Papa Francisco en EEUU : “el cambio climático es un problema que no se puede dejar a la próxima generación”

El pontífice arribó a las 9.20 local (10.20 en Argentina) y se trasladó a los jardines de la residencia del jefe de Estado, donde recibió la bienvenida de miles de invitados y brindó un discurso junto a Obama.

Al iniciar sus palabras, el pontífice remarcó ser “hijo de una familia de inmigrantes” y resaltó que Estados Unidos “fue construido en gran parte por tales familias”.

“Los católicos estadounidenses, junto con sus conciudadanos, están comprometidos con la construcción de una sociedad verdaderamente tolerante e incluyente, en la que se salvaguarden los derechos de las personas y las comunidades, y se rechace toda forma de discriminación injusta”, manifestó.

El pontífice también se refirió al problema medioambiental e indicó que “es evidente que el cambio climático es un problema que no se puede dejar a la próxima generación”.

“Con respecto al cuidado de nuestra ‘casa común’, estamos viviendo en un momento crítico de la historia. Todavía tenemos tiempo para hacer los cambios necesarios para lograr un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”, agregó en clara referencia a su encíclica ‘Laudato si’.

“Estos cambios exigen que tomemos conciencia seria y responsablemente, no sólo del tipo de mundo que podríamos estar dejando a nuestros hijos, sino también de los millones de personas que viven bajo un sistema que les ha ignorado”, manifestó.

Además, Francisco citó al luchador por los derechos de los afroamericanos, Martin Luther King, al decir que “podríamos decir que hemos incumplido un pagaré y ahora es el momento de saldarlo”.

Por último, el líder de la Iglesia Católica subrayó que le gustaría que los estadounidenses “apoyaran las iniciativas de la comunidad internacional para proteger a los más vulnerables de nuestro mundo y para suscitar modelos integrales e inclusivos de desarrollo, para que nuestros hermanos y hermanas en todas partes gocen de la bendición de la paz y la prosperidad que Dios quiere para todos sus hijos”.

“Tengo puestas grandes esperanzas en estos días en su país”, le dijo Francisco a Obama para finalizar con el tradicional “¡Que Dios bendiga a América!”.

Por su parte, el líder del Partido Demócrata agradeció a Francisco por su “inestimable apoyo” al “nuevo comienzo” entre su país y Cuba, que, según dijo, ofrece la “promesa” de una mejor relación bilateral, mayor cooperación en todo el continente y “una vida mejor para el pueblo cubano”.

“Santo Padre, estamos agradecidos por su inestimable apoyo a nuestro nuevo comienzo con el pueblo cubano, que ofrece la promesa de mejores relaciones entre nuestros países, una mayor cooperación en todo el continente y una vida mejor para el pueblo cubano”, subrayó el presidente.

Cerca del mediodía, Jorge Bergoglio recorrerá una parte del centro de la ciudad en el papamóvil, visitará la catedral de Saint Matthew y cerrará la jornada con una misa en la Basílica del Santuario Nacional de la Inmaculada Concepción, la más grande del país, donde canonizará al beato español Juníspero Serra ante cerca de 25.000 personas.