Plaza de Mayo: Ordenan Detener a Hebe de Bonafini

61
Bonafini, en febrero pasado, durante una de las rondas de los jueves en Plaza de Mayo foto: Archivo

Bonafini había sido citada a declaración indagatoria  en el marco de la causa Sueño Compartidos por el juez Martínez de Giorgi. La líder de Madres se negó por segunda vez a asistir a los tribunales y denunció persecución política.

A través de sus abogados, la dirigente de derechos humanos criticó duramente a la Justicia.

Bonafini había sido citada a declaración indagatoria  en el marco de la causa Sueño Compartidos por el juez Martínez de Giorgi. La líder de Madres se negó por segunda vez a asistir a los tribunales y denunció persecución política.

A través de sus abogados, presentó una durísima carta con críticas a la Justicia. “Si me tienen que meter presa, que me metan, mi vida ya no vale nada tengo, 90 años”, sentenció luego en declaraciones radiales, en referencia a la posibilidad de que sea buscada por la fuerza pública para ir a declarar.

Así le abrían el paso a la camioneta de Bonafini. Guillermo Rodríguez Adami.
Hebe de Bonafini y otras Madres de Plaza de Mayo salieron este jueves por la tarde de la sede de la entidad, en la zona de Congreso, para dirigirse a la Plaza de Mayo a cumplir con la tradicional ronda de los jueves. En medio de un clima de tensión la camioneta que lleva a las madres salió rodeada por camiones celulares de la Policía Federal y efectivos de esa fuerza que tenían una orden de allanamiento judicial después de que Bonafini se negara a asistir a Tribunales para declarar.

En su misiva, Bonafini culpó a Schoklender por los desmanejos millonarios en el proyecto inmobiliario de Madres. “Llegó el caso Schoklender, allí las madres con gran esfuerzo aportamos voluntariamente 60 cajas con pruebas, junto con 40 backup, y otros elementos más, primero a Oyarbide y después a ud. que ni siquiera leyeron algo de lo aportado”, escribió.

“Asistimos cuantas veces nos llamaron a declarar, hicimos pericias de las firmas que constataron que no eran mías, siempre a disposición por la verdad, incluso hace unos meses asistí voluntariamente a su despacho para informarme ante la indigna marcha de la causa”, agregó.

Para Bonafini, la situación judicial es sufrir otra vez “en carne propia la burla, que nos castiga a todas, ancianas de 85 a 90 años, y nos condena a pagar las deudas, injustas y ajenas”.

“Las madres siempre vamos a defender los valores de solidaridad social, extender las manos a los vulnerados, por sus sueños, en este tiempo y en los que vendrán. Y vamos a luchar para que alguna vez nos enfrentemos con jueces probos que nos ayuden a sentir en nuestros cuerpos el valor de la Justicia”, sentenció.