Cristina entregó una mención de honor al médico que la operó de la cabeza

La Presidenta entregó en el Senado el reconocimiento al director médico de la Fundación Favaloro, Cristian Fuster, quien la operó en octubre de 2013. “Cuando decidí operarme, muchos especialistas dudaron porque me operaba un médico joven y yo dije ‘mejor, porque si es joven tiene buen pulso’”, bromeó la jefa de Estado. 

La Presidenta entregó el reconocimiento al director médico de la Fundación Favaloro, Cristian Fuster, quien la operó de un hematoma subdural en octubre de 2013.

La mandataria estuvo presente en el Salón Azul del Senado de la Nación, acompañada por Fuster y por el vicepresidente Amado Boudou, el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez; y la senadora chaqueña por el Frente para la Victoria, María Inés Pilatti Vergara, autora de la iniciativa para galardonar al facultativo.

Cuando decidí operarme, muchos especialistas dudaron porque me operaba un médico joven y yo dije ‘mejor, porque si es joven tiene buen pulso’”, bromeó la Presidenta al cerrar el encuentro.

En ese sentido, mencionó que “este hombre que nadie conocía, salvo el mundo científico, fue el que operó mi cabeza y hoy estoy acá para agradecerle”.

La mandataria reveló que fue Fuster quien la invitó al homenaje en el Senado.

Cristina ponderó que el neurocirujano “es humilde, no le gusta hablar por orgullo. Yo los desafío a todos ustedes a que recuerden una foto, un reportaje como el médico que operó a la Presidenta”, afirmó.

“Esa es su verdadera personalidad, a él le gusta ser así, y por eso merece de todos un gran reconocimiento”, resaltó la mandataria y rescató anécdotas familiares de Fuster para graficar que el profesional además “es buen marido y buen padre”.

Tras evocar las vicisitudes previas a tomar la decisión de operarse en aquella oportunidad, la jefa de estado sostuvo que “desde el Estado” se va a continuar trabajando junto a la Fundación Favaloro para seguir cooperando con las instituciones dedicadas a la ciencia de la investigación.

A su turno, el director médico de la Fundación Favaloro tomó la palabra y agradeció la presencia de la presidenta.
“Ya una vez me dio su confianza como profesional, es un honor que usted esté acompañándome en este lugar”, le señaló a Cristina.

Además, enfatizó que “los pacientes son para y por los que trabajo todos los días”, tras lo cual mencionó que durante una charla con el doctor René Favaloro en la Fundación a fines de la década del 90, el creador del by pass cardíaco le había dicho que “el día que se levante sin ganas de atender a un paciente” dejaba la profesión.