Rompen más de 50 silobolsas y denuncian “vandalismo mafioso”

Los ataques se produjeron en el norte de la ciudad de Leones. Estiman que afectó a unas seis mil toneladas de granos de soja y maíz. Entre los damnificados está el ex titular de Coninagro Carlos Garetto.

“Vandalismo mafioso en la zona rural, más de 30 silobolsas rotos”, denunció hoy en su cuenta de Twitter la Sociedad Rural de la ciudad cordobesa de Leones. Más tarde, en un comunicado, elevó la cifra a 50 y exigió una investigación urgente. Uno de los damnificados es el ex titular de Coninagro Carlos Garetto.

En declaraciones a La Voz, el presidente de la entidad, Guillermo Sarboraria, señaló que la denuncia fue radicada en sede policial, y que dieron aviso al ministro de Gobierno y Seguridad provincial, Walter Saieg.

Los silobolsa afectados están ubicados en la zona norte de Leones para resguardar los granos tras los anegamientos que se produjeron en la zona por las abundantes lluvias del veranopasado. Los productores aseguran que muchos caminos rurales siguen estando intransitables y calculan que hasta el 30% de la cosecha seguiría acopiada.

Desde la Sociedad Rural local calculan que había unas 6 mil toneladas de granos de soja y de maíz en las silobolsas dañadas, que ahora deberán ser enviados a otros lugares de acopio o al puerto.

“Resulta llamativo el ataque, por su dimensión y porque ocurrió en establecimientos de difícil acceso, con caminos prácticamente intransitables, y con un conocimiento preciso de la localización de los silobolsas. La dimensión y características de la agresión dan cuenta de un mensaje casi mafioso y de un hecho planificado“, indicó la SRA en un comunicado.

La nota calificó de ” alarmante la reiteración de estos hechos” al señalar que se multiplicaron en los últimos meses, en diferentes localidades productivas del país. Y observó que “ocurren en el marco de una creciente agresión discursiva por parte de las autoridades nacionales para con el sector productivo en general y el campo en particular“.

En el segundo semestre del año pasado hubo varios ataques anónimos de este estilo en Buenos Aires y La Pampa, además de Córdoba. En general, se corta la silobolsa de manera que quede inutilizable, para forzar al productor a vender su cosecha. Esta vez, no fue la excepción.