Se viene un “hot sale” de la aduana: rematarán productos importados

51

Quienes estén interesados en comprar autos usados, teléfonos de alta gama, motos, productos de electrónica, alhajas y hasta lingotes de oro, el próximo 14 de junio, tendrán la oportunidad de hacerlo en una megasubasta que se realizará en la ciudad de Córdoba.

En un hecho poco habitual aquí, la Aduana junto con la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) rematarán, a través del Banco Ciudad, diversos productos y bienes, algunos de ellos de lujo, como tres relojes de oro marca Rolex y un Audi TT modelo 2002 sin uso.

En lo formal, se trata de dos remates. Por un lado, los martilleros del Banco Ciudad subastarán en nombre de la Aduana cinco lingotes de oro –cada uno de un kilo– junto con una amplia variedad de alhajas.

Además, los interesados podrán ofertar por dos motocicletas marca Honda y el mencionado Audi TT, que proviene de Rosario y tiene un valor base de algo más de 75 mil pesos. Entre los productos hay más de 80 teléfonos celulares iPhones 5 y 6 para estrenar.

Dentro de los productos de electrónica se destaca una amplia variedad de iPads, miniiPads y notebooks de la marca Apple.

Esta mercadería, explicaron oficialmente, forma parte de sobrantes que no fueron retirados de los depósitos locales de la Aduana por importadores que incumplieron los pasos administrativos correspondientes.

En tanto, por orden de la Anses se rematarán, el mismo día 94, automóviles usados de gama media y alta, entre ellos camionetas. Los vehículos que serán subastados forman parte de la renovación del parque automotor del organismo nacional de la previsión social.

La variedad de los rodados es amplia: hay varios en buen estado, otros con detalles estéticos y algunos con falencias de funcionamiento e incluso chocados.

Dada la cantidad y la diversidad de productos que presentan los lotes del remate, la franja de bases será muy amplia.

Por ejemplo, un iPhone 5 tendrá un precio de base sin impuestos de unos 1.647 pesos. Luego, por la lógica propia de los remates, ese precio se incrementará hasta el valor final que dependerá de los montos que oferten los interesados en adquirirlo.

Entre las curiosidades, se destaca un motor náutico fuera de borda marca Johnson, que tiene un valor inicial de casi 3 mil pesos.

Una notebook Apple Macbook que en el mercado tiene un costo de 35 mil pesos, será subastada desde un piso de 4 mil pesos. Otro ejemplo: una tablet Samsung Galaxy arranca con un valor de 924 pesos, una ganga. Todos los productos de electrónica están sin usar.

“Esperamos una importante concurrencia al remate porque son productos muy requeridos. Hay amplia variedad en electrónica y alhajas”, dijo Carlos Leiza, gerente de ventas, subastas y créditos pignoraticio del Ciudad.

La puja de precios se desarrollará en el auditorio del hotel del Automóvil Club Argentino, en avenida Sabattini 459.

A mediados del año pasado, el Banco Ciudad había sido noticia por subastar diferentes artículos que estaban en manos de la Aduana. Fue luego de que el Estado había decidido deshacerse de los objetos que habían quedado abandonados en distintos depósitos del país después de que el kirchnerismo impidió su importación.

Estos tipos de subastas organizados por organismos estatales son un procedimiento que la Aduana utiliza hace décadas, pero que tras la salida del anterior gobierno se potenciaron a medida que las nuevas autoridades empezaron a dejar entrar al país los cargamentos que estaban varados por los cepos de la anterior gestión.

Los remates comenzaron entonces a multiplicarse ya que cientos de lotes fueron abandonados por sus dueños, quienes no tenían los papeles en regla, o ya no tenían interés en lo comprado, o ni siquiera se presentaron a retirar sus compras.