Choferes levantan el Paro pero piden negociar

10

Los delegados de Tamse, Luis Almada, y de Coniferal, Lucas Pérez, confirmaron que concluyeron con la medida. Las empresas solicitan que se convoque a una audiencia la semana próxima. Tras nueve días de paro, los choferes de las empresas de transporte urbano de pasajeros decidieron levantar pasadas las 13 la medida de fuerza.

Ya circulan las líneas: 20, 21, 30, 34, 70, 74, 80 y 81(Ersa); 40, 41, 50, 53 y 71 (Aucor); 10, 13, 14, 18, 60, 62, 63 y 65 (Coniferal); troles B y C.

Lucas Pérez, delegado de Coniferal, señaló : “Hemos decidido, en un plenario de delegados, levantar la medida. Volvemos a trabajar para negociar los despidos. A partir de este momento volvemos a trabajar. Entramos dentro de la conciliación obligatoria”.

En tanto, Luis Almada, delegado de Tamse, manifestó que “el paro se levanta en este momento”.

“Los compañeros quieren que levantemos la medida, pero queremos que vengan los medios y que sea una garantía ante las autoridades”, añadió.

Miguel Tolosa, jefe de tráfico de Coniferal, indicó: “Estamos en un 85%, en una hora estaremos en un 90 o 95% (del servicio)”.

“Todo el personal es de Coniferal, no se ha contratado más personal, pero tenemos 29 personas despedidas”, apuntó.

“El compromiso es normalizar el servicio tenemos que poner los coches en la calle, que los usuarios que fueron afectados por casi 10 días comiencen la rutina y después nos sentaremos a negociar”, dijo en referencia a los despidos.

Nueva audiencia

El Ministerio de Trabajo, en tanto, informó esta tarde que las empresas Ersa, Urbano S.A., Coniferal Sacif, Aucor y Tamse solicitaron se convoque para la próxima semana a una nueva audiencia en el marco de la conciliación.

En una presentación conjunta, las compañías expresaron que “el diálogo con la entidad gremial UTA se mantiene en el marco de que las partes precitadas han acatado la conciliación obligatoria dictada por resolución N° 22/2017”.

El Ministerio, por su parte, indicó que “luego de anunciado el levantamiento de las medidas de fuerza por parte de los trabajadores -a través de los medios- presentaron de manera espontánea notas respectivas con su rúbrica, manifestando que levantaban las medidas y se ponían a derecho en el marco de la conciliación obligatoria oportunamente dispuesta por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Córdoba y acatada por las empresas antes mencionadas y la UTA con conocimiento del Municipio de Córdoba”.

Choferes despedidos

El secretario general de UTA, Roberto Fernández, indicó que será importante sentarse a dialogar con las autoridades: “Los compañeros han recapacitado y han levantado las medidas de fuerza”.

Y admitió que el paro se llevó a cabo por un grupo de delegados que, por falta de conocimiento y responsabilidad, “metieron a todos los compañeros adentro”. “Buscaban otros objetivos políticos. Fue una equivocación y una falta de respeto”, afirmó.

En relación a los despidos, Fernández indicó: “Lo que me preocupa son los despedidos. Buscaremos la manera de reincorporar a todos. Entiendo el nerviosismo de Mestre, pero él no es un empresario. Voy a buscar el diálogo con todos los empresarios y que no haya tantos despidos”.

Por su parte, el secretario de Modernización y Comunicación del municipio, Marcelo Cossar, dijo: “Han sido días muy duros para nosotros, fueron prácticamente 10 días sin dormir y en una constante búsqueda para que la normalidad vuelva a la ciudad. Esta noticia nos da alegría”.

Respecto al diálogo y la negociación por los despidos efectuados durante este conflicto –y en relación a Tamse– dijo: “Ratifico lo que dijo el intendente Ramón Mestre, él ha sido muy claro”.

“No es lo mismo el que actúa en el marco de la ley que aquellos que no”, remarcó.

“Lo importante es que volvió el transporte, lamentablemente ha sido un puñado minoritario de trabajadores que perdieron la fuente laboral por este paro salvaje”, dijo.

En las afueras de la sede de UTA los choferes de colectivos y trolebuses se encuentran a la espera de lo que resuelvan las negociaciones del gremio con Fetap.

“Los compañeros despedidos no se quieren mover de la entidad gremial”, dijo César Pereyra, delegado de Coniferal, y agregó: “Apelamos a que en el transcurso del día nos llamen para ponernos al tanto de la situación”.