Cristina: “Un país no es una empresa”

56

La Presidenta lideró un acto en el Hospital Posadas, en Morón; la acompañaron el titular de la Afsca, Martín Sabbatella y varios gobernadores, entre ellos el ex candidato del FPV, Daniel Scioli.

Cristina Kirchner reapareció en público este mediodía, en la localidad bonaerense de Morón, luego de la victoria de Mauricio Macri (Cambiemos) en el ballottage del domingo pasado. Encabezó un acto en el hospital Posadas y brindó un discurso luego recibir, anoche, al mandatario electo en la quinta de Olivos.

Las primeras palabras de la Presidenta fueron: “No me voy a ir, quédense tranquilos, siempre voy a estar con ustedes. Siempre, siempre”, ante la militancia presente en El Palomar, donde el kirchnerismo, al igual que en la Nación y la provincia, perdió contra Cambiemos.

Fue la primera vez que la jefa del Estado se mostró en público tras la derrota del candidato del oficialismo, Daniel Scioli , en la segunda vuelta electoral. Se esperaba que la mandataria se expresara sobre el encuentro que mantuvo ayer en su despacho de la residencia de Olivos con Macri, pero no hizo mención al tema. Tras la cumbre, el presidente electo dijo que Cristina Kirchner se negó a coordinar la transición en los ministerios nacionales hasta el 9 de diciembre próximo, un día antes del traspaso de mando. “No valió la pena”, afirmó el líder de Pro sobre el encuentro.

“Sostenemos la gobernabilidad”

La Presidenta también se refirió la “gobernabilidad”, una palabra en boca de muchos en los últimos días, en alusión a la capacidad del próximo gobierno para mantener la legitimidad y la vigencia de su mandato durante el tiempo previsto por la Constitución: “Quiero decir a los argentinos, a todos, que no vamos a hacer las cosas que nos han hecho a nosotros. ¿Saben por qué? Porque este espacio político, plural y diverso, que tiene entre sus principales componentes al peronismo, ha sufrido persecuciones, proscripciones, negaciones, como nunca tal vez otro partido político en la Argentina”, dijo la mandataria.

“Es precisamente en nombre de esos dolores, de esas tragedias, que jamás se nos ocurriría hacer algo que dañara la gobernabilidad y la convivencia de los argentinos. Al contrario, vamos a velar por los derechos de todos los argentinos, no vamos a dejar un gobierno sin presupuesto, como me tocó a mí en 2010. ¿Saben por qué? Porque [así] se impacta en los más vulnerables, en los de abajo. Por eso sostenemos las instituciones, la gobernabilidad”, sostuvo.