El Interior de Córdoba también sufre los anegamientos

49
Fuente: puntal.com.ar
“La situación es peor que a principios de año”, advirtió el productor Guendulain. En la zona rural hay familias cercadas y los tambos no pueden sacar la producción. El agua baja con furia desde el noroeste

Bengolea, Ucacha.- Las últimas precipitaciones, que sumaron más de 150 milímetros, reventaron dos lagunas próximas a Bengolea y, además de anegar todos los caminos rurales, ahora la masa hídrica amenaza a esta localidad y a Ucacha. En la zona rural hay familias aisladas, no se pueden acercar provisiones y tampoco sacar la producción láctea.

Alberto Guendulain, productor y titular del Inta Ucacha, dijo que la situación es por demás crítica y peor que la inundación de los primeros meses del año. “Estamos muy complicados. Cayeron alrededor de 150 milímetros en las últimas horas, agravando toda la situación. Las lagunas que había y que ya estaban con el caudal al tope reventaron. Empezaron a salir por todos lados, como consecuencia no hay más caminos”, precisó.

Y detalló que no se puede sacar la producción láctea de los campos, no hay cómo llevar alimentos para las familias aisladas y los animales. “Hay gente sin comida, sin combustible. Realmente la situación es muy caótica. Soluciones es imposible darlas en este marco porque sigue corriendo agua y todo lo que se pueda hacer el agua lo destruye en el acto”.

Guendulain puntualizó que espera que en el campo no haya gente enferma, porque de ocurrir ello o un accidente se tornará dramático y sólo se podrá llegar en helicóptero.

Las lagunas que reventaron se encuentran al norte de Bengolea y son conocidas con el nombre de Presiutti y Guendulain. “Estas lagunas se van a encadenar a través de los caminos rurales que están hondos y esa masa hídrica irá a otras que van a ir reventando y esa agua va a ir una parte a Bengolea y otra a Ucacha”, advirtió el productor.

Dijo que sólo si sale el sol se podría comenzar a aliviar la situación. “La cantidad de agua que hay en los lotes a donde traté de llegar porque tengo un tambo y no pude es impresionante”.
Aisladas
También el intendente de Bengolea, Omar Farías, manifestó su preocupación y adelantó que junto a Ucacha conformarán un comité de crisis para comenzar a trabajar y, a la vez, gestionar ayuda urgente de la Provincia.

“Hay mucha agua que está ingresando del noroeste de la localidad desde el martes desde los campos. Y ahora en el norte está toda la zona aislada”, afirmó el mandatario. “Si sigue lloviendo la vamos a pasar muy mal”, alertó Farías.

Y reiteró que en la zona rural desde hace dos días varias familias están totalmente aisladas. “Veremos de qué manera llegar para acercarles provisiones. Con camionetas no se puede. Estamos comunicándonos para ver qué problemas tiene cada uno y ver cómo podemos ayudar”, insistió el intendente.

“No podemos frenar el agua que ya amenaza a nuestro pueblo, incluso ya entró agua por la zona norte y debimos atender un par de familias con agua en sus patios”, detalló.

“El suelo ya no soporta tanta agua, en la zona norte de Bengolea estamos superados, allí unas cuatro familias no pueden salir de sus campos y las estamos atendiendo con alimentos desde el Municipio. No hay manera de llegar, tratamos de darles una asistencia como podemos, apenas el tiempo nos permita podremos hacer obras y paliativos como para superar esta situación grave”, agregó Farías.

“Hay familias en Bengolea que tienen el agua en sus patios y más de 30 centímetros. Otras familias quedaron aisladas en sus campos y deben ser asistidas. Con la masa líquida que llega desde los campos estaremos complicados no sólo en Bengolea, sino también Ucacha, el agua llega como un río y no podemos frenarla, los productores están sin caminos y las familias quedaron en sus campos, estamos atendiendo las urgencias”, añadió

Fuente: puntal.com.ar