El temporal de octubre dejó secuelas graves

42

La localidad de Gral Villegas a la vera de la ruta nacional 188 (corredor bi-océanico) sufre daños severos por los excesos de lluvias. Los productores de la zona advierten sobre pérdidas actuales y futuras por las inundaciones

“En la región han llovido en los últimos 25 días, entre 320 y 400 milímetros y esto, sumado a la presencia de la napa freática muy cercana a la superficie por lluvias anteriores, hace que toda el agua quede arriba, que no escurra”, dijo a Télam el ingeniero agrónomo Angel Fenocchio, también productor y asesor técnico.

Explicó que por esa situación “no hay posibilidades para que el agua se infiltre en el suelo y así inunda hoy a buena parte de las 730 mil hectáreas productivas que tiene el distrito” y recordó que “en lo que va de este año las lluvias ya han superado los 1.200 milímetros, con el agravante que el ciclo anterior también fue muy lluvioso”.

Estimó que se perderán “la mayoría de los cultivos de trigo y cebadas en floración, unas 60 mil hectáreas, y también unas 40 mil hectáreas de maíz de primera fecha” y consideró que por los montos invertidos por los productores en cada hectáreas “las pérdidas son millonarias”.

Aclaró Fenocchio que “estos números son de estimaciones primarias”, pero sí aseguró que “cuando se coseche esa plata no volverá a nuestras comunidades”.

Lamento que los problemas “no se terminarán cuando baje la inundación, dado que en las áreas que es muy difícil que se sequen por completo para sembrar no se podrán hacer a tiempo los trabajos para sembrar soja y maíz de segunda”.

“Hoy muchos tambos no están pudiendo sacar la leche para llegar a los centros de acopio por los caminos inundados, la producción vacuna a pastoreo debe mudarse o venderse y están dificultados todos los desplazamientos de personas, víveres e insumos a los campos”.

Por su parte el ingeniero agrónomo y productor, Fernando Scliar, dijo a esta agencia que estas lluvias los damnificaron “con la pérdida de 60-70 % del maíz implantado y no sé cuándo lo voy a poder volver a sembrar puesto que se pasan las fechas óptimas para esta tarea”.

“Ahora sólo pensamos poder sembrar en fechas “lógicas” para poder recuperar algo de lo perdido y también sufrimos muchos inconvenientes para poder comercializar el cereal acopiado en los campos, generalmente en silo bolsas, debido a que los caminos van a continuar intransitables por bastante tiempo”, sostuvo Scliar.

Remarcó que “los grandes inconvenientes son debidos al clima; y en este caso excesos de lluvias y con esto nada hubiésemos podido evitar, pero si estoy convencido que todo hubiese sido más fácil si estuvieran hechas las obras necesarias que permitan evacuar las grandes masas hídricas a mayor velocidad. Todos hubiésemos perdido mucho menos, inclusive el Estado Argentino”.

Mauricio Di Plácido, ingeniero agrónomo, productor y asesor , destacó que en la zona de Santa Regina, en el norte del partido de General Villegas “van lloviendo desde noviembre del año pasado 1500 milímetros que han perjudicado a la mayoría de los productores”.

“Aquí los campos tienen entre el 70 y el 100 % de su superficie bajo agua con la pérdida de todo el trigo y maíz sembrado mientras los tamberos tiran parte de la leche que no pueden trasladar, en un contexto complicado para ordeñar cuando está casi todo inundado”, agregó Di Plácido.

Mencionó que por falta de pasto “se están muriendo muchos animales”.

Fuente: Telam