Según proyección de votos Scioli triunfaría en primera vuelta

49

A cuarenta días después de las PASO y a cuarenta días de los comicios generales del 25 de octubre, los sondeos sociales muestran que Daniel Scioli mantiene hoy todos sus votos de las primarias y en la proyección ganaría en primera vuelta, mientras que en un escenario de ballotage vencería a Mauricio Macri y caería por poco ante Sergio Massa.

Estos son los ejes centrales de un estudio nacional de Ipsos-Mora y Araujo, desarrollado entre el 8 y el 16 de septiembre a través de una muestra presencial de más de 1.200 casos en todo el país (ver ficha técnica). Sus resultados, seguramente, traerán controversias y dobles lecturas intrigantes entre “perjudicados” y “beneficiados”, donde se omitirá el valor sociológico de esta encuesta, a la que se intentará dar erróneas dotes adivinatorias.

Poco se aportaría aquí al lector si se contaran los datos que ya se ven en los cuadros publicados. El intento será interpretarlos.

Incombustible. Inundaciones. Ida-vuelta a Italia. Declaración Jurada. Tucumán. Nada parece alterar la calma de adhesión preelectoral a Scioli. Conserva el 38% y monedas de las PASO, lo que confirmaría que ése fue su piso al no haber competencia dentro del FpV por decisión presidencial. Pero a la hora de proyectar casi los 5 puntos de indecisos y otros tantos de votos negativos (que no se toman en cuenta para el escrutinio), Scioli obtendría más del 42% en octubre.

De confirmarse esa proyección, el actual gobernador bonaerense se convertiría en presidente electo ese mismo día: su más inmediato perseguidor, Macri, queda proyectado a más de 14 puntos, por lo que no habría segunda vuelta.

Vamos entonces al jefe de gobierno porteño. Hoy también él parece mantener a sus votantes de agosto, pero a los del PRO, no a todos los que sufragaron dentro de la interna de Cambiemos. Macri registra el 25% de adhesiones y el 28% estimado para el 25-O, 2 puntos por debajo de lo que el espacio con radicales y lilistas obtuvo en las PASO.

Acaso Macri esté recibiendo la factura de algunos errores de campaña y del Niembrogate. O sólo son las dificultades lógicas de ese acuerdo multicolor: Martín Lousteau, estrella fugaz y sorpresiva de la elección porteña, votó al radical Ernesto Sanz en agosto y ahora apoya a Margarita Stolbizer en las presidenciales. No es el único, ya que aunque son escuetas, la candidata de Progresistas mejora el 50% las intenciones de voto que consiguió en las primarias.

Sin aglutinador. El estudio de Ipsos no registra que las dificultades de Macri estén beneficiando a Sergio Massa en términos electorales. El tigrense ratifica los sufragios qué él consiguió en agosto y algo más, pero no suma automáticamente los de su rival interno, el cordobés De la Sota, salvo que se los proyecte. Ahí sí araña el mismo 20% de UNA de hace cuarenta días, pero a 9 puntos de Macri. Por ahora, no le alcanza.
Estos datos sobre la oposición vendrían a desmitificar la teoría previa del corrimiento anti K respecto de que el mejor posicionado en las PASO para hacerle fuerza a Scioli y evitar que gane en primera vuelta arrastraría todo el voto opositor en octubre.

Ipsos también estaría derribando el concepto de volatilidad electoral que muchos analistas, pseudoanalistas, periodistas y pseudoperiodistas intentan instalar, tal vez más producto de sus deseos que de su imparcialidad. La foto que estamos mostrando en esta edición es muy similar a la de las primarias, pese a todo lo que ocurrió.

Sin embargo, hay ratificaciones que permiten entender este proceso electoral.

Una, que Cristina Fernández de Kirchner mantiene altos niveles de aprobación de gestión, cercanos a la mitad de los consultados (ver recuadro de página 4).

Dos, que Scioli no abandona su lugar de candidato “catch-all”, que atrapa de todos los sectores (ver infografía). Además de cosechar abrumadores apoyos entre los votantes K –obvio tras la bendición presidencial–, recibe el 35% entre los que se consideran neutros y casi el 20% de los que se posicionan como antikirchneristas.

Tres, que salvo en la Ciudad de Buenos Aires y en la región cuyana, Scioli gana y por amplia diferencia en todo el país (ver infografía).

scioliproyeccion

Ficha técnica de la encuesta

Tipo de investigación: cuantitativa. Método de recolección de datos: encuestas F2F con tablets en hogares. Tipo de encuesta: cuestionario estructurado compuesto por preguntas cerradas y semiabiertas,
con una duración de 15 minutos aprox.
Target: hombres y mujeres de 16 a 75 años de todos los niveles socioeconómicos residentes de todo el país. Fecha de campo: del 8 al 16 de septiembre de 2015.
Tamaño de la muestra: 1.213 casos.
Método de muestreo: probabilístico hasta la selección del individuo, mediante un muestreo estratificado, multietápico por conglomerado en hogares, según cuotas de edad, sexo y NSE.
Ponderación: se ponderó teniendo en cuenta género, peso poblacional por estrato, región y voto anterior. Error muestral: +- 2,81%.
Nivel de confianza: 95%.