Científicos del CONICET marchan el jueves en Córdoba por los despidos

Los profesionales se concentraron este miércoles frente al Famaf en contra de las medidas del gobierno nacional y decidieron movilizarse al CCT. Es en el marco de los reclamos iniciados el martes en el Ministerio de Ciencia y Técnología de la Nación en Buenos Aires.

A partir de la toma pacífica que se mantiene desde el martes en el Ministerio de Ciencia y Técnología de la Nación en Buenos Aires, los investigadores y docentes despedidos del CONICET en Córdoba se reunieron este miércoles frente frente a la Facultad de Matemáticas, Astronomía y Física (Famaf).

Desde las 16 horas, becarios cordobeses, no incluidos en planta permanente, se concentraron en Ciudad Universitaria en el marco de una asamblea para analizar los pasos a seguir tras la toma iniciada en Buenos Aires, en reclamo por las medidas del gobierno nacional, donde se analizaron las repercusiones a nivel provincial.

Allí definieron una movilización para este jueves, con convocatoria al frente de Patio Olmos a partir de las 11, luego marcharán en dirección al CCT, la central administrativa del CONICET en Córdoba.

Por otro lado, en apoyo a la toma pacífica del ministerio de Ciencia y Técnica que se lleva adelante en Buenos Aires, investigadores de Córdoba viajarán para reclamar, junto a científicos de todo el país, la apertura al diálogo por parte del Gobierno.

Así lo confirmó uno de los afectados, el profesor adjunto de la facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Universidad Nacional de Córdoba, Leonardo Amarilla.

El docente llegó en las últimas horas de Buenos Aires donde estuvo presente en la toma del Ministerio de Ciencias y Tecnología y en la que participaron un promedio de 300 personas, incluyendo no sólo a los afectados, sino además diferentes sectores del CONICET, comisiones asesoras, Jóvenes Científicos Precarizados, Conadu Histórica y ATE, entre otras agrupaciones.

“En total, somos 500 los afectados en todo el país por los despidos de diciembre. En Córdoba, somos unos 39. Ayer estuve en la reunión en el Ministerio de Ciencia Y Técnología, donde nos explicaron el nuevo acuerdo al que quieren arribar, con el objetivo de insertarnos en las universidades con cargo docente y para hacer investigaciones. Pero las condiciones de estabilidad laboral y en lo salarial que nos proponen, son significativamente inferiores comparadas con el concurso que ganamos para ingresar al CONICET”, aseguró Amarilla.

“Además, cuando hicimos una propuesta de mejora salarial, nos dimos con que la inserción a las universidades que nos proponen está sujeta al Presupuesto Nacional y que no nos aseguran que siguiera dos años de estabilidad laboral”, precisó el profesional.

El profesor adjunto de la UNC señaló también que no sólo no están decididos aún los mecanismos de aplicación del acta acuerdo de diciembre de 2016, “sino que además no se respetan los puntos en cuanto a estabilidad laboral y equiparamiento salarial”.

“Anoche (por el martes) me vine a Córdoba para llamar a asamblea a las 16 horas frente al Famaf, en donde los compañeros afectados en la Provincia, vamos a discutir estas nuevas condiciones y se evaluará quiénes pueden realizar relevos para sostener la toma en el Ministerio en Buenos Aires. Ayer, de Córdoba éramos diez compañeros, hoy quedaron cuatro”, precisó.

La situación en Buenos Aires

Durante la jornada del martes, los científicos tomaron el hall central del Ministerio de Ciencia, Técnica e Innovación Productiva de la Nación, en reclamo por  la reincorporación de los 500 trabajadores expulsados.

Luego de exigir el cumplimiento del acta firmada en diciembre del 2016 y sin respuesta desde el Ministerio, resolvieron la toma. Afirman que “el salario y la estabilidad” son “innegociables” y reiteran que desde el Ministerio la respuesta obtenida es una “maniobra dilatoria”.

En el punto tres del escrito se establecía que los “cientificos/as serían reincorporados en condiciones laborales (salario, estabilidad, tareas, lugar de trabajo, posibilidad de promoción) equivalentes a la planta permanente del CONICET que ganaron por concurso”.

Denuncian que luego de nueve meses, desde el ministerio de Ciencia y Tecnología solamente informaron sobre un convenio con universidades nacionales argentinas en donde no se especifica las condiciones laborales de contratación.

A lo que desde el ministerio “sostuvieron que al no estar presente la Secretaría de Políticas Universitarias, no podían comprometerse a sumar al convenio dichas adendas. Propusimos ir a un cuarto intermedio para que puedan llamar a los responsables de dicha secretaría, se negaron. Pedimos que pusieran una fecha en el corto plazo para gestionar esa respuesta, se negaron. Pedimos que pusieran un plazo máximo para una nueva reunión, se negaron”, según un comunicado de los investigadores.

Finalmente, decidieron ocupar el hall del Ministerio hasta que las autoridades comuniquen las condiciones específicas sobre el acuerdo con las universidades.