Macri: “Vamos a ser grandes anfitriones si nos dan la oportunidad de organizar el Mundial 2030”

El presidente destacó en una conferencia de prensa en Casa Rosada que si le dan “la oportunidad” a la Argentina, Uruguay y Paraguay, llevarán a cabo “un gran mundial” porque en la región sudamericana se destaca “la pasión futbolera”.

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, sostuvo este miércoles que Argentina, Uruguay y Paraguay serán “grandes anfitriones” del Mundial 2030 y confirmó la unidad de los tres países para trabajar en forma conjunta para la candidatura que presentarán en la FIFA, tras un almuerzo del que participó Gianni Infantino, titular de la máxima entidad del fútbol mundial.

El Jefe de Gobierno argentino recibió a sus pares Tabaré Vázquez, de Uruguay, y Horacio Cartes, de Paraguay, quienes compartieron un almuerzo con el presidente de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, con la propuesta de la organización del mundial como eje central.

De esta manera, Argentina, Uruguay y Paraguay presentaron de forma oficial la intención de presentar la candidatura a FIFA para organizar el Mundial 2030 en un año especial que recordará al primer campeonato del mundo celebrado en Montevideo en 1930, en el centenario de su realización.

Además, Tabaré Vázquez sostuvo que está predispuesto a trabajar con la inclusión del Estado guaraní en el proyecto: “Esperamos la confirmación de que hubiera un acuerdo entre los tres gobiernos nacionales. Una vez que Paraguay ratificó que estaba de acuerdo en participar, no hubo ningún inconveniente para que así fuera”.

Finalmente, Horacio Cartes reconoció la ilusión que le demanda ser parte de la organización de la competencia más popular del mundo: “Gracias a este sueño de Tabaré, que comenzó en su primera presidencia, hemos tenido la posibilidad de idear una postulación conjunta. Hace poco éramos interrogados sobre la capacidad de infraestructura y hoy estamos trabajando para que haya estadios con capacidad para más de 40.000 personas en los partidos del campeonato y 80.000 localidades para la final”.

Más temprano, en el edificio que la AFA posee en la calle Viamonte, Gianni Infantino había dicho que “Argentina, desafortunadamente, en los últimos años desde el punto de vista administrativo la pasó un poquito mal”. Sin embargo, el presidente de la FIFA destacó el esfuerzo para que en el futuro el país sudamericano se convierta en una sede internacional: “Hemos visto que hay fuerza, pasión y corazón para empezar a trabajar otra vez, en serio, por el desarrollo de fútbol. Son Argentina y tienen que estar orgullosos de serlo”, sentenció.