Imputan a músico de Trulalá por extorsionar mujeres en Facebook

146

A raíz de una investigación iniciada en 2012, detuvieron a Franco Carignano, el tecladista de la banda cuartetera Trulalá, acusado de extorsionar a una mujer por lo que se conoce como “Sexting”.

Para el fiscal Gustavo Dalma, no sería la única víctima. De comprobarse podría ser condenado a prisión por 5 años. Mediante el engaño, obligaba a las víctimas a enviarle fotos de sus partes íntimas.

Investigadores de la Policía Judicial y de la Unidad Cibercrimen de la Dirección de Investigaciones Operativas (DIO), que depende de la fiscal General Adjunta María Alejandra Hillman, observaron el material probatorio que recolectaron en el allanamiento que practicaron en la madrugada del pasado jueves, en un departamento de barrio Observatorio, de la ciudad de Córdoba, en el marco de una causa por extorsión que investiga el fiscal de Instrucción de Distrito 1, Turno 5, Gustavo Dalma.

“Sé que sos egresada del colegio (…) y que estás estudiando en la facultad (…) de la Universidad Nacional de Córdoba (…). Sé que cumplís años el (…), que vivís en (…) y que tu mejor amiga se llama (…). ¡No te portes mal!”, eran las respuestas que el presunto extorsionador le daba a la chica para demostrarle que tenía el control de la situación.

Durante el procedimiento, que contó con la colaboración de efectivos del Equipo Táctico Especial Recomendado (Eter) de la Policía de Córdoba, se detuvo a Franco Daniel Carignano (26), tecladista del grupo cuartetero Trulalá, quien quedó imputado como presunto autor de extorsión en perjuicio de una mujer de su misma edad.

Fuentes tribunalicias estiman que ella no sería la única víctima y que el número podría trepar a alrededor de 40.

La joven denunció en 2012 que desde hacía tres años una persona con quien había trabado relación virtual le exigía periódicamente el envío de fotos en las que se encontrara desnuda mediante amenazas de publicar, si no lo hacía, en las redes sociales las imágenes íntimas que había compartido de manera voluntaria en el primer tramo del vínculo.

El “juego” perverso se mantuvo hasta agosto último, a pesar de que la joven habría intentado, sin lograrlo, romper el vínculo en varias ocasiones.

“No soporto más esta historia, algún día me la vas a pagar”, le advirtió alguna vez la mujer, quien llegó a reconocer que en un momento de la tortuosa vinculación, su rutina nocturna consistía en cenar, lavarse los dientes, sacarse fotos desnuda, enviarlas por Internet a quien la trastornaba y recién después acostarse a dormir.

Múltiples perfiles

“Lo único que le puedo adelantar sobre el caso es que la investigación se inició a partir de una denuncia que nos llevó hasta un perfil falso de Facebook que duraba pocos minutos en la red”.

“Esta persona creaba perfiles ficticios con los que se relacionaba con personas de las que obtenía fotos que afectaban su intimidad y luego les requería imágenes de sus partes pudendas, aparentemente mediante extorsión”, precisó el fiscal.

En el allanamiento de ayer a la madrugada, “se secuestró un montón de material en relación con este tipo extorsivo”, aseguró un funcionario.

Policía Judicial y técnicos de la DIO incautaron memorias digitales que contenían carpetas personales de las supuestas víctimas de extorsión. También hicieron 
 backups de los discos rígidos de dos computadoras y secuestraron otras evidencias.

“Este tipo de conductas viene desde 2009 y tengo la impresión de que la persona imputada de extorsión empezó a relajarse con las medidas de seguridad. A partir de ahí pudimos dar con algunas pistas que nos llevaron hasta el domicilio en Córdoba que allanamos y donde dimos con un montón de información y evidencias vinculadas a la causa que investigamos”, apuntó el fiscal.

En el momento de la incursión de los pesquisas al departamento del músico, este se encontraba chateando por Facebook con varias personas, comentó el fiscal.

Carignano ya está notificado de la imputación y hoy mismo se le realizarían todos los peritajes que determina el proceso.

“Si bien tenemos una víctima identificada –que fue quien hizo la denuncia–, sospechamos que las personas damnificadas son muchas más y por eso les pedimos a quienes pudieran estar en la misma situación que esta chica que nos aporten información para poder llevar la investigación a buen puerto”, concluyero una fuente.