Scioli reconoció la derrota; tras doce años de poder kirchnerista, un nuevo espacio político llega a la Casa Rosada; Cambiemos también se impone en la provincia de Buenos Aires.

Mauricio Macri será el presidente de la Argentina. El líder de Cambiemos se imponía esta noche por el 53% de los votos en el primer ballottage de la historia. El 10 de diciembre, un nuevo espacio político llegará al gobierno tras doce años con el kirchnerismo en el poder.

En una jornada crucial para el futuro del país, los argentinos optaron hoy entre dos boletas: la de Cambiemos y la del Frente Para la Victoria. Con los primeros resultados oficiales, en el búnker del macrismo en Costa Salguero se empezó a sentir la euforia. “Venimos bien, venimos muy bien. Disfrutemos mucho de este encuentro de la Argentina que defendió su dignidad, que quiere algo mejor y que dice «¡Sí, se puede!»”, dijo la gobernadora electa María Eugenia Vidal .

Resultados

El escenario

El escenario del “cambio” se fue perfilando en las últimas tres semanas de campaña y se cristalizó esta noche, cuando el peronismo perdió la presidencia en manos de la oposición. La elección de hoy es una bisagra. Tras dos períodos consecutivos, Cristina Kirchner dejará la Casa Rosada para recluirse en su tierra, Santa Cruz.

De este modo, tras un extenso calendario electoral, Cambiemos gobernará la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, la provincia de Buenos Aires y la Nación enfrenta ahora el desafío de conformar tres nuevas administraciones. Por ahora, el nuevo Gabinete es un misterio, aunque algunos nombres ya se saben: Marcos Peña será el jefe de Gabinete, Ernesto Sanz (UCR) será el ministro de Justicia y Emilio Monzó será el presidente de la cámara de Diputados.

A Macri le espera un escenario complejo. Cambiemos no tendrá mayoría propia en las dos cámaras del Congreso. En la Cámara de Diputados el macrismo tendrá 93 bancas, mientras que el kirchnerismo retendrá 102. En el Senado el FPV contará con amplia superioridad, mientras que el Pro contará sólo con 16 escaños.

El frente de los gobernadores aparece más diversificado, con 12 del FPV, 4 del PJ no kirchnerista, 3 radicales, 2 de Pro y 3 de otras fuerzas políticas.

El otro frente complejo es el económico, con una inflación alta, con graves problemas de reservas y un estancamiento en los principales indicadores productivos que impactó en la mayor parte del último mandato de Cristina Kirchner.