pérdida de autonomía del organismo. No podemos permitir que se profundice la fuerte politización actual, que busca poner al INTA al servicio del gobierno de turno. Se debe volver al extensionismo y el trabajo en el territorio, junto al productor”, explicó la entidad que preside Eduardo Buzzi en un comunicado.

Los dirigentes de FAA denunciaron que hay funcionarios de carrera, con larga trayectoria en el Instituto, que han sido silenciados, y que se han intervenido los concursos. Las dificultades no terminan allí: “Aunque desde el nacimiento del INTA, hace más de 50 años, integramos los Consejos Regionales, ahora estamos teniendo problemas con los nombramientos. Es otro capítulo del revanchismo que prima contra los gremios agropecuarios tras el conflicto de 2008”.

Algunos conceptos

Si bien Casamiquela le esquivó con acierto a la discusión política durante los últimos años, centrando sus acciones en el plano tecnológico, para conocer su pensamiento político es conveniente repasar algunos conceptos que dejó en una entrevista concedida al diario Página 12 en noviembre de 2011.

– Resolución 125: “Creo que hubiera sido inteligente adoptar el modelo que planteaba la Resolución 125 pero obviamente las circunstancias políticas de aquellos años eran diferentes a las de ahora”

– Retenciones: “Las retenciones siempre serán una cuestión perturbadora para los productores, casi como una cuestión de principios. Las retenciones tienen una posición política e ideológica que no es contemplada por algunos dirigentes del sector”.

– Comercialización de granos: “el tema es central no sólo para la economía pampeana, sino para todos los sectores del campo, sobre todo las economías regionales. Todos los proyectos de desarrollo productivo de volumen terminan con alguna crisis en el sistema de comercialización. Generalmente, los productores no logran ser partícipes de una cadena más integrada y se pierden de captar renta a partir de la generación de valor agregado. Por eso queremos impulsar la generación de valor en las diferentes producciones”.

– Trigo: “El tema central es si somos capaces de exportar harina en vez de granos o si podemos agregar valor e impulsar el desarrollo de una agroindustria. Quién lo hace, es secundario. La desmonopolización del sector es algo complejo, este proceso debe acompañarse con la organización de los productores, quienes deben hacerse cargo de la parte que les toca”.

– Soja: “Es un negocio compartido, tanto para el fisco como para los productores. La única preocupación que tenemos desde el INTA tiene que ver con la necesidad de establecer un seguimiento y monitoreo de lo que está ocurriendo con el ambiente, el cuidado del suelo, el uso del agua. En este sentido, consideramos que hay que tener cuidado con algunos procesos de reordenamiento territorial, un cuidado específico en aquellos lugares donde los ecosistemas son más frágiles, como los montes, selvas, bosques. Tenemos que compatibilizar la producción agropecuaria con la conservación de los recursos naturales, sin tener una mirada restrictiva”.

Mirar al futuro, la única e indispensable salida

Estas presentaciones sirven en primera instancia para indagar el proceder del dirigente en diversas facetas productivas, sin embargo, hay un marco político coyuntural de cambios, y no sería muy acertado hacer pronósticos prematuros acerca del posible rumbo político y de la impronta que pueda desarrollar Casamiquela dentro del ministerio que se le otorga. No obstante su gestión no solo va a depender de su figura sino de las circunstancias en las que pueda desarrollar su cargo. Con la repentina y rutilante renuncia de Guillermo Moreno podría abrirse una esperanza al diálogo roto entre el Gobierno Nacional y las distintas entidades rurales que configuran el heterogéneo sector agropecuario. Hay muchos pases de facturas y muchos resentimientos viejos, pero El Campo necesita vientos de cambio, y ésta oportunidad no debiera ser desperdiciada. Hay pueblos enteros que demandan políticas en materia de desarrollo rural y éstas siguen postergadas. Por lo tanto dirigentes de un sector y otro tendrán que arremangarse, limar asperezas  y dar paso a eso que tanto promulgan pero que luego no plasman en la realidad: “EL DIÁLOGO”.