LLegó la lluvia al campo, pero con daños en ciudades

Tormenta sobre la llanuraUna enorme masa nubosa provocó lluvias de intensidades anormales en muchas ciudades, y le proporcionó alivio a extensas zonas agropecuarias del país. Las precipitaciones ocurridas en los últimos 3 días ha sido de un gran beneficio para muchos productores. A su vez se habían reportado localidades con granizo: (Córdoba, Los Cóndores, Luque) siendo afectados principalmente cultivos hortícolas. En el resto de los campos en dónde se practica agricultura extensiva, las labores de siembra estaban un mes retrasadas en promedio, y cuando se oree el suelo podrán realizarse con normalidad la implantación de los cultivos estivales.

Suerte para algunos, desgracia para otros

En La Provincia de Córdoba hubo que lamentar víctimas humanas. La creciente de los ríos se produjeron de manera violenta por dos motivos fundamentales:

Por la gran intensidad de la lluvia, y por haber encontrado el suelo erosionado por importantes incendios producidos en el comienzo de la primavera. Cuando una lluvia copiosa se desploma sobre el suelo semi -desnudo, predomina el movimiento horizontal de la masa de agua, lo que se denomina escorrentía. A eso se suma un declive importante en las cuencas de los ríos principales de la provincia y el suelo con un porcentaje muy inferior de vegetación, comparada a otros años. Esta suma de fenómenos provocaron aludes y crecidas, y se reportaron daños materiales, y en algunos casos, desgraciadamente de gravedad, ya que hubo que lamentar una víctima fatal y un desaparecido, hasta el momento.

Se recargan los perfiles del suelo

En la mayoría de los campos el fenómeno de la lluvia fue muy bien recibido por los productores, ya que se estaría cortando una sequía de larga data. Cuando termine la jornada afectada por el temporal, habrá que hacer el recuento y análisis de precipitaciones por localidades y ver de forma más detallada cuáles fueron las zonas mas beneficiadas y en que lugares todavía sigue siendo deficitario el balance hídrico. Se puede generalizar que el aporte de lluvia ha alcanzado en ésta oportunidad una extensa área a lo largo y a lo ancho del país. Tanto en el centro, norte, litoral y mesopotamia,  con copiosas y abundantes lluvias. Por lo tanto se prevé un notable desarrollo de actividades relacionadas a la siembra para cuando terminen las tormentas y se pueda entrar a trabajar a los lotes que aún estaban retrasados debido a la sequía.

Está claro que el clima,  no tiene término medio, y se pasa de una situación de sequía grave, a lotes con anegamientos que pueden ser temporarios o permanentes dependiendo de la topografía de los mismos y de la cantidad de milímetros recibidos. A su vez el fenómeno de sobrepaso de la lluvia se da cuando se produce como en éste caso, intensidades que superan holgadamente los 50 milímetros/hora. Un suelo de la llanura pampeana tiene aproximadamente una capacidad de infiltración que va de 20-30 mm/hora, por lo tanto cualquier marca que supere ese nivel va a  generar encharcamientos, más o menos graves.  No obstante en líneas generales había un importante déficit y se puede decir que es mucho más el beneficio aportado por éste fenómeno climático acontecido, que los perjuicios, al menos a nivel agropecurario. Otra es la situación en las ciudades, en donde el viento, la lluvia y el granizo provocaron daños materiales importantes, y lo que es peor víctimas fatales.