Unas 10.000 personas siguieron en una tarde histórica la sentencia. La Justicia de Córdoba sentenció a “prisión perpetua” al ex general Menéndez y a otros 27 militares por la represión en La Perla durante la Dictadura. Estuvieron presentes Juan Schiaretti y Estela de Carlotto.

Luciano Benjamín Menéndez recibió su 14ª condena perpetua por delitos de lesa humanidad y es el genocida que mayor cantidad de penas máximas acumula. Esa sanción la recibió por primera vez Ernesto Guillermo Barreiro, quien no había podido ser juzgado hasta el momento con severidad. Hasta el juicio el jefe de inteligencia y de interrogadores en La Perla había permanecido impune luego de que en 2007 fuera deportado de los Estados Unidos.

Además Héctor Pedro Vergez recibió la misma pena por su participación en el Comando Libertadores de América e integrante de “la Patota” en el mayor centro clandestino de Córdoba.  También recibió la pena máxima Mirta Graciela Antón, alias ‘La Cuca’, la única mujer entre los imputados. Su activa participación en la D2, más hechos en la comisaría de Unquillo y la brigada operativa de Pilar.

No escapó de la perpetua el “Tucán grande” Carlos Yanicelli, que incluso llegó a ser Director de Inteligencia Criminal de la Policía de Córdoba en 1997.

El resto de los que recibieron la máxima condena: Ricardo Lardone, Yamil Jabour, Ernesto Padován, Calixto Flores, Héctor Romero, Arnoldo López, Jorge González Navarro, Herminio Antón, Carlos Díaz, Juan Molina, Alberto Choux, Miguel Ángel Gómez, José Herrera, Eduardo Grandi, Jorge Gorleri, Jorge Acosta, Héctor Hugo Chilo, Luis Martela, Luis Gustavo Diedrichs, Alberto Lucero y Marcelo Luna.

¿Los absueltos?

Fueron cinco:  José Vélez, Ángel Corvalán, Juan Cerutti, Antonio Filliz y Francisco Melfi.

En su despedida del recinto, el condenado Arnoldo José López, junto a otros de sus pares, no evitaron agraviar a los presentes con gestos provocativos: