¿Qué pasa con los cultivos hasta el momento?

CultivosEn general  los cultivos estivales se encuentran retrasados debido a la demora en llegar lluvias de importancia. Los perfiles del suelo que sufrieron durante meses una sequía de importante magnitud, están recuperándose con los últimos eventos de intensidad muy dispar, referido a las precipitaciones.

El último informe  realizado por la  Bolsa de Cereales de Buenos Aires relevó el avance de la siembra de soja sobre el 4,6% de los 20,20 millones de hectáreas previstos. En cuanto a la cosecha de trigo, la entidad relevó un avance sobre el 1,5% de los 3,62 millones de hectáreas aptos, con un volumen acumulado de 40.000 toneladas. Las siembras de maíz y de girasol progresaron al 34,8 y al 60,9 por ciento, respectivamente.

A continuación se detalla la situación de cada cultivo:

Soja 

A diferencia de campañas anteriores, los mayores progresos de siembra relevados a la fecha se concentran sobre el centro y sur de la región agrícola. Ello se debe a que las áreas en donde históricamente comienza la siembra (Centro Norte de Santa Fe y norte de Entre Ríos) no presentaban adecuada oferta hídrica en superficie durante el inicio de la campaña. En contraposición, gran parte del sector sur logró acumular humedad durante las semanas previas al inicio de este nuevo ciclo. Gracias a ello, la incorporación de cuadros comenzó con fluidez en varios puntos de la provincia de Buenos Aires y La Pampa, como así también en sectores del sur de Santa Fe y sudeste de Córdoba. 

No obstante, durante la mañana de la presente publicación se registraban abundantes lluvias sobre los Núcleos Norte y Sur, el Centro-Norte de Santa Fe y sectores de la mesopotamia. Dependiendo del volumen finalmente acumulado, estas precipitaciones podrían aliviar de forma efectiva y homogénea la escasa humedad superficial relevada en varias localidades de la franja central. 

A la fecha, el avance nacional de siembra logró cubrir el 4,6 % de la superficie proyectada en 20.200.000 hectáreas para la campaña en curso, permitiendo calcular un progreso intersemanal de 2,2 % y un adelanto interanual de 1 %. En números absolutos se implantaron poco más de 900.000 hectáreas y se prevé que la siembra cobre mayor fluidez durante los próximos días. 

Maíz

En los últimos siete días prosperaron las labores de cobertura en el área agrícola nacional que disponía de humedad superficial para garantizar una buena implantación de maíz con destino grano comercial. De esta manera, se registró un avance semanal de 8 puntos porcentuales, y se redujo el retraso interanual a -5,2 puntos. A la fecha se llevan sembradas 1,2 millones de hectáreas, que representarían un 34,8 % de un área proyectada en 3.640.000 Ha para la campaña en curso.

 Las lluvias registradas durante las horas previas al presente informe traen alivio a gran parte del margen oeste agrícola. Tanto Córdoba, La Pampa, San Luis y Santiago del Estero entre otras, están recibiendo precipitaciones moderadas a abundantes. A esto hay que sumarle los pronósticos que aún existen para los próximos días en el resto del área nacional, lo cual podría impulsar a una mejora en el escenario planteado para esta campaña.

 Por otra parte, la situación de retraso en la siembra que hoy se puede apreciar en la zona núcleo maicera es de suma importancia y de gran incertidumbre. La ventana óptima para implantar maíz de primera ha finalizado, sin haber logrado cubrir el 100 % de la superficie proyectada para esta campaña. De este modo, el productor trasladaría esa superficie remanente a fechas tardías de diciembre, como también podría diferir parte de esta al cultivo de soja. No hay que descartar la posibilidad de que, luego de estas lluvias, algunos productores se animen a incorporar algunos lotes más antes de pasar a las siembras de diciembre. 

Hacia la provincia de córdoba, los retrasos en las labores de siembra son muy marcados, a pesar de que en estas zonas el productor tiene la posibilidad de retrasar la fecha de siembra y de no perder potencial de rendimiento. Los cuadros que fueron implantados en fechas tempranas hoy transitan estadíos vegetativos en condiciones regulares a causa de un largo período sin precipitaciones. A nivel sanitario se registran problemas con chinche de los cuernitos y algo de oruga cortadora. 

En el centro-este de Entre Ríos los maíces de primera se encuentran en buenas condiciones, favorecidos por las lluvias que se dieron durante los meses de septiembre y octubre. Hoy los más avanzados se encuentran transitando estadíos de V6 (6 hojas completamente desarrolladas). Se relevan tareas de re fertilización, aprovechando la buena humedad disponible, como también se están controlando escapes de malezas. 

El Oeste y Centro de Buenos Aires presentaron los mayores avances de siembra semanales apoyados por la humedad disponible en el perfil y aprovechando los últimos días previos al cierre de la ventana óptima de siembra. Por otra parte, se reportan muy buenos nacimientos en dichas zonas. Las heladas registradas durante la semana pasada sólo provocaron daños foliares, en aquellos lotes de maíz en estados vegetativos de 3 a 4 hojas. 

Un dato no menor y muy tenido en cuenta hoy por los productores de zona núcleo y aledaños, es la aparición de orugas cortadoras en los primeros estadíos de maíz. Se está monitoreando para luego poder realizar las labores pertinentes. 

Trigo 

Durante las últimas 24 horas se registraron precipitaciones en el norte del país, las cuales ralentizan aún más las labores de recolección. Los días previos, la trilla de trigo comenzó a expandirse sobre dicha región, entregando rendimientos magros y muy dispares. A la fecha se recolectó el 1,5 % del área apta, reflejando un retraso interanual de 4,5 puntos porcentuales. En números absolutos se cosecharon más de 50.000 Ha, con un rendimiento medio de 8,2 qq/Ha, lo que nos permite calcular un volumen acumulado en chacra cercano a las 40.000 toneladas. 

En la región NOA se cosecharon los primeros cuadros durante los últimos siete días, obteniendo rindes que van desde los 3-4 qq/Ha hasta los 20 qq/Ha en cuadros con riego complementario. Recordemos que dicha región sufrió una merma de área interanual muy fuerte, producto de la sequía que impidió la implantación de cuadros con este importante cereal. Sumado a esto, el porcentaje de área perdida será elevado, dado que numerosos cuadros no serán cosechados por no haber acumulado prácticamente ni un milímetro durante su ciclo. 

En paralelo, continúa a paso lento la trilla en las regiones NEA y Centro-Norte de Santa Fe. En esta última las productividades relevadas se ubican desde los 6-7 qq/Ha hasta 16-17 qq/Ha. No obstante, se espera mejoren los rindes una vez que se generalice la recolección. Hacia el NEA la situación es similar, con un rinde medio obtenido de 5,5 qq/Ha, y se estima que la media se ubique unos puntos por encima cuando se entreguen los cuadros que acumularon mayores registros pluviométricos durante el ciclo. 

Otra de las regiones fuertemente afectadas por la sequía es el Centro-Norte de Córdoba. No obstante, localidades como Villa María, Las Varillas, Pozo del Molle y S.M. Laspiur presentan mejores condiciones, en comparación a otras como Villa del Totoral, Obispo Trejo, Morteros y aledaños; en esta zona de influencia, numerosos cuadros ya fueron pastoreados por la baja expectativa de rinde a cosecha. Cabe destacar que el grueso del área implantada se concentra hacia el sudeste de la región, en donde se esperan las mejores productividades.

 Finalmente, en el sur del área agrícola nacional, en donde se concentra cerca del 50 % de las 3.620.000 hectáreas, la evolución del cultivo es de buena a muy buena. De no registrarse ningún fenómeno climático adverso, se estiman pérdidas de áreas mínimas y muy buenos rendimientos a cosecha. Un 59 % del área transita encañazón, un 35 % se encuentra en espigazón y el 6 % restante comienza a transitar la fase de floración. Es decir que las lluvias en esta etapa son muy favorables, con lo cual la situación hídrica no sería limitante en éstas zonas.  

Sobre este escenario sostenemos nuestra estimación de producción en 10.350.000 toneladas, ubicándose un 17,6 % por encima del volumen obtenido el pasado ciclo.

 Girasol 

La buena oferta hídrica en superficie registrada sobre la región bonaerense, permite avanzar rápido con las labores de siembra en los importantes núcleos productivos ubicados en esta provincia. Al presente informe la siembra nacional logró cubrir el 60,9 % de la superficie aún proyectada en 1.630.000 hectáreas, reflejando un importante progreso intersemanal de 14,3 % y permitiendo calcular ahora un adelanto interanual de 6,4 puntos porcentuales. 

Simultáneamente, los cuadros implantados en fechas tempranas sobre el extremo opuesto de la región agrícola, comienzan a transitar etapas reproductivas. En la región NEA la gran mayoría de los lotes transitan etapas de botón floral y los más adelantados se encuentran en plena antesis. A pesar de las lluvias registradas durante las últimas semanas, sólo un 30 % del área implantada informó una condición hídrica adecuada para el cultivo, mientras que casi un 60 % del área aún mantiene una condición regular y otro 10 % de la superficie se mantiene en estado de escasez.

Sobre el Centro Norte de Santa Fe, el cultivo aún transita estadíos de diferenciación de hojas. La condición hídrica varía según la zona, pero en general un 40 % de la superficie mantiene reservas regulares, mientras que el 60 % restante varía de normal a muy bueno. 

Finalmente, a pesar de los buenos progresos de siembra y la adecuada oferta hídrica en las regiones núcleo productivas del sector sur, la intención de siembra relevada durante los días previos al presente informe reflejó una leve tendencia hacia la baja, que de mantenerse durante los próximos días obligaría a realizar ajustes de superficie sobre nuestra actual proyección de área.

 Cebada 

A pocos días del comienzo de la cosecha de cebada en la región Núcleo Norte, el cultivo evoluciona de regulares a malas condiciones, con importantes pérdidas de rendimiento y área sobre dicha región. Algo similar se aprecia en otras zonas como el norte y sur de Córdoba, centro-norte de Santa Fe y Entre Ríos, aunque cabe destacar que la superficie aportada por todas estas regiones en su conjunto no supera el 3 % de las 1.270.000 hectáreas implantadas a nivel nacional. 

Las vecinas regiones Núcleo Sur y Oeste de Buenos Aires y Norte de La Pampa, si bien se vieron afectadas por las bajas temperaturas y la falta de precipitaciones durante la fase vegetativa e inicio de la reproductiva del cultivo, hoy se pueden apreciar en mejores condiciones que las regiones recién descriptas gracias a las precipitaciones que acumularon durante las últimas semanas. Es decir, pese a las adversidades climáticas que sufrió el cultivo las mermas de rendimiento no serán tan drásticas gracias a la recuperación hídrica que registraron dichas regiones. 

Sin embargo, hacia el sur del área agrícola nacional, en donde se nuclea más del 80 % de la cebada implantada en el país, la situación del cultivo es favorable. Pese a retrasarse en su normal desarrollo por reiteradas heladas durante la fase vegetativa, el cultivo logró recuperarse y a la fecha se puede apreciar un estado de bueno a muy bueno. El grueso de los cuadros transita desde plena espigazón a inicio de llenado de grano (grano lechoso) con perspectivas de rendimiento a cosecha de buenos a muy buenos. 

Fuente: Bolsa de Cereales de Buenos Aires