Chofer se tiró debajo de una unidad para impedir que se preste servicio

La compleja situación del transporte urbano de Córdoba, que atraviesa su quinto día consecutivo paralizado, tiene este viernes situaciones diversas. Por un lado, con la confirmación de que ya circulan nueve colectivos de la firma Coniferal, en los corredores 10 y 60.

Por el otro lado, el secretario de Seguridad de la Provincia, Diego Hak, confirmó la detención de dos personas en el frente del predio de la firma ERSA, por “resistencia a la autoridad”. Allí, impidieron la salida de vehículos, lo cual resulta inminente a media mañana. Con posterioridad, el fiscal Alfredo Villegas resolvió la imputación de ambos.

Se conoció un video en el que se aprecia como un trabajador se arrojó, de modo temerario, debajo de una de las líneas que se disponía a salir en ERSA.

“El límite es ese. Acá se reforzó la seguridad con Infantería y los grupos especiales. Quienes tengan los choferes para salir a trabajar, lo van a hacer” dijo vía una entrevista radial esta mañana.