Senadores cordobeses sobre la ley del aborto

Los legisladores de Cambiemos Ernesto Martínez y Laura Rodríguez Machado y el peronista Carlos Caserio argumentaron en la Cámara alta su apoyo a la despenalización del aborto.

Ernesto Martínez y Laura Rodríguez Machado (Cambiemos) y Carlos Caserio (Unión por Córdoba) expresaron sus posturas sobre la iniciativa de la interrupción voluntaria del embarazo.

“En el país, y fundamentalmente en Córdoba, al fanatismo no hay nada que le venga bien. No acepta el DIU, no quiere la píldora del día después ni ningún anticonceptivo. No acepta ni el preservativo. Es como le gusta a ellos o nada”, señaló en su discurso.

En otro fragmento, apuntó: “Hay una Córdoba buena y que ilumina, y hay una Córdoba inferior. El oscurantismo provincial no tiene un solo senador que los defienda. Están para el insulto y el agravio. No respetan que votemos a conciencia”.

Laura Rodríguez Machado (PRO)

“Votamos la transformación que necesita la gente. Una cosa es el Estado y otras las creencias religiosas. Con gran convicción defino el sentido de mi voto”, aseguró.

En ese sentido, cerró, sobre el final de su exposición: “Hay pueblos donde a las mujeres la señalan con el dedo. Votando por el sí, podré salir a mirarlas. Ojalá que nunca tengan que pasar por la decisión de tener que pensar en un aborto, pero por esas vueltas de la vida, si tienen que pasar, quiero que haya una salud pública que las contenga. Entendemos que el aborto clandestino mata peor”.

Carlos Caserio (Unión por Córdoba)

El senador peronista, primero, hizo referencia a los cambios que propusieron los tres senadores por Córdoba al proyecto que venía de Diputados y que no logró dictamen en comisiones.

“Estos cambios que propusimos eran para sacarle dramatismo al debate, pero está claro que estamos por el sí, queremos que la ley salga. Es una gran necesidad para la Argentina de hoy”, afirmó.

“En los países más desarrollados se ha llevado adelante esta ley hace muchos años, porque saben que es un crecimiento en la defensa de los derechos humanos que no se puede parar más”, agregó.