La tragedia aérea que enluta a sudamérica

El avión que transportaba a la delegación del equipo de fútbol Chapecoense de Brasil para jugar la final de la Copa Sudamericana se estrelló anoche en una zona montañosa del noroeste de Colombia y 75 de los 81 ocupantes murieron.

La aeronave, tipo Bae Avro RJ85, se precipitó a tierra hacia las 22.15 del lunes (hora local) cerca del municipio de La Unión, en el departamento de Antioquia, en medio de condiciones climáticas adversas, según informó Aeronáutica Civil de Colombia.

“Se rescataron seis personas con vida, pero lamentablemente una falleció. El balance trágico es de 75 víctimas fatales”, dijo el general José Gerardo Acevedo, comandante regional de la Policía Nacional, desde la zona del siniestro.

Entre los sobrevivientes se encuentran tres jugadores de Chapecoense, dijo el director de la Aeronáutica Civil, Alfredo Bocanegra, quien reveló que la tripulación había reportado fallas eléctricas antes del accidente.”Una aeronave procedente de Bolivia de la empresa Lamia con matrícula LMI 2933 RJ 80 se accidentó en el cerro El Gordo, en cercanías al municipio de la Unión, Antioquia, con 72 pasajeros y nueve tripulantes a bordo, los cuales pertenecen al equipo Chapecoense de Brasil”, dijo Aeronáutica colombiana en un comunicado.

Hechos oficiales reportados

22.15 (Hora local)
El avión de la empresa Lamia se declara en emergencia por fallas eléctricas, a unos 50 kilómetros de Medellín y a más de 4700 metros de altura. Había partido desde Santa Cruz, Bolivia.
El lugar
Se estrella en la zona del Cerro Gordo, en el municipio de La Unión, Colombia. La región es conocida por su cadena de volcanes, rasgo que, sumado a las lluvias, dificulta las tareas de los rescatistas.

Luto deportivo

El equipo brasileño se dirigía a la ciudad de Medellín para disputar el miércoles el partido de ida por la final de Copa Sudamericana con Atlético Nacional de Colombia.

Otros detalles y menciones

En la zona en donde se estrelló el avión se registraban lluvias y escasa visibilidad, lo que obligó a suspender momentáneamente las labores de rescate.

La oscuridad de la noche y las malas condiciones del tiempo también impidieron la operación de helicópteros militares y civiles para apoyar las labores de rescate, informaron fuentes castrenses.

Autoridades y rescatistas pidieron a periodistas que se mantengan alejados de la zona cero del choque y de las carreteras para facilitar el acceso de ambulancias y equipos de emergencia.

Fuente: La Nación