Horror en un Jardín maternal de San Francisco

124

Una maestra jardinera fue degollada frente a varios niños en el aula de la guardería donde trabajaba, en la ciudad cordobesa de San Francisco, y por el crimen detuvieron a su ex pareja, informaron fuentes judiciales.

El crimen fue cometido alrededor de las 11 en el jardín maternal “Estrellitas traviesas”, que funciona en un centro vecinal situado en La Rioja 2653 del barrio Jardín, y la víctima fue identificada como María Eugenia Lanzetti (45), conocida como “Marita”.
Bernardo Alberione, el fiscal de Delitos Complejos que quedó a cargo de la causa, informó que el ataque ocurrió en el aula, cuando Mauro Bongiovanni (45) entró “directamente a agredir a la que fue su pareja y luego se dio a la fuga”.

Aparentemente, un grupo de personas que estaba en el centro vecinal intentaron evitar que acuchillara a la mujer, pero no pudieron contener al atacante.

El padre de una niña que acude a la guardería, quien se identificó como Marcelo, dijo que al momento del ataque eran dos las maestras que estaban en el aula junto a entre ocho y nueve niños, y añadió que su hija quedó “muy shockeada” por lo sucedido.

Media hora después del homicidio, el sospechoso fue detenido cuando salía de su casa y en su poder se secuestró un cuchillo, el cual ahora será sometido a peritajes para determinar si es el arma homicida.

Bongiovanni estaba actualmente “en tratamiento ambulatorio con compromiso familiar” en una clínica psiquiátrica de la zona, detalló Alberione, aunque subrayó que “comprendió la criminalidad de sus actos” al atacar a su ex mujer.

El fiscal explicó que la víctima “murió en el acto” y que “por la modalidad del hecho no tuvo oportunidad de accionar” el botón antipánico que le habían otorgado en septiembre porque había sido objeto de agresiones anteriores por parte de su ex pareja.

El aparato tampoco había sido activado antes, agregó.

El cuerpo de la mujer fue trasladado a la morgue del hospital Iturraspe para la autopsia de rigor, aunque de acuerdo a los investigadores murió degollada.

El martillero Carlos Bonzano, presidente del centro vecinal donde funciona el jardín maternal, calificó a “Marita” como “una chica espectacular, con un “trato muy amable”, a la que los chicos “apreciaban muchísimo”.

“Esta mañana no había tantos chicos porque el tiempo no acompañaba”, explicó el hombre, que dijo que los niños concurren al jardín por la mañana y por la tarde.

Consultado sobre si la maestra les había advertido que requería seguridad en el jardín por los problemas con su ex pareja, aseguró que nunca se los comunicó.

Sin embargo, dijo que, tras la separación, el ex esposo era “sumamente obsesivo” y de acuerdo a comentarios que recibió “la seguía y la perseguía por distintos lados” a Lanzetti.

Por su parte, José María, allegado a la familia de la víctima, aseguró que el ex marido ya había querido matarla y que se habían separado hace un año luego de que la golpeara.

“Hacía unos ocho años que estaban juntos, era una relación que tenía sus inconvenientes y con este desenlace fatal que nos pone mal a todos. Lamentablemente anteriormente la golpeó y no se pudo evitar esto”, dijo el hombre.

José María afirmó que el ex esposo “no se podía acercar a ella y buscó la manera para hacer esto” y que su madre le contó que “intentó matarla antes”.

El hombre señaló que el ex marido de la víctima “no se encontraba bien” y que “era normal que discutieran, hasta que un día pasó algo grave, la golpeó y ahí se separaron”.

“Era una familia muy querida y toda la ciudad está conmovida por esto, nunca se esperaba ver algo así”, afirmó.

Es que además de que “Marita” era conocida por su trabajo como maestra jardinera, su ex pareja es dueño de la firma Bongiovanni Hermanos, una fábrica de conservadoras termoplásticas.