El gobierno de Córdoba suscribió convenio con SENASA

Se trata de un acuerdo a partir del cual se establecen agendas de trabajo conjunto en materia de inocuidad y sanidad agroalimentaria. Participaron los ministros del Gabinete Productivo Provincial.

El objetivo de este convenio es acentuar políticas en torno a la inocuidad y la calidad agroalimentaria, tanto en establecimientos frigoríficos provinciales como en la población en general.

Los principales puntos del documento tienen que ver con las acciones que desde ambos estamentos se llevan adelante en materia de control, fiscalización y capacitación, tendientes a elevar cada vez más los rangos de sanidad animal y vegetal. También en todo lo concerniente a la difusión de actividades y recomendaciones orientadas a los mismos fines.

En la firma estuvieron presente los tres ministros del Gabinete Productivo Provincial: Sergio Busso, de Agricultura y Ganadería; Roberto Avalle, de Industria, Comercio y Minería; y Walter Robledo, de Ciencia y Tecnología. Por la entidad nacional, participaron su presidente, Jorge Dillon, y el director de la regional Córdoba, Aldo Combessies.

El secretario de Ganadería de la Provincia, Olden Riberi, fue el encargado de abrir el encuentro con un detalle técnico de los alcances y características del documento; posteriormente, hablaron el presidente de Senasa, Jorge Dillon, y el ministro Sergio Busso, quien dio cierre a las palabras oficiales antes de pasar a la firma.

Carta de intención

Además del convenio marco, se firmó también una carta de intención específica, en la que además de los estamentos provincial y nacional, se sumó a la Asociación de Frigoríficos e Industriales de la Carne (AFIC). En dicha carta, se sientan las bases para trabajar en pos de que los establecimientos frigoríficos y faenadores de la provincia mejoren sus condiciones. El objetivo es que las plantas logren lo necesario para que su producción pueda tener tránsito federal, con todos los beneficios comerciales que eso implica.

Pero además de las cuestiones comerciales, este trabajo conlleva volver más eficientes los procesos y metodologías de trabajo tendientes a garantizar la higiene y la inocuidad, protegiendo no solo a los operarios de los frigoríficos sino también a la población que consume los productos. La carta de intención incluye, como puntos principales, un relevamiento de las plantas cordobesas, una tarea de diagnóstico y estado de situación de las mismas, planes de mejoras edilicias y estructurales, y capacitación para operarios y responsables, entre otros.

“Este convenio y la carta de intención que se firman el día de hoy, son el resultado de una serie de reuniones, encuentros técnicos e intercambios entre nuestros equipos. Y son también las bases formales de un pedido de los gobernadores de la Región Centro en general y del gobernador Schiaretti en particular: el de garantizar la sanidad agroalimentaria para que los consumidores puedan adquirir y consumir productos alimenticios de forma segura”, expresó el ministro Busso en su discurso.

“A través de este trabajo coordinado, queremos elevar el status de nuestras plantas frigoríficas, para lograr los objetivos mencionados y construir las condiciones para que lo producido por estas plantas tenga tránsito federal, con todas las ventajas y beneficios para la industria de la cadena de la carne”, finalizó el Ministro.

Por su parte, el presidente del Senasa, Jorge Dillon, destacó que “Córdoba es siempre pionera cuando se trata de trabajar en forma conjunta. Y en este caso, más allá de los objetivos específicos que se detallan en los documentos, la finalidad principal es esforzarnos para que nuestro país sea definitivamente el supermercado del mundo”.

Fuente: Prensa Gob. de Córdoba