Schiaretti insiste en reemplazar los ingresos brutos por un IVA provincial

36

Juan Schiaretti, gobernador de la Provincia, recibe esta mañana al ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne. En la reunión discutirán acerca de la reforma tributaria que planea realizar Mauricio Macri para el 2018.

El gobernador Juan Schiaretti volverá a encontrarse esta mañana con el ministro de Hacienda de la Nación, Nicolás Dujovne, a quien solicitará precisiones respecto a la reforma tributaria que la administración de Mauricio Macri planea implementar desde 2018, al tiempo que insistirá en la necesidad de reemplazar el impuesto a los Ingresos Brutos por un IVA provincial o alguna otra alternativa. La reunión se concretará en horas de la tarde en el Centro Cívico y sucederá a la realizada a principios de abril pasado.

En aquella ocasión, en Buenos Aires, Schiaretti había planteado sus críticas respecto al “inconsulto” manejo de fondos coparticipables pese a que, según recordó el Gobernador, eran fondos que correspondían a las provincias. La reunión sirvió para limar diferencias respecto al tema. En aquella visita, Schiaretti había firmado sendos acuerdos con la Nación vinculados con la refinanciación de deuda y la detracción de fondos que iban a financiar a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). Respecto al encuentro de mañana, el Gobernador buscará precisiones con relación a la reforma fiscal que la Nación prometió aplicar desde al año próximo. Ocurre que cualquier cambio en la política tributaria nacional, muy seguramente impactará en las provincias, toda vez que buena parte de los tributos nacionales distribuyen una parte de lo recaudado entre los estados federales.

Se trata, al fin y al cabo, de una discusión por los fondos coparticipables.
De hecho, hay preocupación en la Provincia por la floja performance de la recaudación nacional, particularmente en lo que refiere a impuestos coparticipables. Por tal motivo, un 60 por ciento de los recursos presupuestados por la Provincia para este año vienen desde la Nación.
En rigor, más allá de la pregonada reforma, por ahora se desconocen los detalles de qué impuestos abordará y de qué forma lo hará. Sí se conoce que la idea es avanzar con cambios, por ejemplo, en el tributo a los Débitos y Créditos bancarios (impuesto al cheque), modificaciones que podrían impactar en la coparticipación.
La reforma fiscal debería aplicarse desde 2018. Sin embargo, el Gobierno fue demorando definiciones sobre el tema. En realidad, debería conocer cómo será el esquema impositivo previo a elaborar el proyecto de Presupuesto que deberá enviar al Congreso los primeros días de septiembre próximo.
Una definición sobre el tema es clave para que las provincias sepan con qué recursos contarán y así avanzar en eventuales cambios impositivos en sus propios distritos.
De hecho, el tironeo por los recursos que envía la Nación no sólo involucran al Gobierno provincial sino también a los municipios.
Mientras tanto, aunque siempre en el mismo marco, Schiaretti insistirá en la necesidad de eliminar el impuesto a los Ingresos Brutos y reemplazarlo, por ejemplo, por un IVA provincial o alguna otra alternativa.
La propuesta exige el aval al menos de las principales provincias y por cierto de la Nación. Si bien todos coinciden en que Ingresos Brutos es un impuesto distorsivo y que impacta en precios, nadie quiere modificarlo sin antes saber de dónde saldrán los fondos para reemplazar esos ingresos.
Al fin y el cabo, lo que aporta ese tributo representa entre 70 y 80 por ciento de los ingresos propios de las provincias. El cambio de ese impuesto es reclamado, además, por todos los sectores aportantes.