Colectivos funcionan con normalidad y tarifa habitual en Córdoba

La Municipalidad anunció ayer que desde las cero se normaliza el servicio de la totalidad del sistema urbano en la capital. Usuarios inician una demanda a empresas prestadoras del servicio y piden una multa millonaria.

A partir de la hora cero de hoy se abandonó el esquema de emergencia que dispuso la Municipalidad de Córdoba para el transporte urbano de pasajeros.

Así lo confirmó ayer el subsecretario de tránsito, Pablo Farias, desde el Palacio 6 de Julio.

En diálogo con la prensa el funcionario señaló que se dejará atrás la modalidad gratuita y con custodia policial que se dispuso el lunes para los ocho corredores troncales.

“A partir del primer servicio del día 14 los servicios van a ser regulares con la frecuencia que correspondan a cada horario y a cada día de esas prestaciones”, indicó Farias.

Este mediodía del martes los choferes abandonaron el paro después de nueve días consecutivos y aceptaron la conciliación obligatoria para negociar la reincorporación de trabajadores.

Los usuarios piden una multa millonaria para las empresas

La ONG “Usuarios y Consumidores Unidos” inició una acción civil contra Ersa, Coniferal, Aucor y Tamse. Exigen una sanción de $ 5 millones a cada una.

El abogado Juan Vergara explicó vía diálogo radial por Cadena 3 que piden que se aplique una multa de cinco millones de pesos a cada una de las empresas, a favor de los usuarios del servicio.

“Hemos realizado una demanda por incumplimiento contractual. Pedimos que se imponga una multa por daño punitivo, y que el destino vaya a favor de los usuarios, que fueron los mayores perjudicados por la medida de fuerza”, explicó.

“No tenemos nada que ver con la posibilidad de que la Municipalidad imponga algún tipo de multa por la concesión al servicio. Es una cuestión independiente, lo pedimos como asociación de consumidores en representación de los usuarios. También pedimos que la Municipalidad exprese si considera que se afectó el derecho de los usuarios y si corresponde la aplicación de esta multa”, agregó.

El letrado reconoció que no es un resarcimiento completo, porque “a nadie le van a pagar lo que causaron como perjuicio” y remarcó que, “si las empresas no tuvieron previsión, que respondan y se les aplique una multa, que pensamos que tiene que ser el tope máximo, de cinco millones de pesos para cada empresa”.

Vergara indicó que la propuesta es que las multas vayan a favor de los usuarios, para que puedan acreditar el dinero a través de la tarjeta Red Bus, y marcó que tienen la idea de que puedan registrarse, en un plazo dado, para “ser beneficiarios en el momento en que se aplique la multa”.

“Serían 20 millones de pesos, que se repartirían entre los usuarios del servicio que acrediten serlo al momento de los días que se reclamen. Sería por cada persona que tenga la tarjeta Red Bus. Eso no obsta a que el juez considere alguna forma mejor para realizar la distribución. Hacemos un pedido al juez, y él decide si la multa va a ser viable y si la forma en que planteamos la forma de repartirla es la mejor o propone algo superador”, cerró.