Revelan que la suba promedio del impuesto Inmobiliario Rural en 2018 sería del 36%

Cultivo de Maíz híbrido

Entidades agropecuarias de Córdoba plantearon este martes disconformidad sobre la decisión del gobierno provincial de disponer aumentos de entre un 27 y 42 por ciento en el impuesto Inmobiliario Rural, y un revalúo del orden del 25 por ciento en los campos.

El titular de la Sociedad Rural de Córdoba, Carlos Domínguez, reconoció que las modificaciones anunciadas por el ministro de Finanzas, Osvaldo Giordano, “son motivo de una honda preocupación” para el sector. “Creo que es un tema que tiene que repensarse y ajustarse porque no todos los sectores están en las mismas condiciones, por el rubro o por la situación geográfica (…) creo que es necesario un diálogo”, manifestó Domínguez en declaraciones a Radio Universidad.

El malestar de la Sociedad Rural de Córdoba está directamente relacionado con la segmentación por tamaño y valuación de los campos. Según trascendió, el revalúo será de un 25 por ciento en promedio, acompañado por una suba de alícuotas. Asimismo, se conoció que sólo en el caso de contratos de tambos con usinas lácteas se eximirá del pago de Sellos, no así al resto de los contratos, por ejemplo el arrendamiento de campos. La estrategia oficial es “neutralizar” en parte el costo fiscal que representa la eliminación de las denominadas aduanas internas en Ingresos Brutos, cuyo impacto anualizado rondará unos 1.800 millones de pesos.

Por su parte, el presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Gabriel de Raedemaeker, confirmó que “contemplando los dos ajustes (inflación y suba del gravamen), el aumento promedio del Inmobiliario Rural sería de un 36 por ciento”, aunque aclaró que “todavía” no posee “números definitivos”. En ese marco, el dirigente ruralista detalló que los funcionarios provinciales “nos hablaron de una actualización inflacionaria, que tendría un impacto de alrededor del 25 por ciento en todos los estratos de productores”. Finalmente, rescató que el Gobierno transmitió la intención de ir “disminuyendo paulatinamente Ingresos Brutos y Sellos, sobre todo a los productos que ingresan de otras provincias”. “Esto último es bien recibido por nuestra parte, porque puede afectar sobre fertilizantes o fitosanitarios en general”, concluyó.

El Inmobiliario Urbano treparía un 25%

En el borrador del proyecto del proyecto de Presupuesto provincial para el año próximo, la administración de Juan Schiaretti también contempla un incremento en el impuesto Inmobiliario Urbano, que se ajustaría “por inflación” en un porcentaje inferior al 25 por ciento. En tanto, la reducción del 30 por ciento en los impuestos Inmobiliario y Automotor se mantendrá en 2018. Sin embargo, se evalúan algunos cambios que, en la práctica, implicarán una restricción del beneficio vigente, reveló el diario Comercio y Justicia. En el caso del Automotor, quien tenga algún tipo de deuda vinculada, por ejemplo, con multas de la Policía Caminera, podrá perder el beneficio del descuento aunque tenga el tributo al día.