Finanzas firmó acuerdo con AFIP

El ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad, firmaron hoy un convenio en el que “ratifican su voluntad de continuar las acciones de colaboración que se vienen ejecutando, promoviendo especialmente actividades para mejorar los servicios a los contribuyentes y fortalecer el control tributario”.

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y el Ministerio de Finanzas de la Provincia acordaron avanzar en un trabajo conjunto en diferentes frentes, entre ellos la posibilidad de unificar el actual monotributo nacional, con el pago de Ingresos Brutos (IIBB).

La intención de las partes, particularmente desde la Provincia, es que desde 2018 quienes se encuentren encuadrados bajo el Régimen Simplificado de Pequeños Contribuyentes de AFIP también paguen montos fijos de Ingresos Brutos en Rentas.

Actualmente, buena parte de los monotributistas radicados en Córdoba, al menos los de categorías más altas, paga en Rentas el impuesto a Ingresos Brutos por alícuota y debe realizar una declaración jurada (DJ) mensual.

“La idea es hacer más fácil la vida al contribuyente, simplificando gestiones”, resumió Osvaldo Giordano, titular de Finanzas, en la rueda de prensa posterior que compartió con su par de AFIP, Alberto Abad, luego de la firma del convenio de colaboración entre las partes.

El desafío es importante para poder aplicarlo desde 2018.

Actualmente, de los 300 mil contribuyentes de IIBB que hay en la Provincia, unos 80 mil tributan montos fijos.

Se trata de sujetos que tienen una facturación en torno a 200 mil pesos anuales (en rigor, los topes cambian según la actividad) y que pagan una suma fija por mes.
Quienes exceden esa facturación, tributan por alícuota y deben realizar declaraciones juradas mensuales.

En tanto, tras los últimos cambios en el monotributo, los ingresos brutos anuales para encuadrar en cada categoría subieron respecto a los anteriores.
Así, para la categoría A, se requieren ingresos brutos de hasta 84 mil pesos anuales. En tanto, para la categoría K, la más alta, el monto tope de facturación es de 1.050 millones de pesos.

La intención de la Provincia es que así como hay 11 categorías en el monotributo y a cada una le corresponde un impuesto integrado diferente, en Córdoba rija un mecanismo similar para el caso de Ingresos Brutos.

De esta forma, pasarían a tributar monto fijo de IIBB un número muy superior al actual, conforme la facturación anual de cada categoría, en línea con AFIP.
El pago se realizaría en una única ventanilla y luego AFIP distribuiría el monto recaudado correspondiente a Rentas de los contribuyentes cordobeses.

La idea, más allá de simplificar la mecánica vigente, apunta a lograr una regularización en los pagos que en la práctica hoy no se produce.

Es que más de la mitad de los 80 mil contribuyentes que pagan hoy monto fijo, no lo tributan. En tanto, una buena parte de quienes, por facturación son monotributistas de categorías altas, no abonan por alícuota ni realizan declaraciones juradas mensuales.
El combo, al fin, no sólo apunta a simplificar las gestiones al contribuyente, sino también a que Rentas logre consolidar la base tributaria y sus pagos al día.