Polémica designación de Macri de dos jueces para la Corte Suprema de Justicia

El presidente Mauricio Macri cerró la jornada con un decreto que despierta duras críticas. El Gobierno nacional oficializó hoy el decreto de Mauricio Macri de nombramiento de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz como nuevos jueces “en comisión” de la Corte Suprema de Justicia y las críticas no tardaron en llegar desde diversos sectores.

Margarita Stolbizer, referente del espacio Progresistas, dijo que es un “enorme retroceso institucional” y lo tildó de “enorme traspié”.

“Ni CFK se animó a tanto”, dijo Stolbizer. Radicales, justicialistas, kirchneristas se declaran sorprendidos.Massa lo califica de “horrible”

“Por mucho menos la Corte declaro la inconstitucionalidad de las subrogancias y los nombramientos irregulares de CFK”, dijo

El ex candidato presidencial de UNA Sergio Massa calificó  de “horrible” la acción del presidente.

“Los nombres (de los designados) me parecen impecables, pero la forma me pareció horrible”, enfatizó Massa respecto a la decisión de Macri.

El actual diputado por el Frente Renovador añadió: “No veo la urgencia de que la situación amerite las designaciones por decreto en comisión”.
“No lo entiendo”.

Massa analizó: “¿Qué hubiese pasado si este decreto lo hubiese firmado el gobierno anterior?”.

El ex ministro de Justicia durante el gobierno de la Alianza, el radical Ricardo Gil Lavedra, calificó la medida como “un error grave”, y advirtió que “sienta un precedente funesto”.

“Sinceramente me parece que es una equivocación, un error grave, y sienta un precedente muy funesto, muy malo, porque cualquier Presidente podría durante el receso nombrar jueces, y al año siguiente, durante otro receso, podría volver a nombrarlo, y así tendría jueces suyos todo el tiempo. Y eso no es admisible”, advirtió.

“Me duele mucho porque en un momento en el que estamos todos esperanzados en recobrar la buena marcha institucional, las decisiones ajustadas a derecho, una actitud de este tipo me parece que es un paso en falso grave. Es un error y una lástima porque todos estamos aportando a la normalidad institucional, y esto no aporta nada”, afirmó.

El gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, se dirigió a Macri; “Sr.Pte. construyamos una República entre todos, gobierno y oposición. No se logrará nombrando jueces provisorios de la Corte por decreto”, le dijo por Twitter.

El abogado constitucionalista Daniel Sabsay, por su parte, lo tildó de “procedimiento de terror” por tratarse de una “inconstitucionalidad manifiesta”.

Además, reclamó a Macri “que dé marcha atrás” con esas designaciones y se preguntó “qué seguridad jurídica se puede dar a un país si los miembros de la Corte se nombran a dedo”.

Asimismo, consideró un “retroceso fenomenal” a los nombramientos por decreto, al que contrastó con la resolución “222/03 del ex presidente (Néstor) Kirchner porque se autolimitaba en la facultad de designar a miembros de la Corte”. “Así no, presidente, así no, porque está sentando un precedente nefasto para las instituciones argentinas que prometió mejorar”

El senador nacional por el frente Cambiemos Julio Cobos aseguró que está “sorprendido” y que el decreto era “innecesario” y sin “razones”.
“Me ha sorprendido y creo que es innecesario, no encuentro razones para que sea por un decreto y no el envío al Senado, y en todo caso la convocatoria a sesiones extraordinarias si es que hay celeridad”, aseguró.

En declaraciones a radio Vorterix, el ex Vicepresidente dijo además que no fueron consultados en la Unión Cívica Radical (UCR) antes de la decisión del Gobierno, y afirmó que si el presidente Mauricio Macri le hubiera preguntado, “no lo hubiera aconsejado en ese sentido”.

“La Corte puede funcionar con tres miembros, si bien es cierto que requiere unanimidad en sus decisiones. Pero la salida más adecuada es el llamado a extraordinarias”, agregó.

Desde La Cámpora, el diputado nacional Andrés “Cuervo” Larroque, advirtió que los nombramientos por decreto tuvieron una “inspiración poco republicana y poco democrática”.

Además, alertó que el Frente para la Victoria “no” va tomar a esas designaciones “con parsimonia, sino todo lo contrario”, sin brindar mayores detalles al respecto.

Asimismo, protestó porque dijo que “habían atacado” a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y a su Gobierno “tildándolos de antirrepublicanos y antidemocráticos, y nos desayunamos de buenas a primera con este mecanismo”.

Lorenzetti, en cambio dio la bienvenida a los nuevos jueces y evitó hablar del decreto

Ambos son “juristas de mucho prestigio”, aseguró el presidente de la Corte Suprema, pero aclaró que no fue consultado sobre la medida.

presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, expresó este mediodía su “beneplácito” por la designación “en comisión” de Horacio Rosatti y Carlos Fernando Rosenkrantz como nuevos integrantes del tribunal, aunque eludió opinar sobre la decisión del gobierno deMauricio Macri de hacerlo a través de un decreto.

Lorenzetti sostuvo que ambos son “juristas de mucho prestigio” y remarcó que son “bienvenidos” en la Corte, aunque aclaró que los actuales jueces del máximo tribunal no fueron consultados sobre la metodología de designación por decreto

“Nosotros como Corte Suprema no fuimos consultados ni debemos ser consultados porque es una cuestión que corresponde al Presidente. Nosotros somos totalmente ajenos y no podemos opinar, es otro poder del Estado”, subrayó, tras el acto de homenaje al juez Carlos Fayt que renunció a la Corte.

En ese contexto, explicó que el tribunal no puede negarse a tomar juramento a los dos designados, independientemente del trámite judicial e incluso parlamentario que las designaciones deberán recorrer en el futuro cercano.

“Con referencia al procedimiento quiero decir muy claramente que nosotros como Corte no fuimos consultados ni debemos ser consultados porque es un procedimiento que define el Presidente, no la Corte. No tenemos ninguna opinión que dar al respecto“, expresó Lorenzetti.

Pero consultado específicamente sobre la posibilidad de rechazar su incorporación al máximo tribunal, el presidente de la Corte insistió: “No podemos no tomarle juramento“.

De tal forma, el tribunal deberá coordinar con Rosatti y Rosenkrantz el momento de la jura, y ambos estarían en condiciones de participar en el próximo acuerdo, previsto para el martes de la semana que viene.

El presidente de la Corte formuló declaraciones después del acto de homenaje al juez Carlos Fayt, quien el 11 de diciembre pasado se despidió del cargo, que había asumido durante la presidencia de Raúl Alfonsín, con el regreso de la democracia.